Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Los apuros de AMLO Editorial

Editorial
18/06/2019 | 04:00 AM

Ayer se dio a conocer la decisión de un Juez federal de suspender “definitivamente” la construcción del proyecto del aeropuerto de Santa Lucía, una de las obras emblemáticas del Presidente Andrés Manuel López Obrador. 

 

La decisión está originada en solicitudes de amparo y el termino “definitivamente” es ambiguo, como la mayoría de los términos legales, pero lo que sí es seguro es que por lo menos un año se parará cualquier intento de construcción.

 

Casualmente, el mismo día, el periódico El Universal da a conocer, a través de uno de sus columnistas un plan de un par de empresarios para rescatar el proyecto del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, cancelado por López Obrador a su llegada.

 

El plan es interesante porque está hecho a la medida del estilo del Presidente, es pura y dura austeridad, nada de centros comerciales ni habitacionales, son las tres pistas de aterrizaje y la terminal de pasajeros.

 

Con esto, la intención de los empresarios sería continuar la construcción del aeropuerto desde donde se dejó, anulando la parte “faraónica” que tanto ha criticado López Obrador desde que andaba en campaña.

 

La opción, aunque es muy difícil que prospere, podría ser una alternativa para aliviar los apuros de AMLO, que después de seis meses de gobierno no ha conseguido iniciar ninguna obra que valga la pena.

 

Por otro lado, la economía del País sigue estancada, paralizada por la “austeridad” del Gobierno federal que no ha soltado los recursos, dejando la obra pública prácticamente en ceros.

 

Sin embargo, el tabasqueño no ha perdido el apoyo popular. Este fin de semana visitó los estados de Chihuahua y Durango, donde fue recibido con el aplauso de miles de personas, las mismas que abuchearon a los gobernadores panistas que recibieron al Presidente. 

 

Esperemos que la ciudadanía no se canse de aplaudir y que AMLO pueda reactivar una economía que no entiende la austeridad del tabasqueño.

También de este autor..
11-10-2019
10-10-2019

Oportunidades