Entrar
 Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Atrapa vecino a ladrón en Culiacán... ¡y lo dejan ir en dos horas!
En entrevista con Noroeste, el muchacho expone su historia, lamentando que se den este tipo de situaciones
Gabriel Mercado
23/05/2018 | 10:21 AM
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

Jhostan Gemayel está decepcionado. La casa de sus padres ubicada en la colonia Guadalupe fue visitada por "alguien" el viernes 11 de mayo, quien buscaba llevarse lo poco que había de valor.

Ese sector ha sido asolado por robos domiciliarios y asaltos, a tal grado que un grupo de vecinos se organizó para tratar de confrontar estos delitos. Ellos dieron aviso a Jhostan, quien se encuentra radicando en Guadalajara.

Llegó el sábado de inmediato para conocer la situación, los vecinos fueron amables y le contaron el hecho, el tipo había forzado una entrada en la herrería a un lado de la vivienda y dejó un hueco, por lo que se vio obligado a realizar una reparación menor y quedarse a descansar en la casa.

El domingo por la mañana recibió un mensaje de uno de los miembros del comité vecinal: el ladrón había regresado.

"Un contacto me llama muy temprano: Jhostan, Jhostan, el bandido, el mismo bandido que robó el viernes ¡está en tu cochera!, yo por impulso salgo a cuestionarlo, enfrentarlo, el chavo se sorprende, lo correteamos, la policía me ayudó, a través de ellos se logró la captura, lo que sí veo incongruente fue el proceder", mencionó.

"Se bajan dos oficiales, quiero pensar que uno tenía un cargo porque vestía de blanco, y el que manejaba color azul normal de cualquier policía. El policía de blanco abre la puerta de la patrulla y reconocé a la rata, al bandido como tal: 'qué andas haciendo aquí, ¿por qué aquí?', investigando (después), ya hasta antecedentes tiene por los mismos motivos", refirió el afectado.

Los agentes le instaron fuera a interponer la denuncia al ministerio público de inmediato mientras ellos trasladaron al detenido a Barandilla, y le dijeron que sólo lo podían retener 24 horas.

Jhostan a como pudo, sin conocer mucho la ciudad, y con ayuda de los vecinos, fue a las oficinas correspondientes y dejó la denuncia. Al ir a Barandilla se llevó una agria noticia: el ladrón fue liberado, porque alguien fue y pagó la multa de dos mil pesos. Sólo dos horas estuvo tras las rejas, porque lo remitieron los policías por una falta administrativa.

En entrevista con Noroeste el muchacho expuso su historia, lamentando se den este tipo de situaciones, donde la ley pareciera favorecer más al delincuente que a las víctimas.

"Siento que tienen más derechos ellos que nosotros, y para saber el origen de por qué sale tan rápido vuelvo a ir al ministerio público", comentó.

Gemayel regresó con el objetivo de no quitar el dedo del renglón y obtener justicia, pero sólo comenzó un viacrucis. Lo trajeron de vuelta en vuelta, de una oficina a otra, "que es otro el agente que tiene el caso", le decían. Finalmente la misma licenciada que lo atiendió un día anterior lo recibe, y le dice que lo mandará a otro departamento para iniciar una conciliación y le otorgue un perdón al ladrón y este se comprometa a pagarle y recibir una orden de restricción, según lo marca el nuevo sistema de justicia penal.

"Dije, es bueno recuperar lo que con trabajo hace uno, pero analizando la situación, no es la solución, porque el chavo ya tiene antecedentes por las mismas cosas, fueron varias vueltas, una licenciada con otra... llegué a un punto donde se los dije: señores déjenlo así, me siento impotente, déjenlo así, ojalá y no les pase a ustedes en carne propia para que crean y sientan lo que vive uno", subrayó.

Él afirma que de todos modos continuará con el proceso, gracias al respaldo de comité de vecinos quienes lo acompañaron para presionar y se recibiera su casa, y con la meta de dejar un antecedente y alcanzar el bien común.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades