Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Camila soñó con ser reina...y lo logró
Camila Verdugo de 8 años de edad representará a México en el certámen de belleza infantil que se realizará en el mes de agosto en Colombia. Fue el 30 de junio cuando se convirtió en Mini Universo México
Karen Bravo
22/07/2019
Marcar como favorita
Foto: Alejandro Escobar

Camila apenas tiene 8 años pero ya sueña en grande, y trabaja como grande para conseguir lo que se propuso cuando estaba aun más chiquita.

El pasado 30 de junio Camila Verdugo ganó un certámen de belleza infantil a nivel nacional y con ello se coronó Mini Universo México y representará al país en la etapa internacional que se llevará a cabo en Bogotá, Colombia el próximo mes de agosto.

Pero el trabajo de Camila no empezó para ese certámen. En entrevista con Noroeste la menor recordó que fue a raíz de una fotografía que vio de ella que pensó que el modelaje iba a ser su carrera.

“Yo de chiquita tengo varias fotos, tengo una foto donde aparezco así (piernas cruzadas) y yo dije lo mío va a ser modelar y ya me fui enseñando”, narró la Mini Miss.

Ahí empezó el verdadero trabajo, apoyado por sus padres.

Camila es originaria de Villa Juárez, Navolato. Es una niña normal, va a la escuela en la tarde, le gusta jugar con sus amigas de la primaria y su hermana Renata, así como con sus primas. Su juego favorito es las escondidas porque nunca la encuentran.

El primer trabajo que realizó como modelo fue para una campaña pubicitaria de una gasera. Fue una compañera de trabajo de su padre Ángel Verdugo quien invitó a Camila a modelar, a partir de ese momento los llamados para la pequeña modelo no pararon.

Posterior a la campaña de publicidad, Camila fue invitada a modelar en disfiles de modas para universidades, para posar en campañas de tiendas departamentales e incluso comenzó a asistir a una agencia de modelaje para aprender mejor la técnica.

Aunque Camila se comporta como una pequeña adulta, apenas es una niña y a veces los nervios la invadían antes de los eventos.

“Al principio sí me daban pero ya después como que se me quitó, me daban nervios viendo a la gente pero ahora miro derecho, a otra parte”, explicó.

Su papá le tomaba fotos desde pequeña y fue él mismo quien la apoyaba y le enseñaba videos de otras modelos porque Camila ya había decidido que eso “era lo suyo”.

“Primero miré videos y me fui enseñando”, comentó la menor.

En el mes de mayo un fotógrafo local invitó a los papás de Camila a inscribirla en el certámen de belleza infantil.

El concurso duró una semana y en él Camila tuvo que realizar diversas actividades de preparación.

“Me pusieron a hacer una pasarela, a modelar, a que tuviera la espalda recta, me enseñaban a modelar”, recordó.

El certámen fue de varias etapas: talento, vestido de catrina, vestido de princesa y vestido de gala, al final Camila resultó la ganadora y representante de México.

 

Modelo y una niña normal

 

La actividad escolar favorita de Camila es leer. A veces hace las tareas en cuanto llega de la escuela, pero también se da el tiempo de jugar. Como estudia en la tarde en ocasiones duerme hasta tarde por la mañana, pero en su agenda la menor siempre hace un espacio para practicar.

Aprovechando un pasillo que atravesa su casa, Camila practica 1.30 horas diarias su modelaje, pero nada más, el resto del día lo dedica a hacer lo que una niña de 8 años haría.

A pesar de sus múltiples actividades y que a su corta edad ya es una reina de belleza, sabe la importancia de estudiar.

“No es solamente modelar sino es también estudiar porque si te preguntan algo como tu gastronomía, playas y tienes que saber”, dijo.

De grande quiere seguir modelando pero estudiará medicina.

“Porque quiero ayudar a los niños con cáncer”, expresó la Mini Miss.

La aventura que se aproxima para el mes de agosto en Bogotá, Colombia es un sueño que ya hizo realidad pero quiere conseguir más.

“Siento mucha emoción porque nunca he viajado en avión.”

Comentó Camilia que al ser representante de todo un país en Colombia, llevará un mensaje positivo sobre México.

“Yo les voy a decir que visiten México porque a mí me gusta sobre todo sus playas, sus paisajes, sus mares y la gastronomía, y creo que les va a encantar como los van a recibir”, expuso.

--¿Algo que quieras traer de Colombia para acá?

 

“La corona.”

Así Camila continuará con su preparación rumbo al certámen internacional, al que acudirá acompañada de su familia que la ha apoyado en su trayecto.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades