Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Nepotismo en Mazatlán, revés a Morena. La Síndico Procuradora desnuda a la 4T Observatorio

Alejandro Sicairos
24/04/2019 | 04:05 AM
 
 
Deberían de ser capaces los alcaldes del Movimiento Regeneración Nacional de preguntarse entre sí qué es lo que están haciendo en Sinaloa. Tal vez les despreocupe lo que la sociedad piensa de ellos, o la forma en que el periodismo los exhibe, pero la transformación prometida por quien los llevó al poder no se ve en Mazatlán, Culiacán y Ahome, al volverse cada vez más semejantes a los priistas, panistas y petistas que los antecedieron en las presidencias municipales.
 
Esa mentalidad que rige en el desempeño de sus cargos, de que los ciudadanos no deben atreverse a dudar de los alcaldes de Morena, incita a retornar a los tiempos donde la ley servía de alfombra a tiranos opacos, corruptos e ineptos. Esos días ya pasaron; ahora quien pretenda gobernar a escondidas del juicio pueblo es porque esconde delitos y cargos de conciencia.
 
Pero no contaban con la astucia y los tamaños de mujeres que les fiscalizan sus actos y políticas públicas, sin dejarse doblar ellas por amenazas ni dejarse tentar por las codicias del poder. Una de estas, la Síndico Procuradora Elsa Bojórquez Mascareño, le da lecciones al Alcalde de Mazatlán de cómo ser congruentes con la expectativa de que haga las cosas bien.
 
Esa es la razón por la cual decepciona que Luis Guillermo Benítez Torres, Manuel Guillermo Chapman y Jesús Estrada Ferreiro libren las batallas por situarse arriba en el ranking de la vergüenza. Al menos tendrían que ser leales a los postulados de no robar, no mentir y no traicionar que el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha estipulado como fundamento de los gobiernos de Morena.
 
Para el asombro de los mazatlecos, “El Químico” está resultando todo un alquimista de la cuarta transformación. En vez de concretar el cambio prometido, su estilo lo acerca demasiado a la charlatanería gubernativa que en su momento implementaron los gobiernos de Alejandro Higuera y Carlos Felton, del PAN;  Fernando Pucheta, del PRI, Y Jorge Rodríguez Pasos, del PT.
 
El caso Mazatlán ocupa la atención por las acusaciones de nepotismo contra el Alcalde y sus colaboradores. Iguales circunstancias que en 2017 llevaron a demandar al entonces Edil priista Fernando Pucheta por cinco casos de nepotismo, se repiten hoy al evidenciar al morenista Benítez Torres con 33 situaciones de parientes de sus funcionarios trabajando en la administración pública municipal.
 
Por fortuna, el Ayuntamiento de Mazatlán tiene a una Síndico Procuradora, Elsa Bojórquez Mascareño, que sí entiende los preceptos del amloísmo y que asume el riesgo de hacerlos valer. A ella hay que cuidarla por el antecedente de que Billy Chapman amenazó de muerte a quien debe cuidarle las manos en Ahome, Angelina Valenzuela Benítez, según consta en la correspondiente denuncia penal.
 
Al presentar la correspondiente acusación ante el Órgano Interno de Control, Elsa Bojórquez desafía la estrategia de “El Químico” para mostrarse impoluto frente a las tentaciones que el desempeño del cargo implica. Usar las instituciones como agencia de colocaciones de familiares, compadres y amigos ha seducido a políticos de todos los partidos, por más impensable que fuera atribuirle tal debilidad a Benítez.
 
La investigación debe apegarse a derecho y respetando en todo momento la autoridad que tiene Elsa Bojórquez para detectar y denunciar las irregularidades. Llegado el tiempo de hacer valer en los ayuntamientos la figura de Síndico Procurador, los mazatlecos están convocados a fortalecer a dicha instancia de fiscalización y vigilancia que no es otra cosa más que los ojos de la sociedad puestos sobre el desempeño de los gobernantes.
 
Por lo pronto, la atención de los sinaloenses está puesta en Mazatlán, no porque la gente quiera enfocar hacia allá la lupa cívica sino porque el mismo Benítez Torres la atrajo con la nociva práctica del nepotismo. Al ponerse bajo la potente lente ciudadana, “El Químico” va adelante de Billy Chapman en la competencia para definir quién será el primer Alcalde de Morena a quien el Congreso del Estado le instaure juicio político.
 
El vuelco fue inesperado y decepcionante: a Benítez Torres se le percibía como el Alcalde surgido de Morena con mayor apego a la línea esperanzadora del amloísmo y procedió a desbancar a un Chapman que intenta contener sus paranoias y a un Estrada que procede a pausar su propagada beligerancia.
 
Reverso
Mata el estado anímico,
El ver señales evidentes,
De que más les sirve “El Químico”,
A sus compadres y parientes.
 
AMLO contra Reforma
Si prospera la andanada del Presidente Andrés Manuel López Obrador contra el diario Reforma, contra el cual se lanzó ayer directa y persistentemente, entonces tendrán que hacer fila periodistas, medios y defensores de la libertad de expresión para que la intolerancia acabe con la función crítica de ellos. Esto dejó de ser cosa de chairos o de fifís para convertirse en asunto de libertades para todos, con todos y desde todos. No lleguemos jamás a ser un País donde el poderoso pueda acabar de tajo con algo o alguien solo porque que no le sea sumiso.
También de este autor..

Oportunidades