Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Level up LA NUEVA NAO

Alfonso Araujo
26/05/2019 | 04:00 AM

Decía la semana pasada que por fin, después de años de trabajo, abrió sus puertas el Innovation Tec Hub China el día 16 de mayo. En él se promocionarán los proyectos de científicos y centros de investigación mexicanos, para encontrar socios chinos dependiendo del estado de avance de cada proyecto. Por ejemplo, hay algunos que están en fases más tempranas y aún requieren trabajo de laboratorio: es este caso son canalizados programas de fondo perdido para concluir el trabajo faltante. Hay casos mucho más avanzados, en etapa pre-comercial o comercial, y lo que necesitan es un último empujón o escalar su producción. Tales casos son dirigidos a socios estratégicos que pueden ayudar a completar trámites y regulaciones, que pueden invertir en procesos de manufactura y que ya tienen canales de distribución y acceso a mercado. Hay otro caso más, en el que se hacen transferencias tecnológicas por medio del pago de licencias, para que puedan ser usadas en empresas o instituciones.
Le decía también que el día de la inauguración se firmaron tres convenios, que ilustran bien todos los casos mencionados. El caso de las licencias se firmó entre el TEC de Monterrey y una universidad china, que está interesada en usar una tecnología desarrollada en México para la educación a distancia. El caso de un proyecto que requiere aún de cierto trabajo de desarrollo, es el de un sistema de monitoreo de alimentos para evitar desperdicios; este trabajo fue desarrollado para transporte en frío pero se aplicará en China para transporte de alimento fresco, lo que requiere de adaptaciones. Y finalmente el caso de un producto ya comercial y que quiere crecer en su alcance, está representado por un aceite industrial con nanotecnología, que reduce emisiones de CO2 en el ambiente.
Las noticias aparecieron en todos los medios nacionales chinos, y desde su apertura a la fecha, en tan sólo una semana, el centro ha pasado a su siguiente nivel: ya no estamos realizando visitas por toda la ciudad, tocando puertas. En tan sólo cinco días hábiles el centro ha recibido, por cita previa, la visita de dos delegaciones de gobiernos locales interesados en unirse al modelo; una empresa de tecnología solar que desea ver proyectos de mexicanos; dos centros de transferencia de tecnología de universidades; y tres fondos de inversiones locales. La semana entrante dos científicos mexicanos estarán saturados de citas de este tipo, con una ventaja: los que los quieren ver acudirán al Centro a hablar con ellos.

El autor es académico ExaTec y asesor de negocios internacionales radicado en China
alfonsoaraujog@gmail.com
También de este autor..
18-08-2019

Oportunidades