Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Cancelan la Feria del Libro de Madrid
Los libreros, editores y distribuidores deciden anular la cita en el Retiro el próximo octubre, a falta de una reunión con la Consejería de Sanidad, ante la aceleración de la pandemia en la provincia
Noroeste / Redacción
25/08/2020 | 08:48 AM
Marcar como favorita

MADRID._ El mismo día en que Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, reclama a la Comunidad de Madrid “medidas drásticas” para frenar la aceleración de la pandemia, la comisión organizadora de la Feria del Libro de Madrid se ha reunido de urgencia y ha decidido no celebrar la edición de 2020, en el parque del Retiro, tal y como ha podido saber EL PAÍS por fuentes del Gremio de Libreros.

Desplazada en mayo a octubre por la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, a principios de julio los libreros, editores y distribuidores que forman esta comisión lograron para su celebración el “patrocinio especial” de 300 mil euros de la Consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid. Con esta cantidad podían garantizar el pago de los gastos extraordinarios causados por una posible cancelación del evento, dado que ninguna aseguradora se hacía cargo de las facturas para esa eventualidad.

La inyección de 300 mil euros de la Comunidad que intentó garantizar la celebración de la Feria del Libro

A pesar del esfuerzo de Administración y organizadores, los datos del rebrote de Covid-19 en la región han empujado a los editores, los que más defendían la celebración de la cita, a asumir la postura de los libreros. “No podemos poner en riesgo al sector ni a los lectores”, explican desde el comité a este periódico. “Anulamos porque los últimos datos sanitarios demuestran que no hay posibilidad de mejora y tendríamos que empezar a montar las casetas el próximo 2 de septiembre”, añaden las fuentes consultadas.

Con la decisión unánime en este comité de urgencia, el jueves se reunirán con los responsables de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid para conocer la recomendación sanitaria que les ofrece el organismo, dado que “hace dos semanas no veía problemas en la celebración”, indican los libreros, de acuerdo a elpais.com.

MARTA RIVERA DE LA CRUZ, CONSEJERA DE CULTURA Y TURISMO

“Era lo más responsable. Había mucha gente optimista antes del verano, pero ahora es impensable. Necesitábamos tomar una decisión a mes vista para anticiparnos. No nos podíamos permitir seguir engañándonos con la feria, después de que otros eventos como el Liber han anunciado su anulación”, indica Verónica García, representante de los distribuidores en la comisión.

Rivera de la Cruz, consejera de Cultura y Turismo, indica que “es decisión de los libreros, editores y distribuidores su suspensión”. “Lamento profundamente la cancelación por primera vez en la historia de este evento, como estoy segura lo lamentan igualmente todos los que conforman este sector”, añadió Rivera de la Cruz.

MÁS CRISIS QUE GANAS

La Federación de Asociaciones Nacionales de Distribuidores de Ediciones (FANDE) siempre ha apoyado a los libreros en este tira y afloja con los editores, que asumían unas ganancias exiguas en octubre pero temían la imagen de la suspensión del evento. La tensión se ha prolongado varios meses en el seno de la industria hasta la decisión de hoy. FANDE plantea una feria descentralizada: no quieren suspenderla pero sí desplazarla a los comercios, en lugar de concentrarla en el Retiro. De hecho, las librerías han mostrado mucha precaución en la vuelta a la normalidad tras el confinamiento. Todos los protocolos sanitarios en la venta del libro han sido llevados a cabo en estos tres meses de actividad.

El Gremio de Libreros tiene la titularidad y las responsabilidades económicas y penales en caso de cancelación de la feria, por eso nunca vio con buenos ojos la celebración en 2020 del mayor evento de la industria editorial en España. A pesar de las presiones de los editores por llevarla a cabo en una versión reducida a la sexta parte de público —3 mil 500 personas diarias de aforo— y a menos de un tercio su despliegue en el parque (de mil 500 metros a 400), la mayoría de las librerías madrileñas habían declinado su participación en el evento, poco convencidas del retorno de su inversión en tiempos de crisis (según el tamaño de la caseta, entre mil 600 y 3 mil 200 euros). Esto limitaba las esperanzas de los dueños de estos negocios y hacía saltar sus alarmas, al reducir drásticamente las personalidades que iban a firmar y vender libros (el último año fueron cerca de 2 mil autores estampando su autógrafo).

La organización también había presentado el cartel de esta postergada edición, un homenaje a la mujer lectora dibujado por Nuria Riaza. Incluso el pleno del Ayuntamiento de Madrid declaró por unanimidad, en mayo, la clasificación de la feria como “especial significación y de interés general” para garantizar su permanencia en el parque. Los lectores y lectoras tendrán que esperar a 2021 para celebrarlo.

¿Te gustó lo que leíste?

Si tu respuesta es sí, te invitamos a suscribirte por solo $100 pesos al mes y apoyar el periodismo que hacemos para ti con el objetivo de hacer de Sinaloa un mejor lugar para vivir. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades