Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Astudillo dice que ataque con carro bomba en Guerrero es porque grupos criminales se llevan pesadito
El Gobernador considera que el atentado en Xaltianguis confirma que los grupos que se disputan el territorio se llevan pesado y ese es el problema
Sinembargo.MX
05/04/2019 | 1:04 PM
Marcar como favorita
Foto: Sinembargo.MX

Acapulco (SinEmbargo).- El Gobernador Héctor Astudillo Flores pidió “no magnificar” la explosión de un coche bomba en un poblado que está a 40 kilómetros de Acapulco, dijo que el episodio ocurrido en Xaltianguis confirma que los grupos que se disputan el control allí “se llevan pesado y ese es el problema”. Condenó la acción porque causa “temor y alarma” entre los habitantes del lugar.

En declaraciones al concluir un acto de colecta de la Cruz Roja en la explanada de la Promotora Turística (Protur), en la zona Diamante de Acapulco, Astudillo Flores manifestó que el episodio ocurrido enfrente de la comandancia de la Policía Ciudadana de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) se deriva de los conflictos entre dos grupos, sin precisar cuáles, e indicó que ha estado en contacto con la Fiscalía General de la República (FGR) que está haciendo una investigación de los hechos.

Agregó que se tiene información de quiénes estuvieron antes del estallido, quiénes estuvieron cerca del vehículo Sentra blanco en el que se encontraba el artefacto y “sin duda esto requiere de una investigación más a fondo y colaboración de quién pueda dar datos”.

Señaló que los hechos “son desafortunados, lamentables. El reprobable acto que causó alarma en la población y pudo haber tenido consecuencias muy graves y afortunadamente no tuvo ninguna circunstancia de lastimar a nadie”.

Y entonces dijo, en aparente alusión a la UPOEG y a la Policía Comunitaria que se escindió de ella, “la expresión que yo diría es que se llevan pesadito”.

“Se llevan pesado, ese es el problema, se llevan pesado y qué lamentable que un hecho como éste causa temor, alarma entre la población que no se lo merece, especialmente en Xaltianguis, derivado de circunstancias de conflictos entre grupos”, reiteró.

Añadió que ese hecho de violencia en la zona rural del puerto es “muy malo” porque se da a unos días del inicio del Tianguis Turístico que inaugurará el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador el próximo domingo.

“No pasa en Acapulco sino a 40 kilómetros y se aprovecha la circunstancia como si lo tuviéramos aquí. No fue en Acapulco, fue dentro del municipio de Acapulco, ayúdenme ustedes a no magnificar esto, porque no se debe magnificar”, precisó.

Cuestionado sobre si se va reforzar la seguridad en Xaltianguis, respondió que sí e insistió en la importancia de que localmente “no magnifiquemos algo que no tuvo ninguna consecuencia, que es muy grave, que se tiene que investigar pero no fue en Acapulco, sino a 40 o 50 kilómetros de aquí. Es muy lamentable, muy reprobable por las familias de Xaltianguis que lo sufren, pero hay que separar de que no fue donde estamos sino a 40 kilómetros”.

Sobre el Tianguis Turístico que se inaugura el próximo domingo, con la presencia del Presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo que las autoridades se están preparando todos los días para el evento, y espera que salga todo bien y que sea exitoso.

Añadió que la información que tenía era que la participación para el tianguis es muy buena, y ya rebasó la de Mazatlán en compradores y expositores y “esperamos que se desenvuelva todo muy bien”.

El miércoles por la tarde, un automóvil explotó afuera de la comandancia de la policía de la UPOEG, ubicada en Xaltianguis, en el municipio de Acapulco, el incidente dejó seis automóviles dañados, uno de ellos una camioneta urvan y la barda destruida de una casa.

La Policía Comunitaria del municipio de Xaltianguis, en el sureño estado de Guerrero, aseguró este jueves que la explosión que ocurrió el miércoles en la localidad fue planeada y sugirió la utilización de un coche-bomba.

La explosión ocurrió frente a las instalaciones de la Policía Comunitaria de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) en la citada localidad, ubicada a unos 40 kilómetros de la ciudad costera de Acapulco.

“El Fiscal del estado dio una conferencia de prensa donde dijo que no es terrorismo, que fue un tanque de gas, cuando nosotros vimos cuando el Ejército desactivó la bomba que no detonó”, comentó a EFE, el promotor de la UPOEG, Antonio Márquez.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades