Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Acusan en Escuinapa que calle se 'convierte' en alberca; no se concluyen trabajos de pavimentación
Vecina de la calle Francisco Villa relata el olor que se genera con el agua estancada en un tramo de la vialidad, que además está intransitable
Carolina Tiznado
06/08/2020 | 1:14 PM
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

ESCUINAPA. _ En un foco de infección y en un problema de seguridad se ha convertido un tramo de la calle Francisco Villa, donde se hicieron trabajos para pavimentar, pero quedaron inconclusos.

“Según iban a pavimentar la calle, la dejaron según con guarniciones, pero con las lluvias se convirtió en una alberca, apesta por el lodo que se forma, las motos, los carros casi se suben a la banqueta, con riesgo para todos”, dijo Zayde Lizárraga.

El tramo ubicado entre calle Antonio Aguirre y bulevar Morelos afecta principalmente a su familia, manifestó, pues es la única casa que se ubica en el sitio.

Por lo que el problema que se tiene es directo, dado que al salir de casa se encuentran con una ‘alberca’ de lodo y agua, además de que no pueden salir a la banqueta al estar en riesgo de accidente.

“Puede ser un problema que me afecta a mí directamente, pero a muchas personas de manera indirecta, los que pasan por aquí, que van a las tortillas, a sus trabajos”, relató.

Las motocicletas pasan por las banquetas, pues la calle que al parecer quedó preparada para ser pavimentada, se ha ido afectada y parece que en el centro de ésta tiene escombro, son piedras grandes, por lo que el motociclista que se atreve a cruzar, tambalea o se cae.

Así que prefieren hacer uso de las banquetas, poniendo en riesgo a los peatones, además que al remover la tierra del agua estancada el olor es fétido pues hay lodo de días.

El agua no tiene salida, ya que, con los trabajos hechos, quedó en un pozo, por lo que no fluye al bulevar Morelos como antes sí ocurría, lo que convierte el sitio en un foco de infección.

“El agua no tiene salida, fui una vez a Presidencia, pero me dijeron que no estaban trabajando, busqué después al ingeniero de Obras Públicas, pero no estaba, en sí no han hecho caso”, comentó.

Lizárraga exhortó a la Comuna a atender el problema, pues es algo que finalmente fue consecuencia de un trabajo que la autoridad no concluyó y afecta a ellos como familia, pero también el libre tránsito, y están en riesgo de que ocurra un accidente.

 

¡Suscríbete por 1 peso al día!

Y además llévate de regalo una taza personalizada con tu nombre de nuestro 47 Aniversario. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades