Ambiente de fiesta - Noroeste
Periódico Noroeste
23 de Mayo de 2018  •  Edición impresa Edición de hoy  •  22º
Buscar
null
>
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Ambiente de fiesta
Reina el optimismo entre los jugadores de Venados previo a cada encuentro
José Manuel García / Enviado
03/01/2008 | 00:00 AM
Marcar como favorita
GUASAVE._ El ambiente en el dugout de los Venados es de fiesta. Es de playoffs.
Desde que llegaron al parque se notó que ya estaban ahí, porque empezaron las bromas y a saludar a los amigos.
La orden de Eddie Díaz fue directa: “Vamos Freddy”.
Y Sandoval dejó de saludar a sus amigos Algodoneros y de buena manera se dispuso a irse a lo que todos llaman el “pasito del JJ”.
José Juan Robles le devolvió el ánimo a los Venados con sus pasitos chistosos, previos a los ejercicios de calentamiento.
Tan chistosos se ven los rojos, que hasta los Algodoneros no evitaron la risa.
En el dugout, Arnoldo “Kiko” Castro, quien fuera una de las figuras en el único campeonato de Algodoneros de Guasave en la temporada 1971-1972, vestía de rojo, con una chamarra de los Venados. Qué ironía.
Y es que su hijo, José Lavagnino Castro, es buscador de talentos de los Venados.
“Kiko” recordaba que en la final del título azul dio un jonrón con las bases llenas.
Se le comentó a Castro que cuando Arnoldo Castro jugaba con los Venados siempre creían que era su hijo.
“Sí es hijo de Arnoldo Castro, porque así se llama su papá, pero no es mi hijo”, dijo “Kiko”.
En la jaula de bateo, Juan Melo perdió su primer duelo de jonrones, en donde Sergio Omar Gastélum y Roberto Saucedo parquearon más pelotas.
Eddie Díaz acomodaba el orden al bate, repleto de derechos para contrarrestar el brazo zurdo de Víctor Álvarez.
El estadio poco a poco se llenó, la música puso a bailar a más de alguno y otros preferían mover el bigote con las papás, tacos, cacahuates o quitarse un poco el frío con un atole caliente.
    Sé un buen ciudadano
    Suscríbete al boletín Front News y recibe las noticias más importantes en tu correo todos los días.
    Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
    Te puede interesar..