Entrar
 Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Hombre se lanza de puente de la Obregón en Culiacán y cae sobre automóvil; sobrevive
Las autoridades dijeron que esta persona fue auxiliada y llevada a un hospital
Gerardo Ramírez
17/05/2018 | 7:20 PM
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

Un hombre se lanzó desde el puente de la Avenida Obregón y cayó sobre un vehículo que circulaba por el bulevar Francisco Labastida Ochoa, al cual le provocó fuertes daños.

Se informó que el hombre, de 45 años, presentó fractura en brazo y pierna izquierdos. 

Las autoridades dijeron que esta persona fue auxiliada y llevada a un hospital.

El hecho se registró a las 18:06 horas, cuando esta persona se subió al bardal del referido puente, desde el cual se lanzó y cayó en un automóvil Nissan Versa.

El conductor de la unidad dañada explicó que sintió el golpe, y al ver por el retrovisor, se dio cuenta de que la persona estaba encima de la parte trasera del auto.

 

Está en crisis la atención de la salud mental en Sinaloa

En Sinaloa solamente hay un hospital público destinado a la atención de la salud mental, el Hospital Psiquiátrico en Culiacán, de acuerdo a su director, Omar Sánchez.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, debería haber por lo menos 200 camas destinadas a la atención de la salud mental en Sinaloa, sin embargo el Hospital Psiquiátrico solamente cuenta con 32 camas, 16 para hombres y 16 para mujeres que están llenas todo el tiempo, es decir, un 84 por ciento por debajo de lo recomendado, informó Sánchez.

Con base en el conteo poblacional del INEGI en 2015, en Sinaloa hay solamente una cama destinada a la atención psiquiátrica por cada 100 mil habitantes, seis menos de las recomendadas por la OMS.

El nosocomio atiende además a los pacientes que tienen derechohabiencia en el IMSS e ISSSTE, precisó el médico.

"Y todavía se reduce pues más el rango de hospitalizar adecuadamente, siempre tenemos lista de espera, a veces los pacientes los tienen sedados mientras se desocupan camas", dijo el siquiatra.

Los traslados de pacientes resultan más complicados debido a que tienen que acudir por atención médica hasta el centro del estado.

"A veces vienen pacientes agitados y pues de aquí a que los traigan hasta Culiacán, por ejemplo desde Guasave, entonces hace muy difícil el traslado", explicó Sánchez González.

"También cuando vienen a consulta la mayoría son pacientes de escasos recursos que no tienen derechohabiencia alguna, entonces sí se les hace caro de trasladarse cada mes y medio, cada mes", añadió.

El poder acceder a una cama para ser atendido puede demorar hasta una semana, lo que impacta en la crisis que esté sufriendo el paciente y puede agravar su padecimiento, indicó el director.

"Afortunadamente se desocupan diariamente pero diario estamos ingresando y a veces pasan días en que no hay altas, entonces esto sí nos causa un problema de salud", explicó.

Anualmente el Hospital Psiquiátrico en Sinaloa brinda aproximadamente siete mil atenciones, sin embargo no todos los pacientes que acuden requieren de hospitalización.

"Serían intentos suicidas, riesgo de agresividad física para ellos mismos o para los demás; errores graves de juicio y conducta, más que nada riesgos que atenten contra su vida o pongan el riesgo la integridad de los demás", señaló el siquiatra.

Los tiempos de hospitalización dependen del diagnóstico y el avance de los pacientes.

"Hasta que mejore el paciente, algunos mejoran más rápido, otros mejoran con más días y según como mejore el paciente es cuando se da de alta", dijo.

El problema de déficit en ese rubro de salud no solamente existe en Sinaloa, sino es una afectación que se detecta a nivel nacional, comentó Sánchez González.

"Le tenemos miedo a la locura, he oído hablar de afirmaciones de 'prefiero morirme a estar loco', entonces una forma de evitar este miedo que le tenemos a la locura es ignorándola, no tomándola en cuenta, entonces es parte de no querer aceptar esta realidad que tenemos por la cual ignoramos", expresó el médico.

 

DÉFICIT

Con base en el conteo poblacional del INEGI en 2015, en Sinaloa hay solamente una cama destinada a la atención psiquiátrica por cada 100 mil habitantes, seis menos de las recomendadas por la OMS.

 

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades