Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Cables de Wikileaks revelan que García Luna pasó información a EU, y habría violado la soberanía
De acuerdo con las filtraciones, el funcionario mexicano –quien ahora está detenido por autoridades de Estados Unidos– puso al tanto de todas las operaciones de inteligencia al Gobierno estadounidense
Sinembargo.MX
12/12/2019 | 06:30 AM
Marcar como favorita
Foto: Sinembargo.MX

Ciudad de México (SinEmbargo).– Durante el sexenio del ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa Wikileaks liberó varios cables que dejaron al descubierto las fallas de la llamada guerra contra el narcotráfico y la manera en que Genaro García Luna, ex Secretario de Seguridad, y pieza clave de esa estrategia, se subordinó frente al Gobierno de los Estados Unidos.

De acuerdo con las filtraciones, el funcionario mexicano –quien ahora está detenido por autoridades de Estados Unidos– puso al tanto de todas las operaciones de inteligencia al Gobierno estadounidense de una manera que, de ser comprobada mas allá de estos documentos, podría tratarse una violación a la soberanía nacional de México.

El 27 de febrero de 2007, cuando habían transcurrido 89 días de que Calderón Hinojosa asumió el cargo en medio de una ola de protestas por la comisión de un supuesto fraude electoral, fue liberado el primer cable con número 07MEXICO983, en la que se relataron los diálogos que sostuvieron durante una reunión García Luna, Eduardo Medina Mora, entonces Procurador General de Justicia, y Michael Chertoff, Secretario de Seguridad Interior de los Estados Unidos respecto a temas migratorios y de seguridad nacional. En ese episodio, García Luna habría ofrecido acceso total al funcionario estadounidense respecto a toda la información de inteligencia de México.

La visita de Chertoff a México antecedió la firma del tratado de seguridad internacional conocido como Iniciativa Mérida, diseñada por el ex Presidente estadounidense George Bush y por Felipe Calderón Hinojosa. Con ese plan esperaban frenar el tráfico de drogas entre Latinoamérica y Estados Unidos. Algunos especialistas señalan que dicha estrategia fue sólo la antesala para llevar a cabo la Guerra Contra el Narcotráfico en México, fallida en diversos aspectos pero sobre todo por la exacerbación la violencia que dejó un saldo más de 104 mil 794 homicidios durante el sexenio de Calderón, de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

APOYO PARA PROTEGER A 8 MIL POLICÍAS

El pasado martes, Genaro García Luna fue detenido en Texas luego de varios años en que periodistas, actores políticos y especialistas argumentaban su posible vinculación con el crimen organizado, liga que se estrechó durante el periodo en que fue Secretario de Seguridad. A través de un comunicado, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos informó que al ex funcionario le fueron adjudicados tres cargos relacionados con el tráfico de drogas y otro más por falsas declaración, por un total de cuatro acusaciones.

Sin embargo, en 2007, meses antes de que el país se sumergiera en la crisis de violencia más profunda de la historia reciente, ostentaba frente a Chertoff que el Gobierno de Calderón planeaba contratar 8 mil nuevos elementos policíacos para combatir a los cárteles de la droga mexicanos, plantilla para la que le solicitó en aquella reunión apoyo para preservar su seguridad.

“Esto, dijo, requeriría un nuevo acercamiento a los oficiales de investigación, y expresó la esperanza de que DHS (Departamento de Seguridad Interior por sus siglas en inglés) podría ayudarlo a establecer programas para asegurar la integridad de su fuerza,” se indica en el documento.

MEDINA MORA PROMETIÓ REFORMAS

En la misma reunión Eduardo Medina Mora dibujaba el plan que Calderón tenía entre manos para potencializar aun más su guerra castrense contra los capos de la droga. Frente a el llamado “Zar Antidrogas”, el ex Primer Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) planteó dentro de la estrategia un cambio a nivel legislativo para facilitar los operativos armados.

Medina Mora explicó que el Gobierno de Calderón impulsaría una reforma constitucional para dar autonomía a las fuerzas armadas para llevar a cabo operativos sin necesidad de recibir autorización de la Procuraría General de la República. Aquella propuesta resulta similar a la iniciativa para facultar al Ejército a través del Código militar de procedimientos penales la ejecución de cateos a domicilios particulares y la intervención de llamadas telefónicas. Esta y otras ideas fueron rebotadas en aquella primera reunión.

2009: MÁS GUERRA PESE A FRACASO

En octubre 2009, otro cable más filtrado por Wikileaks reveló que el Gobierno federal era consciente de que la estrategia no estaba dando resultados. En este cable fue filtrada la conversaciones de mandos a cargo de la estrategia nacional sostuvieron ante el Departamento de Justicia de EU que planeaban intensificar operaciones para combatir a los cárteles asentados en Tijuana, Ciudad Juárez y Culiacán.

En tanto que admitieron “errores de cálculo” dentro de las acciones del Plan Mérida, al centrarse en reforzar el equipamiento de seguridad en lugar de instituciones para emplearlo. Sin embargo, en dicho cable se señaló que el Gobierno federal mantuvo firma su interés en intensificar la guerra. En este cable fue filtrada la conversación de mandos a cargo de la estrategia nacional sostuvieron ante el Departamento de Justicia de EU que planeaban intensificar operaciones para combatir a los cárteles asentados en Tijuana, Ciudad Juárez y Culiacán.

RIVALIDADES, CLAVE DEL FRACASO

En 2009, meses antes de que estallara la crisis, otro cable del proyecto dirigido por Julian Assange, reveló las fricciones que se habrían generado en torno a Medina Mora y García Luna, mismas que habrían sido el origen de la falta de coordinación entre la Secretaría de Seguridad y la Procuraduría General de Justicia (PGR) lo que habría contribuido en atenuar más la efectividad de la Guerra Contra el Narcotráfico.

“La rivalidad entre el Fiscal general Medina Mora – recientemente reemplazado por Arturo Chavez Chavez – y Genaro García Luna, SSP, disminuyeron drásticamente la cooperación e intercambio de información entre los dos servicios. Los conflictos de liderazgo y personalidad pueden, de hecho, ser determinantes para que las agencias se establezcan o no a sí mismos como rivales o aliados al compartir información,” se señala en el documento.

Diez años después de que la rivalidad entre Medina Mora y Genaro García Luna fuera crucial en el fracaso de la Guerra Contra el Narcotráfico, ambos personajes son perseguidos por la justicia. El ex Minsitro prófugo aun es acusado de triangulación de fondos y enriquecimiento ilícito, en tanto que el Departamento de Justicia de EU armó el caso contra García Luna entre otras cosas por la inexplicable fortuna que almacena en sus cuentas bancarias.

CHERTOFF, VIEJO AMIGO

Michael Chertoff fue una pieza central para Felipe Calderón al inicio de su sexenio. Según se señala en los cables de Wikileaks, una de las prioridades del ex Secretario de Seguridad interior estadounidense era que el Gobierno de México intensificara esfuerzos para frenar el flujo migratorio en la frontera norte a lo que no hubo ningún tipo de negociación en las reuniones filtradas por Wikileaks. Pero, Chertoff jugó en México un papel más activo en materia de seguridad sobre todo en la cimentación de las bases de la Inciativa Mérida.

En abril del 2008, Chertoff y Juan Camilo Mouriño, Secretario de Gobernación fallecido meses después en un accidente aéreo, firmaron un convenio de colaboración bilateral en materia de seguridad. Casi una década después, cuando Margarita Zavala, ex Primera Dama y esposa de Felipe Calderón pretendió contender por la Presidencia Nacional del Partido Acción Nacional, inició su gira en los Estados Unidos, y Chertoff fue una de las primeras personalidades con quien tuvo una aparición pública.

Durante su visita en aquel año, la ex Primera Dama participó en compañía de Michael Chertoff en una conferencia titulada “Estados Unidos-México: Comercio, Seguridad y Prosperidad” que fue organizada por el Atlantic Council, un centro de análisis político de corte conservador.

En mayo del 2018, Felipe Calderón volvió a converger en un acto público con el ex secretario de seguridad interior estadounidense. El ex Primer Mandatario asistió unas semanas antes de que se llevaran las elecciones presidenciales en México Copenhague a una sesión de la Comisión Trasatlántica para la Integridad Electoral, un evento sobre ciberseguridad en las elecciones que también participó Chertoff.

 

¿Te gustó lo que leíste?

Si tu respuesta es sí, te invitamos a suscribirte por solo $100 pesos al mes y apoyar el periodismo que hacemos para ti con el objetivo de hacer de Sinaloa un mejor lugar para vivir. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades