Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Quejas por salida tarde DEFENSOR DEL LECTOR

Rodolfo Díaz Fonseca
18/06/2017 | 04:06 AM

El lunes 5 de junio se recibieron innumerables quejas en todos los departamentos de Noroeste Culiacán. Las empleadas de suscripciones no se dieron abasto escuchando los reclamos porque el periódico no había llegado aún a los domicilios de los suscriptores.

Generalmente, los suscriptores están conformes con la hora en que se les entrega diariamente su ejemplar, sin embargo en esta ocasión sí se entregó demasiado tarde por fallas en el departamento de producción.

Aunque se conceda a las máquinas el debido mantenimiento llega un momento en que fallan, así como se le descompone a usted su automóvil, aire acondicionado, lavadora o refrigerador.

No es justificante, pero sí es una falla comprensible. Claro que el ideal es que nunca exista una limitante en el servicio que se brinda a suscriptores, lectores y anunciantes.

El personal de Noroeste se portó a la altura y soportó estoicamente el vendaval. Incluso, este defensor del lector tuvo también que escuchar y conceder la razón a las quejas de algunos suscriptores. Varios de ellos acudieron a las oficinas de este rotativo para solicitar su ejemplar, pues creían que solamente a ellos les había fallado la entrega. Se les dijo que les iba a llegar a su domicilio, pero que con gusto se les proporcionaba otro ejemplar.

Sin embargo, muy conscientes respondieron que si les iba a llegar a domicilio no tenía caso que se les proporcionara otro ejemplar.

Una dama, en particular, se mostró bastante molesta y señaló que este periódico iba para atrás, como los cangrejos. Expresó que ella trabajó hace muchos años en esta empresa, pero que actualmente estábamos del remate.

Incluso, se quejó de que ella marca continuamente a los números de teléfono que se publican en el directorio, pero que nunca le contesta nadie, o no existen esos números. Este defensor checó en los diversos departamentos y sí están en servicio esos números, pero también es cierto que tuvieron una falla hace algunos días.

En resumidas cuentas, vaya otra vez la disculpa de todo el personal de esta empresa por la tardanza en la impresión del ejemplar del lunes 5 de junio.

Esperemos que el error no se vuelva a repetir. Gracias por su fidelidad, comprensión y confianza.

 

Expresión despectiva

Los sinaloenses acostumbramos nombrar a las personas de una manera que en otros estados sonaría despectiva. Nos referimos, claro está, al uso del artículo antes del nombre: “la Lucía”, “el Arturo”.

Al reportero que escribió la nota principal de la portada de la sección Local del domingo 28 de mayo, en la edición de Culiacán, le sucedió algo semejante en la tercera columna de la nota, al nombrar a un ex Gobernador del Estado:

“1982 fue un año difícil para los estudiantes de preparatoria de la UAS. Ese año se tuvo la primera generación con un plan de estudios modificado por el Gobierno del Antonio Toledo Corro”.

 

Palabras repetidas 
en cabezas

Un descuido muy común es el de repetir palabras o conceptos en cabezas de notas de una misma página o de páginas continuas, como lo prescribe el Manual de Estilo de Noroeste en la página 107: “Los conceptos y/o palabras no deben repetirse en las cabezas de la misma página y las de páginas continuas”.

No obstante, en la portada de Clave de Acceso del lunes 5 de junio, en ambas ediciones, se publicaron dos cabezas que comenzaban de la misma manera: “Se acerca la temporada de eventos”, “Se acerca el evento magno de los videojuegos”.

 

Sumario descuidado

El sumario de la nota principal de la portada de Seguridad y Justicia, página 7B de la sección Local del lunes 5 de junio, en la edición de Culiacán, se escribió de manera muy descuidada: “Uno de ellos había sido privado de la libertad hace tres días y ayer fue localizado muerto cerca en la sindicatura de El Tamarindo; el otro fue en la Colonia Las Cañadas y uno más en la Culiacán-Culiacáncito”.

La cabeza de la nota versó sobre los homicidios de tres personas: “Asesinan a balazos a 3; no hay ningún detenido”.

El primer error del sumario consistió en ser completamente dependiente de la cabeza, falta que estipula el Manual de Estilo de Noroeste en la página 108: “El kicker y el sumario de una nota son ideas independientes que apoyan a la cabeza, pero no suponen una continuación gramatical de ésta. De hecho, cada elemento debe leerse y comprenderse por sí solo. Descarte entonces la falsa idea de que una oración larga se divide en dos o tres más cortas y que, con tipografías diferentes, constituyen balazo, cabeza y sumario”.

El segundo error fue copiar un párrafo de la nota y no eliminar una palabra que sobraba: “...localizado muerto cerca en la sindicatura de El Tamarindo”.

En el cuerpo de la nota se recalcó: “...fue localizado asesinado a balazos la mañana de ayer, cerca de la carretera México 15, entre las comunidades del Limón de los Ramos y la caseta de cobro, en la sindicatura de El Tamarindo”.

El tercer error fue el de llamar “Colonia Las Cañadas” al asentamiento urbano en que sucedió el hecho. La mayoría de referencias, incluso de código postal, le llaman “fraccionamiento Cañadas”. Además, en la página 119 del Manual de Estilo de Noroeste se prescribe lo siguiente: “Se escriben completas, nunca abreviadas, las palabras ‘colonia’, ‘fraccionamiento’, ‘avenida’ y ‘bulevar’, con mayúscula inicial únicamente cuando le conste que forman parte del nombre. Si se usan como términos comunes o acompañando a nombres, pero sin ser parte de ellos, entones emplee minúsculas”.

El cuarto error consistió en acentuar el nombre de la sindicatura de Culiacancito (error también cometido en el cuerpo de la nota): “...y uno más en la Culiacán-Culiacáncito”.

 

Fotonota en 
portada principal

El miércoles 7 de junio, el fotógrafo fundador de esta casa editorial, Alejandro Escobar, más conocido como “El Morro”, recibió un reconocimiento por su trayectoria, de más de 40 años, de parte de la Asociación de Comunicadores Unidos AC en el Senado de la República, junto con otros periodistas de la localidad.

El jueves 8 de junio se publicó una fotonota en la portada de la sección Local, en la edición de Culiacán. Es cierto que la portada principal casi no tenía espacio y la foto llegó un poco tarde, pero valía la pena que la fotonota se publicara en la portada principal, por ser una personalidad de este medio informativo y porque se le otorgó un reconocimiento nacional, no local.

Al día siguiente, viernes 9 de junio, en la edición de Culiacán, sí se publicó una nota en la portada principal sobre el reconocimiento de “El Morro”.

 

Espero sus comentarios, quejas, dudas, críticas y sugerencias.

defensordellector@noroeste.com

rfonseca@noroeste.com

También de este autor..
10-12-2019

Oportunidades