Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Conquistan Pepe y Ángela Aguilar en la fiesta de los Juegos Florales
Cantan a su majestad Brianda I en un espectáculo que la música y la voz del hijo y nieta del inolvidable Antonio Aguilar y Flor Silvestre llenaron las expectativas del público
Héctor Guardado
22/02/2020 | 01:00 AM
Marcar como favorita
Foto: Adán Valdovines

MAZATLÁN._ Con un traje de charro negro, adornado a lo largo de sus piernas y en la chaqueta con abalorios de plata y un sombrero de fieltro de lana, apareció el cantante Pepe Aguilar en la noche mazatleca, sobre el escenario en donde se coronó a Brianda I, Reina de los Juegos Florales 2020.

La atmósfera del Estadio Teodoro Mariscal fue inundada por los sonidos del Mariachi Zacatecas y los violines de la OSSLA, que se sumaron al típico grupo de música jalisciense.

El concierto abrió con el son El zacatecano, para hacer homenaje al estado que le da nombre al mariachi que acompaña al cantante. Su voz potente, bien colocada, cargada de matices que le dan calidad al sonido que emite, definió al espectáculo en el que la música y la voz del hijo del inolvidable Antonio Aguilar y Flor Silvestre llenaron las expectativas del público, que aplaudió con entusiasmo cada una de las piezas ofrecidas esa noche.

 

 

El artista se concentró en mantener una relación estrecha con el público, a través de su conversación y de su voz.

Quiso, desde el primer momento, crear empatía, dándole gusto a los asistentes, interpretando uno de sus éxitos con una de las canciones que Pepe Aguilar logró poner en el gusto de la gente Me vas a extrañar.

Para darle un toque de alegría a la noche interpretó Mi chaparrita, con la que trató de amenguar la espera de 45 minutos que solicitó al staff del Instituto de Cultura para poder colocar los instrumentos, microfonía y sonorización que le hizo justicia a la voz y la música que esa noche hicieron el espectáculo.

 

 

Su boca pronunció la frase “Acaba de una vez con esta historia, apúntame directo al corazón, te juro que me haces un favor”, de la canción Por unas monedas, en la que los violines de la OSSLA enriquecieron la parte de las cuerdas del mariachi.

Le hizo un homenaje a Javier Solís, una de las voces mexicanas que más respeta, interpretando uno de los éxitos que el cantor de la Ciudad de México consiguió, Esclavo y amo. Recordó a Joan Sebastian que le compuso la canción Más alto que las águilas.

El sonido del guitarrón y las trompetas del mariachi dominaron en el concierto, el charro interpretó parte del cancionero indispensable del género ranchero, una institución relacionada con la identidad de México, el cantautor José Alfredo Jiménez, de quien cantó El rey y Ella, que fueron coreadas por los miles de asistentes que llenaron el estadio.

Recordó a su padre, Antonio Aguilar, cantando una de sus canciones favoritas: Albur de amor, mientras a sus espaldas se veían fotografías del que fue el creador de sus días. En el momento emotivo que el cantante programó dedicarle a su familia invitó a su hija, Ángela, de 16 años, al escenario, para que interpretara unas canciones.

 

 

CON SU HIJA ÁNGELA

Una bella voz de adolescente, con alcance de interesantes agudos y una capacidad para transmitir emociones, arrancó su actuación con La llorona, que conmovió a los asistentes. Quiso la jovencita ofrecerle un homenaje a su abuela, Flor Silvestre, interpretando una de sus canciones favoritas La basurita.

En tono de broma, Pepe Aguilar dijo que con tantas participaciones a dueto de su hija y él ya parecían Pimpinela ranchero, pidió a su retoño que lo acompañara al foro para que cantaran Tu sangre en mí, que dedicó a todos los padres que estaban ahí reunidos.

También cantaron Prometiste y Ángela abordó con su garganta una canción que la ha colocado en las listas de popularidad del País, Como la flor, el famoso éxito de Selena.

 

 

Pepe Aguilar volvió a tomar las riendas de la noche interpretando Almohada, Que lo sepan todos y Por mujeres como tú.

Se despidió con Son las dos de la mañana, ante un público que le ofreció un apasionado aplauso de pie y súplicas de que siguiera cantando, en una noche que embelesó a todos los asistentes, gracias a la voz del charro cantor, en una noche sui géneris de Juegos florales, en donde estuvieron ausentes las bellas artes.

Al final, Pepe Aguilar se dirigió a Brianda para saludarla.

 

 

En tiempos de incertidumbre, informarte bien es prioridad

En Noroeste estamos concentrados en informarte con precisión, oportunidad y verificación sobre los impactos sanitarios y económicos del Covid-19 en Sinaloa y México.

Es por ello que todos los contenidos relacionados con ese tema será abiertos a todo el mundo gracias a nuestros anunciantes y suscriptores. Si quieres apoyarnos, te invitamos a suscribirte aquí:

Noroeste Premium


INFORME COVID-19

Visita nuestra sección especial sobre Covid-19 actualizada en tiempo real - Ir a sección

Suscríbete a nuestro newsletter diario "Informe Covid-19"

Suscríbete a nuestro servicio de Noticias por Whatsapp en este número: 6674318521
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades