Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
BANDA DE ROCK SINALOENSE
Bravos Black Buches, un catalizador musical para la denuncia social
Con una fusión de folk, blues, rock y country, la agrupación de rock sinaloense denuncia en sus melodías lo que pocos se atreverían a contar
Leopoldo Medina
12/09/2020 | 12:45 AM
Marcar como favorita
Foto: Luis Brito

Darle voz a la sombra del ser humano a través de la música es cantarle a la vida, porque también eso la integra.

Evidenciar por medio de la música los crímenes y la corrupción es dejar en la partitura de la memoria colectiva, los errores y la vergüenza que cargamos como sociedad.

Así lo asume Bravos Black Buches, un grupo de rock sinaloense que a ritmo de blues, folk, country y rock hace una versión musical de historias reales.

La agrupación está conformada por rockeros veteranos, unidos por una misma pasión, hacer buen rock: Francisco Cuamea en la batería, Osiel Hernández en el bajo, Roberto Fernández en la voz, y Heber Martínez en la guitarra.

Recientemente el grupo lanzó de manera oficial el tema “La sentencia” su primer sencillo, una canción que narra lo que Vicente Zambada hijo expresó ante el juez momentos antes de escuchar el veredicto.

 Su discurso está publicado en el Libro El Traidor, de la periodista Anabel Hernández, episodio que inspiró esta canción.

 “La idea de esta canción salió del último capítulo del libro, y se nos hizo padre ponerle música a ese discurso; la letra es 98 por ciento verídica y basándonos en ese speech se planteó una idea musical, la grabamos”, señaló Cuamea.

Francisco Cuamea

 El baterista comentó que por la pandemia se han mantenido “atorados” en la grabación de más temas, lanzando por lo pronto ese sencillo, el cual fue bien recibido en las redes sociales al igual que la propuesta musical de los Bravos Black Buches.

 “Desde que lanzamos el tema hemos visto cómo las reproducciones han aumentado, más personas se han agregado a nuestro Facebook, creo que vamos bien”, indicó el baterista.

Para Cuamea, la idea de ponerle música a este tipo de historias es otra forma de denuncia periodística, oficio que ha ejercido por más de 25 años.

"Durante mi trayectoria profesional he visto de cerca infinidad de casos de corrupción, violación a los derechos humanos, crímenes y muchas otras historias que retomamos en el grupo, así que en los Bravos Black Buches no van a encontrar canciones de amor".

Son letras que Cuamea califica de "fuertes", pero que es un deber amplificarlas, no solo con reportajes de investigación, sino con música, ya que a lo largo de la historia se sabe que ayuda a generar mayor impacto, conciencia, sensibilidad, empatía o coraje.

 En ese sentido, explicó el baterista que su objetivo es provocar reacciones con la música, desde pensar que son “chingaderas”, hasta causar interés por el tema de fondo.

"Sobre todo debemos hacerlo porque vivimos en una sociedad muy indiferente, narcisista, concentrada en su egoísmo, con posturas supuestamente de empatía social, cuando en realidad son ególatras".

Afirmó que el tema 'La sentencia' es en realidad es un reto para preguntarnos si somos capaces de perdonar a un criminal por sus delitos.

"Si en su juicio pidió perdón, la provocación es hacernos reflexionar si somos o no capaces de perdonar a aquellos que nos hacen daño, sea o no un delincuente”, resaltó.

 Para Osiel Hernández contar este tipo de temas a través de la música es una necesidad porque considera que la sociedad tiene memoria corta.

"Un tema puede causar indignación hoy, y para mañana se olvida, por lo que una forma de perpetuar o de magnificar las cosas es a través de la música, así llega a personas que tal vez, ni siquiera estaban enteradas de estas historias", externó.

Héber Martínez

 El guitarrista Héber Martínez criticó que en el rock se haya perdido esa parte, dijo que hoy es muy rosa y ha perdido la energía que lo caracteriza

"El rock es música de reclamo, de crítica, y espero que las nuevas generaciones rescaten esta ideología", señaló.

“La música es atemporal, si algo te gusta, te va a seguir gustando dentro de 10 o 20 años más, desde ese punto de vista, si las cosas siguieran igual, hay una evidencia, una manifestación artística, pero con un discurso implícito, historias hay muchas, pero no quien las comparta”.

Osiel Hernández

Osiel, el bajista, recordó que hoy se vive en un mundo mucho más complicado, donde la violencia está la orden del día, por lo que todo el esfuerzo de hacer hoy música es loable, valiente.

"Vivimos con el miedo de saber si llegaremos o no con los instrumentos a los ensayos, por eso cantamos sobre violencia o abusos de poder, pues porque está ahí, porque existen".

