Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

¿Quiénes somos? ÁGORA CIUDADANO

Salomón Gaxiola
08/11/2019 | 07:11 AM

¿Quiénes somos? ¿O mejor dicho qué somos? Para no empezar hablando en plural y tratar de dar mejor sentido a lo que trato de expresar, empezaré hablando en primera persona: soy hijo, esposo, padre, abogado litigante, maestro (titular de dos materias), amigo, apasionado del boxeo y últimamente juego softbol; sin duda una mezcla de todo eso junto con más elementos. ¿Pero qué es lo que realmente soy? Si le pregunta a mi esposa, dependiendo del ánimo en el que ella se encuentre, podré ser un excelente, bueno, regular o mal esposo; si regaño o doy un regalo a alguno de mis hijos, igual afectará el calificativo que me pongan de padre. De abogado litigante, pues dependerá de igual manera si le pregunta a un cliente que se le ha dado lo que el considere un buen servicio, seguramente su respuesta será muy diferente a la que de la contraparte que quizá no ha obtenido el fallo deseado, e incluso podría ser muy diferente a la que tenga el personal de los Juzgados. De maestro, pues será cuestión de preguntar a alguno que haya aprobado la materia o no, o que lo haya sacado del salón, o le haya dado punto extra por alguna participación que considere valga el punto. Del boxeo quizá alguien llegue a pensar que conozco de boxeo, pero igual es susceptible a que coincida o no con mi forma de analizar o ver el boxeo, por ejemplo: si yo le digo a Usted que el nocaut que propinó el Canelo a Sergei Kovalev no fue un clavado, sino realmente un nocaut para parar la pelea, quizá perdí toda la credibilidad que pudiera haber tenido como “conocedor” del boxeo (y realmente pienso eso), en el caso del softbol pues estoy inscrito a un equipo (de hecho a dos) ¿Entonces sí soy softbolista? Pero casi no juego. ¿Entonces no soy softbolista? ¡Ahh! pero si tengo uniforme, entonces nuevamente soy softbolista. Usted disculpará estas preguntas tan existenciales, y profundas, pero le prometo que trataré de darle sentido, si Usted me hace el favor de seguir leyendo.
Después de haber hablado de mi persona, procedo a hablar de nuestro país, y pregunto: ¿Qué México somos? Se lo pregunto de manera sincera, y algo preocupado por las posibles respuestas, ya que veo que dentro de las múltiples respuestas que puedan darse a esa pregunta encontramos la de un país dividido, polarizado. Un país en el que la muerte de 9 miembros de una misma familia, 6 niños y 3 mujeres, en lugar de exigir un clamor social de justicia, de empatía, incluso de respeto hacia el dolor que viven las familias, ha hecho que se cuestione la condición social, económica y religiosa de la familia a la que pertenecían, y lamentablemente esto no es algo que sucede por primera vez, ya en alguna ocasión se habían estigmatizado victimas al relacionarlas o tratar de relacionarlas con miembros o actividades de crimen organizado; la situación es que aquí estamos hablando de 6 niños (12, 11, 10, 3 años y 2 niños de 8 meses) y 3 mujeres que perdieron la vida a causa de múltiples impactos de balas y algunos de ellos posteriormente calcinados, al momento en que viajaban en 3 camionetas. Si Usted cree la versión oficial el incendio de la primera camioneta se origina al alcanzar las balas el tanque de gasolina, pero según la versión de la propia familia, las personas que las atacaron posteriormente rociaron gasolina en esta para prenderle fuego. Y no escribo más detalles por no considerarlos necesarios para el punto que se busca. El cual es que esta tragedia (que se da cuando creíamos reponernos de la del jueves negro) ha sido politizada y con ello, tratado de minimizar la tragedia en sí.
¿Somos el México que la muerte de esos inocentes (hablando exclusivamente de los niños) no genera empatía? ¿Entonces realmente somos más los buenos? (Disculpe por incluirme como bueno) Como se pregona mucho por diversos actores políticos y sociedad en general.
Definitivamente no hay una respuesta sencilla a la pregunta ¿Quiénes somos? pero para eso existen los datos y así como Usted (nuevamente me pongo como ejemplo) puede comprobar que a pesar de que (en mi mente y corazón) yo quise dar un hit, al final terminé pegando una rola al pitcher, pues así se puede comprobar que el México que vivimos actualmente es uno muy violento, que a pesar de que el presidente nos diga que “el modelo neoliberal causó toda esta desgracia, y en 11 meses se logró revertir todas esas calamidades de 36 años”, cuando los datos dicen que ni los números de incidencias delictivas ni de homicidios ha disminuido desde el 22 de abril de este año. Por ejemplo, si Usted compara las cifras de septiembre 2018 con las de 2019 verá un incremento.
De verdad le pido una disculpa si fui infructuoso al tratar de explicar el punto, pero realmente me cuesta ver un país tan dividido, y que al parecer tiene dos versiones, una en la que las cosas van de maravilla y otra en la que las cosas no van tan bien y que lo peor es que no se abona a una unión entre quienes piensan de una u otra manera, sino que diariamente se abona a la división. Para terminar, le pregunto ¿Usted quién es? ¿Y qué país ve?

PD 1. Somos un México en el que el presidente llama adversarios a la prensa.
PD 2. Rosario Piedra Ibarra es la nueva Titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos del país, una mujer que vivió en carne propia la violación a sus derechos humanos y que abiertamente hizo campaña por el presidente. ¿Veremos críticas al gobierno federal? ¿Acciones de Inconstitucionalidad? Algo me dice que el presidente si irá a sus informes.

También de este autor..
01-11-2019
25-10-2019
18-10-2019
11-10-2019

Oportunidades