Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Sinaloa, frágil ante desastres Observatorio

Alejandro Sicairos
21/09/2018 | 04:00 AM
Al rescate de Protección Civil
 
 
Sinaloa carece de capacidad de respuesta rápida y completa ante situaciones de desastres naturales. Eso quedó de manifiesto ayer por muchas razones, pero la principal es que gran parte de la población se sintió sola frente al miedo de que las lluvias pasaran de las inundaciones a las tragedias.
 
En el norte, con todo y la previsión que permitió el desplazamiento anunciado del meteoro, se entró en pánico en comunidades urbanas y rurales porque el aguacero seguía mientras muchas familias eran atrapadas en sus casas. El desespero se tornó caótico debido a que nadie acudía a informar, orientar y rescatar.
 
En Culiacán fue un desorden total en escuelas, vialidades, hogares y centros de trabajo. De pronto ni la Secretaría de Educación Pública y Cultura, ni el Gobierno Municipal o Protección Civil le indicaban a la población de qué se trataba, qué hacer, o a dónde ir cuando la tormenta sembraba miedo y convertía las calles en arroyos que arrastraban personas y automóviles.
 
Así, en total desinformación, la lluvia atrapó en las escuelas a los niños e inmovilizó en las calles a los automovilistas. ¿Qué pasó con los manuales de anticipación a desastres? Se ven muy bien en las ruedas de prensa y spots publicitarios y al calarlos resultan asincrónicos y endebles. Nadie se enoje: hay que corregir antes de que suframos consecuencias terribles.
 
Estuvo a punto de repetirse la cadena de negligencias que en septiembre de 2013 dejó a Culiacán a la deriva en medio de las inundaciones derivadas de los remanentes del huracán Manuel. Señores, no se enojen, pero aquella coordinación y apoyo que les funciona muy bien en el discurso, falla en los hechos y esto es bastante preocupante.
 
En El Fuerte y Ahome la ciudadanía bajo peligro acudió a las estaciones de radio a narrar cómo les llegaba el agua al cuello y nadie acudía a socorrerlos, o que insistentemente llamaban sin respuesta al teléfono de emergencia 911. Por la mañana, el noticiero Línea Directa, que conduce Luis Alberto Díaz, era una de las pocas esperanzas de que los damnificados fueran escuchados.
 
Insistimos: ¿por qué la desorganización si con horas de anticipación se supo que la depresión tropical 19-E afectaría el norte de la entidad? ¿Tiene o no Sinaloa un sistema de atención a desastres capaz de responder a cualquier tipo de emergencias? ¿Falla la estrategia o fallan los funcionarios? ¿Se están negando los recursos económicos para fortalecer esta área de vida o muerte?
 
Protección Civil, tal vez por la falta de recursos o quizá por la ausencia de un plan de contingencia que funcione, es el gran damnificado en la alerta que desde los hogares se dictó por las torrenciales lluvias en El Fuerte, Ahome, Guasave y Culiacán. Más allá de lo que se diga en los informes, discursos y conferencias, la realidad rebasó las apariencias.
 
Con reconocimiento a aquellos socorristas, policías y voluntarios que se sumaron a ayudar a familias en situación de riesgo, aún con la rápida movilización del Gobernador Quirino Ordaz a las zonas afectadas y la gestión para acelerar la declaratoria de emergencia en el norte, hoy lo importante es aceptar que Sinaloa está en peligro con los actuales protocolos de protección civil.
 
Una vez que todo vuelva a la normalidad, el Gobernador deberá trazar acciones para rescatar a Protección Civil y convertirla en la mano que se extienda a todos, a tiempo y con la certidumbre de que ahí estará cada vez que amenace alguna catástrofe. Esto es lo que podemos lograr si después de la tormenta llega la autocrítica.
 
Re-verso
Lanzaron centellas y rayos,
Como fuego de misil,
Contra Protección Civil,
Por dormírseles los gallos.
 
La agenda caliente
Ya llovió y mucho pero continúa la sequía de propuestas de las bancadas de Morena, PAN, PAS, PT y PES en lo que respecta a las agendas legislativas que desarrollarán a partir de que se instale la 63 Legislatura local, el primero de octubre. ¿Les sacarán la vuelta, igual que lo hizo el PRI, a temas como legalización del aborto, matrimonios igualitarios, despenalización de drogas y muerte digna?
 
alexsicairos@hotmail.com 
También de este autor..

Oportunidades