Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Ex funcionario de alto nivel
Captura de García Luna en EU presiona a la 4T, dicen analistas: Peña y Calderón, ¿hasta cuándo?
Las indagatorias, coinciden, deben tocar a los ex presidentes Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto
Sinembargo.MX
11/12/2019 | 05:40 AM
Marcar como favorita
Foto: Sinembargo.MX

Ciudad de México (Sin embargo).- La detención en Estados Unidos de Genaro García Luna, ex Secretario de Seguridad Pública en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, obliga al Gobierno de México a realizar un replanteamiento en el tema de seguridad, y realizar una investigación clara y limpia sobre las redes de macro-criminalidad que se vinculen al ex funcionario, indagatoria que sin duda deberá tocar a altas esferas de la política, entre ellas, los ex presidentes Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, coincidieron analistas de seguridad.

Para expertos en materia de seguridad, la captura y arresto de quien fuera la pieza clave en la llamada Guerra contra el Narcotráfico de Calderón, pone en evidencia que la corrupción en México llega hasta altos niveles, y de la estrecha vinculación entre el crimen organizado con el gobierno.

“Es un evento tan importante porque nos dice hasta qué punto llega la corrupción en México, hasta qué punto hay una vinculación entre la delincuencia organizada y el Gobierno mexicano. Si no se hace algo, si el Gobierno mexicano no hace algo muy determinante, no sé qué pueda pasar”, advirtió Guadalupe Correa-Cabrera, profesora asociada en la Universidad de George Mason (Virginia, EU), en entrevista con SinEmbargo.

Para el General Brigadier Francisco Gallardo, estudioso y crítico de temas de seguridad, “esta detención pone en la mesa muchas cosas, incluso el de la corrupción y el narcotráfico, que es una industria al igual que las armas”.

En tanto que el doctor José Antonio Álvarez León, académico de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la UNAM, consideró que el arresto de García Luna no le deja salida al Gobierno federal, y éste deberá tirar del hilo hasta llegar a los más altos niveles, como los ex presidentes, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto: “ya se tocó a unas cabezas y ahora va a tener que ir por ellas, incluso, creo que tendría que ir hasta los niveles más altos, incluyendo a los ex presidentes”, dijo.

Genaro García Luna, Secretario de Seguridad Pública de México en tiempos de Felipe Calderón Hinojosa, fue arrestado por “conspiración del narcotráfico y declaraciones falsas”, de acuerdo con información emitida ayer por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

“Supuestamente, Genaro García Luna recibió millones de dólares en sobornos del Cártel de Sinaloa de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán”, dijo el Departamento de Justicia a través de la oficina de su Fiscal en Nueva York.

Ginger Thompson, quien fue corresponsal de The New York Times en México y ahora es parte del equipo periodístico de ProPublica, informó en una publicación que el arresto es el resultado de una amplia investigación contra la corrupción mexicana a raíz del juicio contra Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán.

“García Luna fue acusado durante el juicio de aceptar sobornos de carteles desde 2005”, recordó Thompson.

EVIDENCIA CORRUPCIÓN

Guadalupe Correa-Cabrera dijo que no es ninguna sorpresa ver que en Estados Unidos se realizan investigaciones detalladas, con pruebas y detención de funcionarios presuntos corruptos, en tanto que en México no ocurre así.

“Una vez más tenemos la falta de voluntad política para hacer estas cosas, acuerdos mañosos entre las autoridades y las élites políticas-económicas en México, eso es muy claro, no”, expresó.

Para la doctora en Ciencias Políticas por la New School for Social Research, está detención –sumada a otros casos históricos como la captura de ex gobernadores nHumberto Moreira, de Coahuila, o Eugenio Hernández, de Tamaulipas, entre otros casos– es una repetición que nos hace ver las limitaciones del sistema judicial mexicano, las capacidades de investigación y la voluntad política para llamar a autoridades corruptas a rendir cuentas.

“Si es Rosario Robles pues sí hay detención, pero si es Emilio Lozoya, ¿dónde está Emilio Lozoya o Romero Deschamps? Pareciera que sí hay información, sí hay inteligencia financiera en México, pero ¿dónde están los grandes golpes, los golpes de verdad?”, cuestionó la especialista.

IR TRAS CALDERÓN Y EPN

Para José Antonio Álvarez León, investigador de la UNAM, con la captura de García Luna, el Gobierno de Estados Unidos presiona al mexicano para que inicie investigaciones directas a los altos mandos de los últimos dos sexenios, es decir, no sólo del Gobierno de Felipe Calderón, sino a los que siguieron, en concreto, de Enrique Peña Nieto.

“A mí me parece que la lectura obligada es, la presión al Gobierno mexicano para que vaya definitivamente por esas cabezas [los ex presidentes Calderón y Peña Nieto], porque ya están abiertamente involucrados por los propios delincuentes”, dijo el especialista.

Guadalupe Correa coincidió en que el arresto de García Luna en EUA debe inducir a una investigación detallada y limpia por parte de las autoridades mexicanas.

