Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Suplementos
  • Novias
  • Gloss
  • Campo
  • Clave de Acceso
  • Tu Casa
  • Tu Salud
  • Tu Auto
  • Politicante
  • Mejor Educación

Un hombre bueno ÉTHOS

Rodolfo Díaz Fonseca
10/09/2019 | 06:41 AM

¿En qué consiste y radica la grandeza de un hombre? Algunos la miden por la nobleza de su origen, la suma de su riqueza, el grado de poder que ostenta o la cantidad de títulos que atesora.

Alejandro fue llamado Magno por su extraordinaria estrategia para conquistar tierras y derrotar a los ejércitos enemigos. Sin embargo, no siempre se alcanza la grandeza por los logros militares, económicos o de fama que se acumulen. Gandhi fue llamado Mahatma (Alma grande) por características muy diferentes a las de Alejandro.

Jesús fue reconocido también como alguien muy grande, pero su grandeza provenía de su humildad, amor, bondad y mansedumbre. Un joven rico se le acercó y le llamó “Maestro bueno” (Mc 10,17-22), pero Jesús le preguntó para ponerlo a prueba por qué lo llamaba bueno, puesto que solamente Dios es totalmente bueno.

El ser humano, hechura de Dios, está también llamado a ser bueno para alcanzar su verdadera estatura y grandeza. Quien quiera ser grande debe hacerse pequeño y servidor de todos, dijo en otro momento Jesús (Mt 20,17-28).

Quien es humilde y servicial demuestra fehacientemente su bondad, como expresó Ludwig van Beethoven: “El único símbolo de superioridad que conozco es la bondad”.

Por este motivo, me dio mucho gusto ver cómo definieron sus hijos en sus muros de Facebook a Raúl Zazueta Astorga, recientemente fallecido en Culiacán: un buen hombre y una buena persona.

Es normal que los hijos se expresen con palabras elogiosas al referirse a sus padres; sin embargo, Raúl sí fue un hombre bueno, generoso, sencillo, alegre y entregado. Como todos, tuvo también sus defectos y errores, cosa comprensible, pero nadie podrá negar sus valores de nobleza, desprendimiento y amistad. Su pequeñez de estatura la compensó con la grandeza de su corazón.

¿Soy bueno?

 

rfonseca@noroeste.com

@rodolfodiazf

También de este autor..
21-09-2019
19-09-2019
18-09-2019

Oportunidades