Entrar
 Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Día de las Madres
Alicia Valentina Chaurand Salgado celebra el mejor regalo
La directora del Banco de Ropa y Enseres de Culiacán vive la maternidad como lo mejor que le ha pasado
Franco Parra
10/05/2018 | 10:43 AM
Marcar como favorita
Foto: Marco Ontiveros

“El día más bonito de toda mi vida, fue cuando nació André”, es como se expresa Alicia Valentina Chaurand Salgado acerca de su maternidad, que, a sus 48 años, combina con su trabajo de asistencia social que desempeña como directora del Banco de Ropa y Enseres de Culiacán.

Desde sus 17 años, Chaurand Salgado, nacida en Culiacán, tenía un gusto enorme por los niños, el trabajo y la asistencia social, motivos por los que a esa edad fundó una guardería junto con su familia en su hogar, sin imaginar todo lo que lograría, además del gran regalo que le tenía deparado el destino para su futuro al ser mamá.

“Estudié en un colegio católico la primaria, secundaria y preparatoria, después en la Universidad de Occidente estudié la Licenciatura de Ciencias de la Comunicación. Tuve una adolescencia muy bonita, con muchos amigos, tengo amigos que conservo desde que tenía 5 ó 6 años”, comenta.

“Siempre he sido muy inquieta, yo empecé a trabajar muy joven, a los 17 años pusimos una guardería en mi casa, los sábados me ayudaba mi mamá, ella les daba clases de catecismo a los niños; y mi abuelo, Antonio Salgado, me ayudaba a dar clases de teatro”, recuerda.

Mientras cursaba sus estudios de licenciatura, Alicia también colaboraba como columnista para un periódico. Al terminar su carrera, Gilberto Ceceña la invita a conducir el programa Hecho por jóvenes, trabajo que acepta con gusto, al tiempo que comienza a interesarse en trabajar en el Proyecto Tres Ríos.

“Iba empezando el Proyecto Tres Ríos y yo pensaba que sería muy padre poder trabajar en un lugar de esos, pero se me hacía imposible porque acababa de salir de la carrera. El Proyecto Tres Ríos empezó en abril, yo salí en agosto de la carrera, a finales de agosto ya estaba trabajando ahí y duré 10 años”.Inicia una nueva etapa

“Dejé lo de la televisión para meterme de lleno en el Proyecto Tres Ríos, estuve en varias áreas, conocí personas lindísimas que les tengo mucho cariño. Ahí me llega la noticia de que voy a ser mamá. Fue padrísimo, al principio pensé: Dios mío, qué voy a hacer; pero es la etapa más bonita de mi vida, la más impresionante. Todo mundo me decía que me veía muy bonita, pero era que estaba muy feliz”, indica.

Con gran emoción y lágrimas en su rostro, trajo a su mente el momento en el que experimentó una de las etapas más bonitas de su vida y al mismo tiempo vivió tristeza al no poder tener a su lado a su mamá, quien tenía poco tiempo de haber fallecido.

“El día más bonito de toda mi vida fue cuando nació André, fui con el doctor y me dice que trae tres vueltas del cordón en el cuello y que me tenía que hacer cesárea, entonces me dijo que al día siguiente a las 7:00 horas me operaba, y yo le dije que no fuera malo que me operara ese mismo día. Lo convencí y a las 21:20 horas, del 27 de febrero de 2001 nació mi hijo, pesó 3.80 kilos y midió 49 centímetros”, dice.

“Llega la etapa de que nace André y me retiré de mi trabajo en el Tres Ríos para estar un tiempo con él. Ya que estuvo más grande, me invitó Lupita de Millán a trabajar al Sistema DIF Sinaloa, en el voluntariado, en el programa de apoyo a niños con cáncer; ahí sufría porque veía el dolor de los niños muy de cerca y pensaba que no me gustaría estar en los pies de sus familias”.

Las dificultades de su maternidad

Una de las situaciones más difíciles dentro de su etapa como mamá, fue una serie de lesiones que sufrió su hijo, ya que ella lo describe como un niño muy inquieto, lo que le ocasionó grandes preocupaciones.

“Me salió muy travieso, tuvo muchos golpes, pero lo más triste fue cuando le dio meningitis, eso sí fue muy triste. Estuve 10 días en el área de infectología del hospital con el muchachito entre la vida y la muerte. Además, a los 5 años, lo operaron de la apéndice”, comenta.

Un momento difícil y una nueva oportunidad

Otro de los momentos más difíciles que vivió fue cuando su papá falleció, pero una nueva luz apareció con el nacimiento del Banco de Ropa y Enseres Domésticos de Culiacán, que le dio un poco de alegría, dentro de su tristeza.

“Estuve un tiempo trabajando con los hijos de jornaleros agrícolas, en el Sistema DIF Sinaloa, en esa etapa fue cuando falleció mi papá, André tenía 6 años cuando mi papá murió en mi oficina por un paro y fue muy triste”.

“Justo en esos momentos es cuando nace el Banco de Ropa y Enseres Domésticos de Culiacán, eso fue padrísimo porque de eso ya hace 10 años, a mí me habla Tomás Inukai, él sabía que siempre había estado en asistencia social y me invita a trabajar en esa institución de asistencia privada que ayuda a las personas de escasos recursos, mediante donativos que otorgan la sociedad y las empresas”.

Sobre su matrimonio

A los dos años de ingresar al Banco de Alimentos, se casa con un joven con el que tenía amistad desde años atrás y con quien le ha tratado de dar la mejor educación a su hijo, a través del ejemplo e inculcándole los mejores valores y el respeto a las mujeres.

“Han sido años demasiado felices, Dios me tenía preparado esto y soy la mujer más feliz del mundo, es súper buen papá, buen esposo, aprendo mucho con él y como soy una mujer entre dos hombres, me tienen muy chiqueada, mi hijo es mi corazoncito santo y mi esposo mi esposo mi cielo santo”, comparte.

“A mi hijo siempre le estamos inculcando buenos valores y ve el ejemplo en mi esposo, como el abrirme la puerta. Siempre le digo que la numero uno va a ser su esposa y que yo siempre seré su mamá, pero a ella la tiene que tratar bien porque con ella va a iniciar una familia y le digo que se fije que lo quiera y que tenga valores”.

 

La relación con su hijo

“Nosotros somos cómplices, somos amigos, pero sin romper el límite que existe como madre e hijo, si vamos de compras él me dice qué me queda mejor, incluso sus amigas también le preguntan qué usar y él las aconseja”.

“Vivo y respiro a través de André, quiero dejarlo volar. Me platica muchas cosas, yo dejo que me platique todo y si veo que algo puede estar fuera de lugar se lo digo de buen modo, son jóvenes, él tiene que vivir su vida y se tiene que caer para aprender, me va a doler con toda el alma, porque recuerdo cuando yo le decía a mamá que quería madurar y ella me decía que, si para madurar necesitaba tener golpes en la vida, me prefería inmadura toda la vida”, añade.

Su mensaje para las mamás

“Es lo más hermoso del mundo tener un bebé en tus brazos, es lo más bonito ver cómo van creciendo tus hijos, si adoptan, si tienen o como quiera que sean mamás, créanme que es lo más bonito que les puede pasar; aunque claro que te desvelas y sufres con ellos si les da temperatura, pero es lo más bonito que pueden experimentar”, finaliza.

PERFIL

Nombre: Alicia Valentina Chaurand Salgado

Edad: 48 años

Papás: Enrique Chaurand Fernández y Coyo Salgado de Chaurand

Esposo: Martín Roberto Ibarra Gaxiola

Hijo: André Chaurand Salgado

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades