Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Antes de conocer su pena, defensa llevó testigos para salvar honor de Lapo, pero falló
Lego de pocas preguntas de parte del abogado defensor, la Fiscalía se encargó de demostrar, con su cuestionario, que los testigos no conocían totalmente ni la situación ni el actuar del ex secretario técnico de la Secretaría de Turismo en el gobierno malovista
José Abraham Sanz
11/07/2019 | 2:08 PM
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

CULIACÁN._ Durante la audiencia de individualización de las penas y la reparación del daño, del proceso contra Luis Ángel Pineda Ochoa, la defensa legal del ex funcionario presentó a dos testigos que pudieran abonar a demostrar que éste de verdad era una buena persona y que se dedicaba a su familia, con el fin de impedir la pena máxima que solicitó la Fiscalía General del Estado.

Sin embargo, luego de pocas preguntas de parte del abogado defensor, la Fiscalía se encargó de demostrar, con su cuestionario, que los testigos no conocían totalmente ni la situación ni el actuar del propio Pineda Ochoa.

Los testigos llevados se presentaron como amigos de la familia de Pineda Ochoa, ambos originarios de Higueras de Zaragoza, donde el acusado también lo es.

Miguel Ángel “N” aseguró haber trabajado con el padre del ex funcionario y conocer, desde hace algunos 35 años, al acusado.

“Trabajé con su papá desde hace muchos años; le ayuda a su hermano en un campo, trabajando; él se dedica a su familia, ahí se la lleva”, dijo como respuesta a una serie de preguntas de uno de los abogados defensores.

Entonces la Fiscalía contraatacó.

¿Nos puede decir a qué escuela fue Luis Ángel Pineda Ochoa?, cuestionó uno de los fiscales.

La defensa intentó impedir las preguntas, pero la juez determinó que ayudarían al contexto y la situación.

“Pues allá, en Higueras de Zaragoza”, respondió tímido Miguel.

“Es muy trabajador, se porta bien, viven en una muy bonita casa”.

El fiscal cuestionó sobre si conoce el lugar de residencia de Pineda Ochoa y le pidió que la describiera.

“No, no, pues bonita para uno”.

¿No sabe qué profesión tiene?

No.

¿No sabe en qué escuela estuvo? ¿Cómo es una casa bonita?

Lo normal de una casa, yo tengo una casita.

¿Ha ido usted a visitarlo a su casa?

Pues muchas veces.

¿Con qué frecuencia lo visita?

Voy cada fin de semana.

Bueno, no todos, porque vive lejos.

¿Usted sabe cuál era la función de Luis Ángel Penda Ochoa como funcionario?, continuó el fiscal.

“Es que no platicamos de eso, nomás como amigos”, respondió.

El testigo, quien por momentos se mostró nervioso y le insistían para que respondiera las preguntas, admitió que “en lo personal” no le constaba el trabajo que realizó Lapo en el Gobierno del Estado.

El segundo testigo, quien permaneció afuera de la sala durante el primer interrogatorio, también se llama Luis Ángel “N” y aseguró que fue compañero del acusado desde el jardín de niños hasta la secundaria en Higueras de Zaragoza.

¿Sabe usted a que se dedica?, preguntó el abogado.

“Él le ayuda a su hermano en el campo; él se dedica a la labor del campo y a la familia, pues es buena persona, amoroso para su familia”, respondió a una serie de preguntas.

En el turno de la Fiscalía, nuevamente los fiscales buscaron las contradicciones o la verdad que ayudara a revelar la información del testigo.

"Cuando él entra a Higueras de Zaragoza nos saludamos como amigos.

¿Usted lo visita en su casa?

No, yo me llevo en mi pueblo nomás.

¿Usted tiene contacto con su familia?

Sí, su hermano se llama José

¿Sabe cuánto gana Luis Ángel Pineda Ochoa?

No, yo no sé.

¿Usted sabe de los asuntos de Luis Ángel Pineda Ochoa con el Gobierno del Estado?

No, eso yo no sé.

¿Usted conoce el lugar donde vive?

No, sólo que vive en el fraccionamiento La Herradura en Mochis.

¿Cómo vive Luis Ángel Pineda Ochoa?

Pues el vive, para mí, normal.

“Es muy trabajador él, vive en el fraccionamiento La Herradura en Los Mochis, yo sé que está ahí; yo no he entrado ahí”, expresó.

Como en esta ocasión, los cuestionarios a los testigos de la defensa no resultaron como esperaban.

Al final del juicio oral, la juez recalcó a la defensa que el único testigo diferente a los que la Fiscalía había presentado, no había servido para aportar evidencia o señalamientos que ayudaran a su defendido, y que incluso el primero había ayudado a corroborar el actuar ilegal de Pineda Ochoa durante el lapso que cometió el delito por el cual ha sido acusado.

Pineda Ochoa fue sentenciado a 13 años y 6 meses de cárcel por el pago ilegal de más de 8.6 millones de pesos, entre julio y diciembre de 2016, para tres campañas publicitarias en el extranjero de las que no hay evidencia de haberse realizado.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades