Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

¡Sinaloa!, ‘quién lo diría’ (2do lugar nacional) Kratos

Juan Alfonso Mejía López
15/09/2019 | 04:06 AM

juanalfonsomejia@hotmail.com

Twitter: @juanalfonsoML

La llamada me tomó por sorpresa, la comunicación no tanto, aunque confieso haber sentido tranquilidad. Tenía una instrucción que cumplir de parte del Gobernador Quirino Ordaz Coppel, una convicción arraigada de mi parte y una historia personal con sabor a revancha sobre mí mismo.

Sucedió en Buenos Aires, hasta allá recibí una llamada el sábado por la noche alertándome de la publicación de los resultados del Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (PLANEA). La Secretaría de Educación Pública (SEP) publicitó en su portal la base de datos “en bruto”, estado por estado y escuela por escuela en la dirección: http://planea.sep.gob.mx/ba/base_de_datos_2019/.
Me comuniqué con el equipo y otros expertos para, a partir de este momento, entender los resultados primero y hacer todas las combinaciones posibles para verificar la lectura de los datos, antes de informar “al jefe”. Después de varias horas de trabajo y de coincidencias “por un lado y por otro”, nos percatamos de que era imposible seguir intentando que a “Sinaloa le fuera mal”. La estrategia del Gobernador Quirino Ordaz había dado resultados: Sinaloa era el 2do. lugar nacional en calidad educativa a partir de la medición PLANEA 2019. El techo de cristal quedó hecho añicos.
Lo acontecido tiene múltiples lecturas ligadas a lo histórico del suceso. Primero, la instrucción del Gobernador se cumplió, porque cuando él mencionó que quería más oportunidades para los que menos tienen, nosotros en la Secretaría de Educación Pública y Cultura nos enfocamos en escuelas de alta y muy alta marginación, por lo general aquellas con los peores resultados en el pasado, el famoso nivel I llamado “Insuficiente”.
Segundo, una de las obsesiones de este gobierno es edificar una sociedad más justa y equitativa. Este gobierno no ha dejado de construir hospitales, de impulsar programas de corte solidario, de invertir en obras en zonas por décadas ignoradas (los drenes pluviales). La educación tiene mucho que aportar en este renglón, porque para miles de niñas, niños y jóvenes la escuela es la única posibilidad con la que cuenta para salir adelante en la vida.
Entre los hallazgos más interesantes de la prueba PLANEA 2019 para nuestro estado, no sólo está el segundo lugar, sino el reflejo dónde se ubica el avance. En matemáticas, existió una mejoría de 18 puntos porcentuales en los jóvenes considerados “insuficientes”; esto es, uno de cada cinco ya no estará en esa franja de marginación. En español, somos la entidad que menos estudiantes tiene en el nivel de logro insuficiente, sólo después de Sonora.
Lo que es mejor, estos resultados nos dicen que, aquellos jóvenes habitantes de La Reforma, Angostura, ahora tienen resultados similares a los de Culiacán; en pocas palabras, los hijos de pescadores igualan sus niveles con los de los comerciantes.
Si la escuela es la única oportunidad para los jóvenes que menos tienen, me atrevería a afirmar que este instrumento cumplió con su finalidad social, rompió las brechas entre nosotros.
Por último, mi abuela era maestra, maestra rural en Siqueros, Mazatlán; en nuestras conversaciones, me compartía sus prácticas docentes en “el aula”, como aquella pregunta que solía hacer muy de mañana para preguntar quién había desayunado. Los que no lo hubieran hecho, recibían una primera encomienda del día; les pedía ir a buscar “algo” a su casa, donde sin saberlo los esperaban “unos frijoles” bien puestos.
Nuestros maestros hacen hasta lo imposible para salir adelante. Acompañarlos, hacerles ver que no están solos, que tienen nuestra confianza y solidaridad es una propensión a la cual le busco camino. Necesitamos acompañarlos.
“Aprendamos Juntos” es la estrategia del Gobernador Quirino Ordaz, orientada a reforzar los aprendizajes en español y matemáticas. En este impulso constructor alineó los esfuerzos de 300 directores, 1,400 docentes, 60 supervisores, 70 Asesores Técnicos Pedagógicos (ATP) con un objetivo en común: acompañar a 32,500 estudiantes en 3ro. de secundaria que estudian en zonas de marginación alta y muy alta, algo así como el 60 por ciento de la totalidad de la matricula en este grado escolar.
Romper inercias ha sido una de las características que mejor describen a la presente administración, hacer las cosas diferentes para obtener resultados diferentes.
Que así sea.

También de este autor..
11-08-2019

Oportunidades