Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

La aya se halla allá, debajo de la haya

 

DEFENSOR DEL LECTOR

Rodolfo Díaz Fonseca
15/01/2017 | 04:00 AM

 

Comenzamos la columna con esta oración un tanto cacofónica, con el propósito de mostrar la diferencia entre las palabras que la forman.

Aya, como sabemos, es un sustantivo femenino que usamos para referirnos a la mujer que, en una casa, se encarga del cuidado y la crianza de los niños.

Halla es el verbo hallar conjugado en tercera persona del singular del presente de indicativo, o también la segunda persona del singular del modo imperativo. Como tal, equivale a “encontrar” o “encontrarse”.

Allá es un adverbio de lugar.

Haya, en el caso de la oración propuesta, es un sustantivo referido a un tipo de árbol.

Cuando se refiere a la ciudad holandesa se escribe en mayúsculas: La Haya.

Sin embargo, haya también puede ser el verbo haber conjugado en primera o tercera persona del singular del presente de subjuntivo. Seguido de participio, se usa para la formación de los tiempos compuestos.

A uno de los editores de la sección Local de Culiacán pareció olvidársele la diferencia entre el verbo hallar y el verbo haber, en la cabeza de una nota subordinada de la portada del martes 10 de enero: “Descartan que halla habido un saqueo a bodega”.

 

Lamentable descuido

En la edición del martes 10 de enero, en ambas ediciones, se cometió un lamentable descuido, pues no se publicó la noticia del fallecimiento del filósofo y sociólogo polaco, Zygmunt Bauman, quien fue el creador del concepto de “modernidad líquida”.

No es que los editores no se hayan dado cuenta de esta noticia, sino que por fallas de coordinación entre secciones se descuidó el publicarla. De hecho, una editora de la sección Expresión trató de coordinarse con la editora de la otra plaza para discernir si se publicaba en esa sección o en la sección Global, que es donde se incluyen las notas internacionales. Sin embargo, a la postre, no se publicó en ninguna sección.

 

Día equivocado

En la página 6B de la sección Local del sábado 7 de enero, en la edición de Culiacán, se publicó la noticia del fallecimiento en Guadalajara del Obispo Emérito de Tepic, Alfonso Humberto Robles Cota, quien perteneció al clero de Culiacán antes de ser consagrado Obispo, en 1981.

En la entrada de la nota se dijo correctamente que falleció el jueves por la noche.

Empero, en un pie de foto se escribió: “El viernes falleció Alfonso Humberto Robles Cota, Obispo Emérito de Tepic, originario de Los Mochis”.

 

Omiten una consonante

En la página 2A de la sección principal del viernes 6 de enero, en ambas ediciones, se publicaron varias notas sobre las marchas, disturbios y saqueos en 19 estados del País.

Sin embargo, en una nota en que se anunció la revocación de permisos a los transportistas que bloquearan carreteras, se resaltaron en un recuadro los problemas en algunos estados. Al citar los bloqueos en Nuevo León, se omitió una consonante en la palabra manifestantes: “Presencia de manifetantes en el kilómetro 254 de la carretera Ciudad Victoria-Monterrey...”.

 

Convierten pronombre en artículo

En un recuadro de una nota publicada en la portada de la sección Local del jueves 5 de enero, en la edición de Culiacán, se omitió la tilde en una palabra, convirtiendo en artículo determinado un pronombre personal: “Dice Pechir que el fue el que denunció”.

 

¿Encabeza o encabezará?

En la página 8B de la sección Local del martes 3 de enero, en la edición de Culiacán, se publicó el primer recorrido que hizo el Gobernador Quirino Ordaz Coppel por las instalaciones del Palacio de Gobierno para saludar a los empleados y funcionarios. Sin embargo, el editor mezcló el presente y el futuro en el sumario y un pie de foto.

“El Mandatario Estatal da la bienvenida a los servidores públicos, saluda cordialmente a los empleados y los exhorta a redoblar sus esfuerzos en este nuevo periodo que él encabezará", se escribió en futuro en el sumario.

Empero, en un pie de foto se escribió en presente, como debería de ser: "El Gobernador Quirino Ordaz recorre las instalaciones del lugar del cual es cabeza desde el sábado, cuando rindió protesta”.

 

La NBA también cuenta

El martes 10 de enero se comunicó un suscriptor de Culiacán para señalar que convenía recordarle al editor de la sección Score que no se olvide de publicar notas o datos de todos los resultados.

“Los juegos de basket de la NBA también cuentan, y cuentan mucho”, señaló.

Efectivamente, ese día no se incluyó ninguna nota de este deporte profesional. Es cierto que la sección deportiva tiene poco espacio, pero es deber del editor optimizarlo para dar cabida a más información.

 

Arrancan una vocal

En la portada de la sección Score del miércoles 11 de enero, en ambas ediciones, se publicó un promo del inicio de las semifinales de Beisbol de la Liga Mexicana del Pacífico, con la cabeza: “Arrancan Semfinales de la LMP”.

Por desgracia, a la palabra semifinales también le “arrancaron” una vocal.

 

Descuidadas repeticiones

En la página 4D de la sección Score del miércoles 11 de enero, en la edición de Culiacán, se publicó la nota sobre el segundo juego del equipo de futbol Dorados de Sinaloa, resaltando que en sus dos primeros juegos del Clausura 2017 ha empatado.

Sin embargo, en un pie de foto se repitió un verbo: “Dos puntos suma el club sinaloense en el Clausura 2017 del ascenso MX, tras sumar sendos empates”.

Se podría fácilmente sustituir por cualquier otro verbo o palabra para evitar la repetición.

El martes 3 de enero, en la portada de la sección Negocios, en ambas ediciones, se incurrió en otra repetición en un pie de foto: “Paola Álvarez Tostado, directora de SIP Soluciones Integrales de Personal, y su eficiente personal, ofrecen una empresa especializada en consultoría de Recursos Humanos”.

Se podría haber escrito cualquier otra palabra equivalente, como equipo, para evitar la repetición.

 

Sobra una tilde

En la página 7A de la sección principal del miércoles 11 de enero, en la edición de Culiacán, y 7A en la de Mazatlán, se publicó la nota sobre el discurso de despedida del Presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Empero, en el tercer párrafo de la nota, procedente de la Agencia AP, se acentuó indebidamente la conjugación en tiempo presente del verbo dejar, convirtiéndolo en pasado: “Dejó la Presidencia de Estados Unidos esta noche aún más optimista que cuando empezamos, porque sé que nuestro trabajo no sólo ha ayudado a muchos estadounidenses, sino que también ha inspirado a muchos jóvenes”.

El error fue más notorio porque se destacó este párrafo en un recuadro que acompañaba a la nota.

 

Uso de palabras vulgares

Una suscriptora de Culiacán se quejó de que algunos articulistas escriben palabras vulgares o malsonantes que ofenden al buen gusto, como “qué pedo” y “chingado”, lo cual es indigno de que se publique en el mejor periódico del Noroeste de México.

Anteriormente, se recomendaba escribir las primeras sílabas y completar con puntos suspensivos para no escribir la palabra completa. Empero, actualmente hay un poco más de licencia. Habrá que esperar qué se prescribe en la nueva edición del Manual de Estilo y Código de Ética.

También de este autor..
11-10-2019

Oportunidades