Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
.
Agujas pequeñas o agujas grandes para vacunar
.
Dr. Giordano Pérez Gaxiola
16/10/2019
Marcar como favorita
Foto: Cortesía

Se acerca la nueva temporada de influenza. Y está a punto de llegar la vacuna de este año. Muchos no querrán ponérsela. Algunos no lo harán por dudas sobre la  eficacia, o por mitos que creen son ciertos. Pero vamos siendo francos. Muchos no se quieren vacunar contra la influenza ni contra otras enfermedades nomás por el temor al piquete. Y siendo más francos, los hombres suelen ser más coyones (término mexicano que significa miedoso, para los lectores sudamericanos) que las mujeres. No creo necesitar ningún estudio que demuestre esta última aseveración. Las agujas que se usan para vacunar no suelen ser tan pequeñas y delgadas como las llamadas “de insulina”, ni tan impresionantes como las que se usan cuando se dona sangre. Para esas personas con fobia a las agujas, el tamaño podría hacer la diferencia.

Resulta que los autores de una revisión sistemática recopilaron los hallazgos de cinco estudios en los que participaron 1350 personas (1). Uno de los estudios incluía adolescentes y adultos jóvenes, entre los 14 y 24 años, todos ellos con obesidad. Y los otros cuatro estudios incluían bebés a quienes les iban a poner sus vacunas de los primeros meses. En estas investigaciones se compararon tres agujas: una angosta y larga, una ancha y larga, y una angosta y corta. Se buscó con ello si había diferencias en la respuesta inmune generada por la vacuna, el dolor durante el procedimiento, y las reacciones como hinchazón, enrojecimiento de la piel, o fiebre.

Se cuidó que las mamás/papás o los adolescentes y adultos participantes no vieran qué tipo de aguja era para que no hubiera sugestión. Contrario a lo que se podría sospechar, fueron las agujas largas y anchas las que provocaron menos dolor y menos reacciones severas. No hubo diferencias en cuanto a la respuesta inmune.

Entonces, tal parece que, en el caso de las vacunas, el tamaño… de la aguja… sí importa.

 

1

Beirne PV, et al. Needle size for vaccination procedures in children and adolescents. Cochrane Database of Systematic Reviews 2018, Issue 8. Art. No.: CD010720.

 

 

 

 

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades