Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Cierre del ciclo escolar pasado, ensayo para el que está por iniciar: Arita Watanabe
La Doctora en Ciencias Sociales, Beatriz Yasuko Arita Watahabe, expuso una serie de cambios que habrá en el regreso a clases y que es necesario prestar especial atención
América Armenta
20/08/2020 | 6:04 PM
Marcar como favorita

El regreso a clases en el marco de una emergencia sanitaria es una de las prioridades tanto de los núcleos familiares, como de los gobiernos, y si bien, representan cambios, la situación obliga a adaptarse a ellos, consideró la Beatriz Arita Watanabe, Dra en Ciencias Sociales y experta en calidad de vida.

“Si vemos a los alumnos, a los profesores y a las escuelas, hubo un poco de práctica por el fin de semestre o de año que nos agarró por la pandemia, hubo una especie y de malabares para poder terminar el ciclo, eso preparó un poco”, consideró la investigadora de la UAS.

Este proceso, detalló, no es que haya sido bueno o malo, pero sirvió para sentar el precedente de cómo inicia de manera formal y bajo esta modalidad el ciclo actual, tanto para las instituciones educativas que se encargaron de encontrar nuevas estrategias, como para estudiantes, docentes y padres que conocieron las clases no presenciales.

Beatriz Arita Watanabe, Dra en Ciencias Sociales y experta en calidad de vida.

“Ahora como ya inicia de manera formal otro ciclo, algunas escuelas se prepararon y se supone que la SEP preparó también programas y demás y creo que está bien, pero sí los cambios en la forma de trabajo sí van a afectar, debido a que es una adaptación de: te adaptas o te adaptas, es algo muy rápido esto y hace mucha falta el contacto”, manifestó.

Arita Watanabe mira al grupo de los niños y niñas como el que más dificultades tendría, por la necesidad de contacto que tienen naturalmente y de relacionarse, lo cual no se suple con las pantallas.

“Si nosotros grandes que no tenemos contacto, que no salimos a comer con los amigos, que no salimos a pasear, ahora más los niños y jóvenes ¿qué es lo que más desean los niños de primaria? el recreo o en el aula están ahí cotorreando de vez en cuando haciendo sus bromas y ahora van a estar ahí de frente a la televisión” enfatizó la experta.

“A lo mejor el mayor problema va estar en los niños que no podrán estar acompañados de sus padres porque trabajan, imagina un niño solito o acompañado con otro hermanito, pero ahí frente a la tele dirigido por alguien que ni siquiera sabe si está haciendo o no las cosas”, abundó.

En un panorama en que las y los menores no tengan quién los acompañe, ese va a ser el mayor problema, sumado a pensar en quienes incluso ni televisión tienen o no pueden hacer uso de la televisión para sus clases, pero sobre todo la soledad, el no acompañamiento.

En un escenario más grande, la investigadora de la calidad de vida explicó que la pandemia ha traído también una serie de problemas de ansiedad, de depresión, problemas al interior de las familias y más violencia o al contrario a lo mejor más apego pero crea más miedo también a lograr cosas y ser independientes.

Modalidad

En cuanto a la estrategia de dar contenido educativo a través de la televisión abierta, Arita Watanabe consideró que esta puede llegar a más hogares que la internet, que en una zona urbana puede ser fácil, pero en el área rural es cada vez más difícil y ver las clases a través de un celular no es lo óptimo, además el uso de la televisión con ese fin es positivo, pues será contenido educativo, no de entretenimiento.

“En este caso la utilidad de la televisión es para poder abarcar esa población que no tiene facilidad desde internet o que no tiene computadora, que a la mejor tiene teléfono pero no puede en el teléfono de andar viendo sus clases, entonces la televisión es un medio”, resaltó y reiteró que funcionará si hay un acompañamiento correcto.

Como ejemplo, mencionó las escuelas telesecundarias en las que se tiene un tutor por grupo y las y los alumnos acuden a las escuelas, pero las clases se dan por profesores en videos que se pasan en televisión, así el número de docentes que se trasladaban a los pueblos era menor, en ese caso era integral, pues había un acompañante en las clases para resolver las dudas y las clases son por televisión.

¿Te gustó lo que leíste?

Si tu respuesta es sí, te invitamos a suscribirte por solo $100 pesos al mes y apoyar el periodismo que hacemos para ti con el objetivo de hacer de Sinaloa un mejor lugar para vivir. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades