Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Acusan deforestación en canal Rosales... la agarran contra La Chuparrosa enamorada
El predio en el que se construyó un popular restaurante de comida regional está ubicado entre las vías del ferrocarril y un dren del canal Rosales, en una zona rural al norponiente de Culiacán
José Abraham Sanz
23/02/2021 | 1:03 PM
Marcar como favorita
Foto: Alejandro Escobar

Unos seis meses después de que vecinos y la familia Peraza detuviera lo que consideraron una deforestación en las áreas aledañas al restaurante La chuparrosa enamorada, con el pretexto de darle mantenimiento al canal Rosales, provocó que el gobierno federal comenzara una indagatoria contra la familia propietaria del restaurante.

El predio en el que se construyó la Chuparrosa, un popular restaurante de comida regional campirana, está ubicado entre las vías del ferrocarril y un dren del canal Rosales, en una zona rural al norponiente de Culiacán.

Jorge Peraza Bernal, propietario del inmueble, se presentó este martes en una conferencia de prensa en la Comisión de Defensa de Derechos Humanos del Estado de Sinaloa, para denunciar lo que considera un acto de intimidación por la amenaza de despojo.

Don Jorge Peraza Bernal expone su situación ante Óscar Loza Ochoa, titular de la Comisión de Defensa de Derechos Humanos del Estado de Sinaloa

Recordó que con la llegada de la administración actual de gobierno federal, a principios del año 2020, llegó una cuadrilla de trabajadores a limpiar las inmediaciones del dren y deforestaron la zona hasta que intervino su familia y los vecinos que aprovechaban la zona para realizar actividades al aire libre.

"Desde 1939, ese pedazo de tierra fue posesión de mi abuelo paterno, posteriormente como consta en las actas ejidales fue posesión de mi padre, José Peraza Moreno, y que posteriormente me hicieron a mi posesionario mediante un acta de asamblea", dijo Peraza Robles.

"Ahí están por lo menos tres generaciones en ese pedazo de tierra; al margen de la posesión, nosotros, la familia, mis hijos, tenemos un negocio ahí que con toda modestia lo puedo decir es un ícono en cuanto a comida regional culichi, somos un lugar que se distingue generalmente por turismo, y por muchos clientes generosos que nos dan el sustento con el alimento que van y consumen ahí en la Chuparrosa".

Peraza Robles cree que esta acción provocó que la Fiscalía General de la República comenzara una investigación en su contra por la situación de dicho terreno, que se encuentra en espacio federal y ya reclama la Comisión Nacional del Agua.

El crecimiento de la ciudad provocó que la zona ya se encuentre en medio de fraccionamientos y privadas, sin embargo, el espacio mantenía su esencia campirana.

La familia extendió sus servicios de solo ofrecer alimentos y bebidas a un lugar de esparcimiento, que incluía el avistamiento de aves y un iguanario, que protegía y promovía la iguana verde.

"Entonces no solamente es la denuncia que desalojemos, porque es lo que nos han dicho, que desalojáramos lo que tenemos ahí, de todas las tres generaciones, sino también el derecho al trabajo que tienen por lo menos 25 familias que ahí laboran con nosotros; por si eso no fuera suficiente, la destrucción del ecosistema, el derecho de la iguana a un lugar para su sobrevivencia y no solo en eso, ese lugar se había convertido en un lugar de caminamiento y deporte para las familias de Bacurimí y de Villas del Río y de Valle Alto", agregó.

¿Te gustó lo que leíste?

Si tu respuesta es sí, te invitamos a suscribirte por solo $100 pesos al mes y apoyar el periodismo que hacemos para ti con el objetivo de hacer de Sinaloa un mejor lugar para vivir. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
juan carlos medrano alvarado
Todo el margen de los ríos, canales, lagunas, etc, son propiedad federal, lo dice la Ley de Aguas Nacionales y la Ley General de Bienes Nacionales, asi que su posesión aunque avalada por el ejido es nula, los bienes nacionales son inembargables, inalienables e imprescriptibles, y ese presidente de derechos humanos nada puede hacer! no es abogado y sus recomendaciones son una carabina de ambrosio, mejor defiendase por el lado del derecho ambiental, y su posesión precaria, mediante un juicio civil.
Recomendamos para ti

Oportunidades