Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Aunque EU dejó ir a Cienfuegos, México restringirá marco de operación de DEA, FBI, CIA: Proceso
Salvador Cienfuegos Zepeda llegó el miércoles 18 de noviembre a México procedente de la ciudad de Nueva York, luego de que Estados Unidos retirara los cargos en su contra por narcotráfico y lavado de dinero
Sinembargo.MX
21/11/2020 | 5:49 PM
Marcar como favorita
Foto: Cortesía

MÉXICO (SinEmbargo).- Aunque autoridades estadounidenses decidieron retirar los cargos contra el general Salvador Cienfuegos Zepeda, se restringirá el marco de operación en México de la Administración de Control de Drogas (DEA), el Buró Federal de Investigaciones (FBI), la Agencia Central de Inteligencia (CIA), el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) y otras agencias estadunidenses, de acuerdo con funcionarios mexicanos que fueron consultados por la revista Proceso.

“El hecho de que el Departamento de Justicia estadunidense no compartiera con el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador que el exsecretario de la Defensa Nacional (Sedena) era objeto de investigación bajo la Operación Padrino, abrió un tajo en la relación bilateral”, señala el reportero J. Jesús Esquivel.

“La molestia del Gobierno de AMLO por el arresto de Cienfuegos en California el pasado 15 de octubre, acusado por la DEA de narcotráfico y lavado de dinero, se transmitió a William Barr, procurador general de Justicia estadounidense, al día siguiente de la captura”, agrega J. Jesús Esquivel.

En el texto Con Estados Unidos “se perdió la confianza” y “ya nada será igual”, publicado en el número 2299 del semanario mexicano, Esquivel reitera “que el secretismo con que la DEA y el Departamento de Justicia manejaron la Operación Padrino provocó una incisión en la cooperación bilateral en seguridad y combate al narcotráfico”.

“Tras la detención y encausamiento de Cienfuegos, el Presidente López Obrador decidió someter a revisión la cooperación con la DEA y otras agencias estadunidenses, tal como lo publicó Proceso en su edición 2295 del pasado 25 de octubre”, añade.

“La renuncia a procesar en Nueva York al general Cienfuegos casi fue inmediata cuando le informamos al Departamento de Justicia que cambiaría la relación con la DEA y con todas las otras agencias de inteligencia y de seguridad que trabajan en México”, dijo uno de los funcionarios a Proceso.

“Ya no será nada igual”, aseguró el mismo funcionario sobre la cooperación entre las agencias estadounidenses y las autoridades mexicanas.

CIENFUEGOS POR UN CAPO

El Gobierno de Estados Unidos retiró los cargos de narcotráfico y lavado de dinero contra el General Salvador Cienfuegos Zepeda, extitular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), a cambio de que el Gobierno de México capture a un líder de la droga del más alto nivel y ligado al “trafico de grandes cantidades del opioide sintético fentanilo”, informó ayer la agencia Reuters.

La agencia de noticias con sede en Reino Unido citó a “una importante fuente mexicana”, sin revelar el nombre. Esa fuente expuso que el compromiso del Gobierno que encabeza el Presidente Andrés Manuel López Obrador fue “colaborar con Estados Unidos en la captación de un objetivo primordial”.

Reuters aclaró que no pudo detectar que líder del narcotráfico en México es el objetivo de canje por el General Cienfuegos Zepeda, y su fuente no le reveló el nombre para no arriesgar la investigación que estaría en curso.

De acuerdo con la lista de los ocho fugitivos más buscados por la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), la mitad son mexicanos.

Se trata de Rafael Caro Quintero, quien fue líder del Cártel de Guadalajara; Ismael Zambada García, alias “El Mayo”, a quien se considera la cabeza del cártel de Sinaloa; Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, quien manda en el cártel Jalisco Nueva Generación, y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, hijo de “El Chapo Guzmán” y quien integra también el cártel de Sinaloa.

El exsecretario mexicano de Defensa durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) llegó el miércoles 18 de noviembre a México procedente de la ciudad de Nueva York, luego de que Estados Unidos retirara los cargos en su contra por narcotráfico y lavado de dinero. El exsecretario de la Defensa Nacional no fue detenido, autoridades mexicanas solo le informaron que ya es investigado en el país, según informó ese día la Fiscalía General de la República (FGR).

De acuerdo con la dependencia, el General de División en retiro descendió de la aeronave Gulfstream 4, matrícula N40VC, del Gobierno de los Estados Unidos, a las 18:48 horas, en el Aeropuerto de Toluca, Estado de México. Vestía ropa formal y corbata.

 

¡Suscríbete por 1 peso al día!

Y además llévate de regalo una taza personalizada con tu nombre de nuestro 47 Aniversario. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades