Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Beneficia música clásica desarrollo del humano, dice
Ayuda a que haya armonía en la formación del producto, indicó Eduardo Ceceña Gaxiola
Santiago Vizcarra
03/01/2008 | 00:00 AM
Marcar como favorita
Las nuevas pedagogías han descubierto que la música clásica, tiene una influencia saludable en la vida del ser humano, ya que desde que se forma el feto en el vientre materno ayuda a que haya armonía en la formación del producto, indicó Eduardo Ceceña Gaxiola.
El concertista de piano explicó que la música, ayuda a que haya armonía en toda la formación de los órganos del producto y le da una sensación de bienestar al feto.
Por tal motivo, recomendó que la mujer durante su embarazo debe poner música clásica directamente en su vientre, para estimular al producto.
"A los 90 días el feto desarrolla el oído, cuando la mujer está embarazada es cuando más efecto hace la música en el bebé", dijo.
El solista de piano, agregó, que durante el parto, también es importante que haya música clásica, principalmente de la época barroca como las melodía de Vivaldi, Juan Sebastián Bach y Gendel.
Ceceña Gaxiola comentó que nació en Guamúchil en 1938 y una vez terminados sus estudios de educación básica, se trasladó a Culiacán al Colegio Civil Rosales hoy la UAS, donde continuó su preparación académica y encontró su pasión por la música.
Relata que en ese tiempo cuando tenía 14 años, en la UAS comenzó el repunte del teatro universitario moderno con Roberto Hernández y Masado López, donde se sintió atraído por ese arte.
"Todos teníamos prohibido entrar al salón de actos, pero yo me "colé", porque me encantaba verlos y escucharlos cuando estaban ensayando”, recuerda, “yo entré a ese lugar, estaba escondido atrás en las bancas para que no me vieran, en ese momento Roberto Hernández comenzó a caminar por entre las bancas y me descubrió, me puse pálido pensé en que me iban a expulsar de la escuela".
Luego de ese suceso, Hernández lo integra a su elenco y presenta con ellos, la obra El niño y la niebla.
Posteriormente, dice que empezó a presentar conciertos y recitales de piano, luego se especializó en la música en el Conservatorio de las Rosas, Morelia, después estuvo en la universidad de Guanajuato y para ser pianista solista, tuvo que acompañar al Ballet Clásico en Bellas Artes de la compañía Nacional de Danza.
En seguida el artista de 69 años de edad, encontró su vocación en educación musical infantil, actualmente es solita de piano y presenta recitales de obras clásicas románticas y modernas como música de Beethoven, entre otros.
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio

Oportunidades