Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Las trampas de Trump Editorial

Editorial
11/06/2019 | 03:56 AM

Durante la negociación entre Estados Unidos y México para imponer o no los impuestos con los que amenazaba el Presidente Donald Trump, nunca conocimos los detalles del acuerdo, las letras chiquitas, pues.


Finalmente nos enteramos lo que nos quisieron contar, pero parece que en las negociaciones se habló más de lo que nos imaginamos y se acordó más de lo que nos enteramos.

Las dudas surgieron por el anuncio de Trump, quien aseguró que dentro de poco se revelará la verdadera negociación detrás del acuerdo. 

Algunos “opinólogos” aseguran que se trata de un compromiso realizado por la comisión mexicana de aumentar la compra de productos agrícolas estadounidenses, a los que ya les compramos millones de toneladas de maíz, soya y trigo. 

Sin embargo, existe otra posibilidad que se asoma, después de una declaración del Secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, quien aseguró que México no será un “tercer país seguro”.

La declaración, de la que no se dio ninguna explicación, alude a una figura en términos diplomáticos que nació de la Convención de los Estatutos de los Refugiados en 1951, firmada en Ginebra, Suiza.

Si México se convirtiera en un “tercer país seguro”, dentro del proceso de migración de centroamericanos a Estados Unidos, estaríamos obligados a recibir a los migrantes que EU rechazara.

El asunto es que el estatuto internacional impide que esos migrantes sean devueltos a su lugar de origen, obligando a México a prestarles los servicios básicos de alimentación, educación y empleo.

Trump ha declarado en varias ocasiones que le gustaría que México le diera asilo a los migrantes, pero nunca se había escuchado a un funcionario mexicano hablar de esta posibilidad, mucho menos después de un acuerdo con Estados Unidos.

El asunto es muy sencillo, con esta figura Trump se quitaría gran parte del problema de migración de encima y lo trasladaría a México.

También de este autor..
17-06-2019
12-06-2019
10-06-2019

Oportunidades