El también editor multimedia de un medio de información regional dijo que no solo por el trabajo periodístico que realiza aborda esos temas, sino porque se ven en todos lados.

"Tenemos miedo de que nos toque un hecho violento, como los que hemos vivido, uno de ellos el del 17 de octubre de 2019”, señaló Hernández.

A dos años de haberse formado como una agrupación que empezó como un pretexto para disfrutar la música y unas chelas, hoy los integrantes de Bravos Black Buches consideran que han vivido una evolución, a partir de que decidieron crecer de manera orgánica creando sus propia música para convertirse en lo que llaman "un grupo de estudio", plasmando su trabajo en grabaciones lanzadas vía digital.

Roberto Fernández

 

 “Hace 20 años era muy complicado hacer música, pero la tecnología ha permitido más variedad de propuestas musicales, y no solo del rock, sino del pop, rap, hip hop, reggae, en general se está creando muy buena música en Sinaloa”, señaló el guitarrista.

 Osiel Hernández resaltó que un movimiento importante ha sido el Culichis Rock Army, el cual aglomera bandas de la localidad, y de toda la región, todas de buen nivel, para poder participar en las tocadas, funcionando como una plataforma de proyección para las mismas.

 “Hoy vemos unas bandas más organizadas que antes, las complicaciones que había antes para tocar, grabar, o hasta conseguir instrumentos, era difícil, hoy las cosas son distintas, hoy suenan más profesionales, y aunque no reciban el apoyo que deberían, sí se preparan y se preocupan por hacer las cosas bien” destacó el bajista.

MÚSICOS CON TRAYECTORIA

 Si hay algo que fortalece este proyecto musical es el distinto bagaje musical con el que cuenta cada uno de sus integrantes, aportando cada uno su "expertise" en la música, su cultura, su estilo propio, creando con ello una fusión de ideas que se ven enriquecidas y armonizadasm que a la hora de tocar se percibe el trabajo en equipo.

"Mientras yo defino el tema a tratar para crear la pieza, Heber y Osiel aportan su experiencia en el bajo y la guitarra creando las armonías que pudieran funcionar, creándose así la melodía", explicó Cuamea.

"La voz la poner Roberto con su estilo impetuoso y robusto, así se logra el estilo que más se adecue a la pieza, que lo mismo puede empezar en un blues, o country, hasta llegar al folk".

Destacó el baterista que la música que ha emanado de ellos tiene cuatro puntos cardinales: rock, folk, blues y country, estilos que se apegan bien al tipo de historias que ellos quieren contar, canciones de circunstancias reales, cantar lo que sucede en la vida misma.

PRIMER EP

 Además del tema La sentencia, tienes grabados varios más. Uno es el llamado Las Mulas, tema basado en el caso de la pequeña Dayana, que desapareció y mataron en el pueblo de San Pedro, Navolato, pieza que seguramente generará polémica, con una versión hipotética del asesino o presunto asesino, el soliloquio de un monstruo.

Otro es Desplazado, una más titulada La daga en la espalda, otro más es Balada para Javier, esta última, un tributo que se compuso al periodista mexicano Javier Valdez, asesinado el 15 de mayo de 2017.

“Balada para Javier es prácticamente un homenaje para él, un tema que grabamos en el estudio de nuestro amigo Polo Carrillo, y que fue lanzada el 15 de mayo, el día de su aniversario luctuoso como un tributo, y a la cual se le hará una nueva versión”, detalló Cuamea.

El baterista agregó que, con estas piezas esperan grabar su primer EP, aunque la idea es ser una banda de singles, para irlos lanzando poco a poco, a través de sus las redes sociales y plataformas digitales.

 EN CRECIMIENTO

Previo a la pandemia los Bravos Black Buches tenían programado realizar un concierto en diciembre, pero fue pospuesto y por lo pronto buscan crear una comunidad entorno a grupo, marcando así su debut oficial ante la sociedad.

“En estos momentos nuestro objetivo es terminar la producción que tenemos a medias, y dar un buen show de presentación en vivo”, expresó Cuamea.

Además de retomar los ensayos, se están preparando para aparecer en un documental sobre el periodista Javier Valdez, al que fueron invitados para musicalizar algunas partes del documental.

 

REDES SOCIALES

 Facebook: Bravos Black Buches

YouTube: Bravos Black Buches

Instagram: bravosblackbuches

www.bravosblackbuches.com

 

 

¿Te gustó lo que leíste?

Si tu respuesta es sí, te invitamos a suscribirte por solo $100 pesos al mes y apoyar el periodismo que hacemos para ti con el objetivo de hacer de Sinaloa un mejor lugar para vivir. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades