Entrar
 Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

La falsa reconstrucción del PAN Observatorio

Alejandro Sicairos
12/09/2018 | 04:00 AM
Solo es otra celada de Zamudio
 
 
A falta de un liderazgo confiable en el Partido Acción Nacional, se vuelve esencial en Sinaloa atemperar los ánimos tanto de los inconformes como de los que simulan voluntad de unidad y recomposición. En la militancia que se manifiesta por el rescate del PAN existe el auténtico ánimo restaurador; en la dirigencia estatal lo que hay es otra emboscada política con el disfraz de enmienda.
 
Los que aún tienen el control del PAN en Sinaloa vuelven a las marrullerías del lobo con Caperucita Roja. Se les ven las enormes garras, dientes descomunales, ojos desorbitados y la cola desplegada a más no poder y así dicen que quieren que al partido le vaya mejor, decretando la democracia intramuros que llevan dos años obstruyéndola.
 
De ahí viene la desconfianza hacia Sebastián Zamudio Guzmán y la directiva que preside, a tal grado que los panistas legítimos se apostaron en la sede de su instituto político para forzar a que acabe el ciclo de la vergüenza para las siglas que en vez de fabricar lastres para sus militantes, tendrían que estar construyendo contrapesos a nivel estatal y federal.
 
Zamudio sigue siendo fiel al grupo que con Ricardo Anaya al frente amaga con las migajas del PAN a los priistas devastados y al lopezobradorismo erigido en gobierno. Desde la cúpula nacional se busca exprimirle al partido el último aliento chantajista y en esto las bases ni pintan ni importan.
 
Leal al ex candidato presidencial panista que es corresponsable de la debacle partidista a lo largo y ancho del País, Zamudio traspoló a Sinaloa el oportunismo y cinismo anayista, ofreciendo al mejor postor la ideología original y la larga lucha de Manuel Gómez Morín y Manuel Clouthier del Rincón, entre muchos más, por ganar un partido pese a perder elecciones.
 
Al borde del desfiladero de la ignominia, los dos ofrecen un PAN nuevo pero por supuesto que siga siendo rehén de ellos y sus camarillas. Por si alguien les cree tratan de convertir en fortalezas las componendas que quedaron a la vista de todos, que son condena generalizada, que echan abajo la caricaturesca oferta de la renovación.
 
Siendo así, por lógica elemental el panismo sinaloense debe ser llamado a la cohesión a través de una comisión que en principio inspire confianza y el actual comité directivo estatal carece de ese elemento vital para el reencuentro. Dinamitados los puentes de reconciliación una y otra vez por Sebastián Zamudio y su gente, a nadie se le puede pedir que los cruce de nuevo.
 
¿Qué más demostración de rechazo quieren Sebastián Zamudio, Jorge Villalobos Seáñez, Alejandro Higuera Osuna y Adolfo Rojo Montoya? Nunca antes se habían unido en Sinaloa siete ex dirigentes del Partido Acción Nacional en defensa de la democracia, transparencia y legalidad internas.
 
Tampoco existe un referente donde la organización albiazul haya entregado tanto a cambio de nada, incluida la dignidad en ese trueque de principios a cambio de poder. Las pérdidas son lamentables y sorprende que quienes las causaron prosigan instalados en la estrategia de redimirse para ir por más descrédito.
 
No hay peor sordo que Sebastián Zamudio, dirigente en Sinaloa del Partido Acción Nacional. Al desestimar el movimiento panista redignificador, poniéndole una trampa más al fingir que atiende sus demandas de democracia, transparencia e inclusión, se engaña a sí mismo y se autoelimina como el fiel de la balanza en la elección del nuevo dirigente estatal.
 
Re-verso
El coyote y correcaminos,
Superados en su maldad, 
Por el llamado a la unidad,
De Zamudio y sus ladinos.
 
Las cajas chicas
Si es verdad la seria acusación que hace la Diputada panista Tania Morgan, de que algunos de los diputados de Movimiento Regeneración Nacional ya se acercaron al Congreso del Estado a pedir que les adelanten algo del sueldo que recibirán cuando tomen posesión de las curules, pues se les informa que en algún lugar de Palacio de Gobierno se abrió una ventanilla para sacarlos de apuros y luego podrán pagar dándole el apoyo a algunas iniciativas del Gobernador.
 

 

alexsicairos@hotmail.com 
También de este autor..

Oportunidades