“El Gobierno tendría que investigar […] ponerse a trabajar, a investigar, a procesar, pero todo con su debido proceso y con evidencias. Entiendo que son procesos que llevan tiempo, tampoco le podemos pedir al Gobierno que ya tenga a todos en la cárcel; pero no sé qué está haciendo ahora. Debería de investigar, recolectar evidencias y presionar a EUA para que les dé un poco de información. EUA nos hace eso todo el tiempo”, dijo la investigadora.

De acuerdo con los especialistas, a Felipe Calderón se le debería de investigar bajo la lógica de responsabilidad por jerarquía.

“Al final del día, los secretarios son nombrados de manera directa por los presidentes de la república, además, los mandatarios son los responsables de sus acciones, entonces si secretarios están involucrados en estos temas, difícil es pensar que sus jefes no lo sabían”, ejemplificó Álvarez león.

En el caso de Enrique Peña Nieto, se pide su investigación partiendo del supuesto que, si la investigación de García Luna se originó a raíz de testimonios revelados en el juicio contra El Chapo, y con su detención se presume cierta veracidad en tales testimonios, entonces, también deben de investigar a EPN, porque igual fue nombrado en dichas declaraciones que aseguraban que recibió dinero para protección.

“No hay que dejar de lado que hubo un magno proceso en contra de los capos más señalados de narcotráfico en México.”, recordó Gallardo.

Álvarez León, investigador de la UNAM, consideró que la detención de García Luna amaga al actual Presidente de la República a tomar medidas determinantes, pues recordó que AMLO no quería tocar a los ex presidentes –”salvo por opinión democrática de las personas”– bajo el argumento que él no emprendería una persecución política; sin embargo, “ahora ya no tiene escapatoria [AMLO]: cuando se tiene noticias de que alguien cometió un delito se tiene que investigar”, destacó el analista.

MÁS PRESIÓN

En caso que la Cuarta Transformación no actúe e inicie las investigaciones contundentes contra altos niveles de sexenios pasados, Estados Unidos podría subir el nivel de sus presiones, alertaron los especialistas.

“Si Gobierno no inicia se va a exponer, va a perder credibilidad y segundo, se van acreditar las condiciones de los norteamericanos para ir subiendo el nivel a sus presiones en los temas de inseguridad, control de fronteras, tráfico de armas”, expresó Álvarez León.

Correa-Cabrera coincidió en que se vería un alza en las presiones del Gobierno de Trump e incluso, la analista advirtió que, si no se hace nada al respecto, Estados Unidos sí podría tener bases para construir su caso sobre declarar a los carteles de droga mexicanos como terroristas.

“Si se puede empezar a hacer el caso [para declarar a los cárteles mexicanos como terroristas] los americanos, ellos construyen su caso con la vinculación de las figuras de Gobierno y los cárteles, así es como construyen su caso de terroristas. No está bien `porque el objetivo de estos grupos no es político, es económico […]; pero los americanos están construyendo su caso con base a esto. Entonces, el Gobierno de México tiene que limpiarse, tiene que hacer frente a este reto, de decir que el Gobierno está completamente fuera de esta basura que ha sucedido”, alertó.

¿QUÉ PAPEL JUEGA EU?

La captura también pone a pensar sobre el papel de Estados Unidos en el sexenio de Felipe Calderón, pues fue en ese tiempo cuando México tuvo mayor cercanía, como nunca, con EUA respecto al tema de seguridad, concordaron el General Gallardo y Guadalupe Correa.

La profesora asociada en la Universidad de George Mason destacó que habría que recordar también que García Luna no solo cooperó con las autoridades mexicanas, sino que él también cooperó con las autoridades americanas.

“Durante el periodo de Felipe Calderón hubo dos instancias que estuvieron más cercanas a las agencias estadounidenses como ninguna otra: La Marina y la Secretaría de Seguridad Pública. García Luna tenía una gran cercanía con la DEA, una gran cooperación y buena relación con los Estados Unidos”, añadió.

Para la especialista es difícil no pensar que estas agencias no tuvieran conocimiento de los posibles nexos del ex secretario. “Entonces ¿Cuál es y fue el papel de las agencias de Estados unidos aquí México?”, cuestionó con énfasis.

Para el General Francisco Gallardo, el arresto de Genero García es una muestra del constante entrometimiento de Estados Unidos en los asuntos de seguridad de México.

“No es novedad y menos con el asunto de la relación bilateral México-Estados Unidos, en donde hay una insistencia por parte de Estados Unidos de meter la mano en el asunto del narcotráfico y en términos generales, de los asuntos internos de nuestro país. […] Lo que vemos es que continuará la intromisión por parte de Estados Unidos en los asuntos internos de México. […]. El Presidente habló del respeto a la soberanía, pero no lo creo, no creo que Estados Unidos ceda una micra en el tema de seguridad y de meterse en nuestros asuntos”, concluyó el estudioso de seguridad.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades