Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

La Síndico Procuradora no está sola. Elsa Bojórquez contra 'El Químico' OBSERVATORIO

Alejandro Sicairos
19/11/2019 | 04:06 AM

alexsicairos@hotmail.com

 

Es de justicia, sin duda, que a la Síndico Procuradora de Mazatlán, Elsa Isela Bojórquez Mascareño, se le arrope políticamente contra la resistencia del Alcalde Luis Guillermo Benítez Torres a rendir cuentas claras e implementar la administración pública transparente y austera. Ella se ha convertido en ícono del combate a la corrupción en los gobiernos municipales del Movimiento Regeneración Nacional deslumbrados por el brillo del dinero y alejados de los postulados de la Cuarta Transformación.

Al presentar el sábado 16 de noviembre su primer informe, la Síndico Procuradora de Mazatlán se convirtió en fuerte líder social a partir de la vigilancia que con todo y los riesgos implícitos realiza para que el modelo de País que ofrece el Presidente Andrés Manuel López Obrador aterrice en el municipio y sobreviva a la arrogancia e intolerancia de “El Químico”. Qué no le han hecho, qué no le han dicho para que desista y se una a la 4T simulada, sin embargo, ahí está inamovible en su responsabilidad y convicción.

El hecho de que obtenga el reconocimiento de Graciela Domínguez, presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, de los morenistas mazatlecos o de líderes de partidos como Héctor Melesio Cuén Ojeda, significa que ha hecho bien su trabajo. Mejor dicho, tiene que ver con la voluntad que ha sostenido, contra viento y marea, para amarrarle las manos a Benítez Torres ante las tentaciones por sus camionetas de lujo, fiestas ostentosas y viajes todo pagado, con cargo al erario.

Ella misma lo dijo. Ha sido víctimas de todo tipo de ataques, pero ha logrado vencer el estrangulamiento operativo que el Alcalde le ha querido asestar “por no ser parte del coro de voces y aplausos con cargo a la nómina municipal”. De cara a ese tamaño de mujer, los gritos de “¡no estás sola!” salieron espontáneos en la sociedad y los sectores.

Al igual que Angelina Valenzuela Benites en Ahome y Sandra Martos Lara en Culiacán, Bojórquez Mascareño se ha convertido en la roca en el zapato de Ediles que de la nada se entronizaron como reyezuelos sacados de la farsa dantesca que acabó siendo para Sinaloa la elección del primero de julio de 2018. Con tantos ovarios, las tres mujeres debieran estar sentadas en las sillas que inmerecidamente ocupan los tres monigotes morenistas.

Los Síndicos Procuradores fueron establecidos como equilibrio entre los egos y corruptelas de los políticos en el servicio público, y la exigencia ciudadana de frenar el saqueo de las finanzas públicas y los abusos de poder. Desde que se creó esta figura en Sinaloa con la reforma constitucional de 2001 se evidenció que sus funciones son acotadas y la supeditación a los Alcaldes les impide ejercer la independencia plena.

Algo debió emerger en Mazatlán con repercusión en el resto del estado y ojalá que esto sea la plataforma para que el Congreso reforme la Ley de Gobierno Municipal para el fortalecimiento de las facultades de los Síndicos Procuradores cuyas funciones son obstruidas o duplicadas por los Órganos Internos de Control. Urge apartarlos de intereses de partidos, grupos o personales para que la rendición de cuentas sea el pilar más importante de la gobernabilidad.
Lo otro es que el acto del informe de Elsa Isela Bojórquez le ocasiona otro socavón político al Alcalde Benítez. Mientras este se prepara para irse a Madrid y la camioneta de más de un millón de pesos que se compró está estacionada en la cochera de su casa, a los gobernados se les da un jalón de cobija para que despierten y vean la pesadilla en que transmuta la oferta de un gobierno honesto, transparente, austero y sin mentiras ni traiciones.
Peleado con Graciela Domínguez, coordinadora de la bancada mayoritaria en el Congreso y a su vez presidente de la Jucopo, y abriendo un frente de confrontación con el Gobernador Quirino Ordaz, aunque la decepción a los mazatlecos es lo que no aniquila, Benítez Torres es el que se está quedando solo. Es todavía el Alcalde en funciones y por cada día que pasa se le destierra de los centros importantes de toma de decisiones y se le proscribe en el ánimo popular.

Solo le queda el estandarte que porta con el rostro de Andrés Manuel Obrador como su único pastor. ¿Pero el Presidente que viaja en vuelos comerciales le tolerará a su siervo que haya comprado un camioneta de lujo, mientras las carencias de los mazatlecos esperan a que lleguen los recursos públicos? ¿El AMLO que no ha realizado ninguna gira internacional, le dejará pasar a “El Químico” que se vaya una semana a Europa, con todo y música de tambora, a un viaje de placer? ¿La Cuarta Transformación que defiende a los pobres que ni siquiera saben si comerán mañana, no está enterada de los banquetes con camarón y callo de hacha que ofrece el rey de los huateques en Mazatlán?

 

Reverso

Aguante, señora Síndico,
Porque Mazatlán la necesita,
Para que modere al cínico,
Que en “El Químico” habita.

 

La tregua de Estrada

Desde que originó una tormenta de críticas en su contra por decir que había acabado con los baches en Culiacán, el Alcalde Jesús Estrada Ferreiro ha reducido sus entrevistas de banqueta y declaraciones desafortunadas que tanto lo traían en dimes y diretes. Se le nota más callado y menos buscapleitos y, la verdad, así se ve mejor. Lo que habla y lo que hace se informa a través de boletines de prensa, logrando pacificar el contexto político municipal quien sabe por cuánto tiempo. Lo extrañarán los reporteros de la fuente porque al menor guiño del cuestionamiento cómo daba notas principales el Presidente municipal.

También de este autor..

Oportunidades