Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Andrés Acosta, Premio Valladolid a las Letras, habla de la influencia de ‘El golem’ en su obra ganadora
El actor premiado en Mazatlán comenta que la novela de Gustav Meyrink le impactó mucho, y cree que no se ha leído adecuadamente, que se le ha encasillado como literatura fantástica y eso ha limitado su apreciación
Héctor Guardado
26/09/2020 | 3:13 PM
Marcar como favorita
Foto: Rafael Villalba

MAZATLÁN._ Cuando Andrés Acosta releyó El golem por segunda vez en su vida, se le reveló una obra inquietante que lo llevó a desentrañar a través de una novela la vida de su autor y con ella ganó el Premio Binacional Valladolid a las Letras.

"La novela El golem, de Gustav Meyrink me impactó mucho, la leí hace muchos años, la retomé recientemente hace tres y me di cuenta que está sujeta a muchas interpretaciones, y creo que no se ha leído adecuadamente, se le ha encasillado como literatura fantástica y eso ha limitado su apreciación, es una historia muy enigmática y está sujeta a muchas interpretaciones", expresó.

"Muchos creen que en la historia tradicional de la creación de un monstruo tipo Frankenstein, lo que intenté hacer en esta novela es que El golem se percibiera como las letras mismas que para mí son las entrañas del monstruo".

El golem, la obra clásica escrita en 1915, para muchos es el anuncio de la estación de monstruos como Hitler.

“La construcción y deconstrucción de personalidades ególatras autoritarias y totalitarias es cíclica en la historia de la humanidad, el autor del El golem se anticipó 15 años al advenimiento del nazismo, fue muy sensible a los cambios sociales, y la gestación de líderes con esas características”, compartió.

“Estamos viviendo el surgimiento de este tipo de líderes en diferentes partes del mundo, creo que en mí fue algo inconsciente porque está en el ambiente. La atmósfera paranormal que rodea la narración es porque Meyrink, el autor de El golem, era miembro de sociedades secretas que estaban de moda a principios del Siglo 20”.

El escritor, quien recibió el Premio Valladolid a las Letras la noche del viernes, sugiere que El golem debe ser leído tomando en cuenta los mensajes oblicuos, los gestos, guiños que se tienen que descifrar desde el principio de la obra.

“Si leemos esta obra sin prejuicios ni etiquetas podemos encontrar cosas nuevas”.

 

 

¿Te gustó lo que leíste?

Si tu respuesta es sí, te invitamos a suscribirte por solo $100 pesos al mes y apoyar el periodismo que hacemos para ti con el objetivo de hacer de Sinaloa un mejor lugar para vivir. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades