Acusan a dos originarios de Culiacán, y a otras 73 personas, de lavar dinero del Cártel de Sinaloa en EU
La red de lavado de dinero que operaba en 8 estados de la Unión Americana
Noroeste.com  -  08 Marzo 2018 | 21:54:00

El Departamento de Justicia estadounidense presentó este jueves cargos contra 75 personas -entre ellos varios ciudadanos mexicanos- que formaban parte de una red de lavado de dinero vinculada con el Cártel de Sinaloa y otros grupos delictivos, que habría llevado de Estados Unidos a México "decenas de millones de dólares" de procedencia ilícita, entre el 2015 y el 2018.

En la demanda federal, presentada ante la Corte del Distrito Sur de California, se señala al sinaloense José Roberto López Albarrán, detenido en San Diego, el pasado 9 de febrero, como cabecilla de dicha organización criminal. Este sujeto conoció de sus cargos la tarde este jueves, ante el juez magistrado de Estados Unidos, Andrew G. Schopler.

La red de lavado de dinero que operaba en 8 estados de EU (California, Pennsylvania, Massachusetts, Missouri, Nueva York, Ohio, Kentucky, Illinois y Washington), según lo señalaron las autoridades en una rueda de prensa realizada en dicha ciudad fronteriza.

Una operación policial encabezada por agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), culminó con el desmantelamiento de la red de lavado de dinero, que transportaba y transfería millones de dólares provenientes del narcotráfico a organizaciones criminales en México, entre ellas el Cártel de Sinaloa.

Durante el operativo que duró mas de dos años, participaron también 24 agencias policiales, entre ellas tres mexicanas: la Procuraduría General de la República (PGR), la Policía Federal (PF) y la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Adam Braverman, titular de la Fiscalía Federal de Estados Unidos en San Diego, informó que 75 supuestos integrantes de la organización criminal enfrentan cargos por lavado de dinero en diferentes tribunales del país, de los cuales 41 ya se encuentran bajo custodia, y al menos 25 en prisión.

"Le hemos extraído el efectivo a una organización internacional de lavado de dinero con sede en San Diego que tiene vínculos con el Cártel de Sinaloa [...] Las acciones coordinadas a nivel nacional que anunciamos hoy han puesto a esta organización fuera de negocio de manera permanente", dijo el fiscal Adam Braverman en conferencia de prensa llevada a cabo en la ciudad californiana.

Los agentes del FBI se infiltraron en la organización criminal durante dos años para identificar a múltiples personas conocidas como "movedores de dinero", que se encargaban de recolectar bultos de billetes para depositarlos en cuentas bancarias, así como para hacer transferencias o transportar el efectivo a México, oculto en equipaje o en compartimentos de vehículos.

 Cuando los "movedores de dinero" recogían los fajos de billetes en maletas y hasta en cajas de zapatos, los agentes del FBI pudieron detectar diversas células de cérteles mexicanos que surten principalmente fentanilo, metanfetamina y heroína en ciudades como Los Ángeles, Kansas City, Nueva York, Cincinnati, Dayton, Lexington, Boston, Filadelfia y Chicago.

John A. Brown, agente especial de la FBI en San Diego, señaló en la misma conferencia de prensa, que tras seguir el efectivo o las transferencias, se logró dar con la ubicación de drogas y armas del crimen organizado transnacional. "La unidad de trabajo encontró una red de sofisticadas operaciones de lavado de dinero, en donde las transacciones se dieron a través de todo el país y de nuestras fronteras", destacó.

El líder de la organización es identificado como José Roberto López Albarrán, de 32 años de edad y originario de Culiacán, Sinaloa, quien fue arrestado el pasado 9 de febrero en San Diego. Las autoridades federales estadounidenses señalaron como otro cabecilla de la red de lavado de dinero a Alfredo Cárdenas Uriarte, de 55 años de edad, también proveniente de Culiacán.

Otros de los principales operadores de la organización criminal son: Manuel Reynoso García, de 62 años de edad, Perla Alejandra Pérez Guirado, de 25 añps, Estefanía Plascencia Ponce, de 35, Joaquín Enrique Ramírez Calva, de 28 y Gilberto Beltrán Salazar, de 29, todos originarios de Tijuana, Baja California, quienes fueron detenidos en San Diego entre el 11 y el 17 de febrero pasados.

Otros integrantes de la organización de lavado de dinero son: Juan Duarte Tello, de 53 años de edad, y Diana Aurora Holguín Gallegos, de 30 años, quienes serían los operadores en Kansas City, mientras que Shontail Marie Hocker estaría a cargo de las operaciones en Kentucky.

En Los Ángeles las autoridades identifican como miembros de la red de lavado a Jesús Adolfo René Duarte Languren, de 35 años de edad, Manuel Vásquez Medina, de 44 años, Manuel de Jesús Estrada, de 28, Miguel Ángel Flores, de 36, José Luis Fuentes, de 37, y Nereida Valdez, de 30.

Mientras que los operadores identificados por las autoridades federales en Boston, eran Endy Santiago, de 29 años de edad, Luis Sánchez Báez, de 30 años, Hendry Mateo, de 39, Christian Brown, de 41, José Figueróa, de 38, y Alfredín Mejía Soto, de 29.

Según las autoridades federales estadounidenses, durante el operativo policial que duró dos años, se decomisaron más de 6 millones de dólares en efectivo, 95 kilos de metanfetamina, 63 kilos de heroína, 10 kilos de fentanilo, 92 kilos de cocaína, 252 kilos de marihuana y 20 armas de fuego.