Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Cristiano Ronaldo deja viva a la Juventus en la Copa Italia
La Vecchia Signora empata de visita 1-1 con el Milán
Noroeste / Redacción
13/02/2020 | 2:01 PM
Marcar como favorita
Foto: Tomada de Twitter

MILÁN._ Al Milán no le acompaña la fortuna. No pudo hacer mejor partido que el que disfrutó su afición en San Siro, pero tampoco se llevó la victoria. Un penalti en el descuento provocado y transformado por Cristiano empató una eliminatoria de la Copa Italia que había dejado encarada Rebic con su tanto, para que igualara 1-1 con la Juventus.

Los primeros minutos de partido fueron un indicativo de lo que estaba por venir en San Siro. Un Milán superior, pero muy precipitado en los metros finales. Kessié mandaba el primer aviso con un disparo lejano desviado cuando tenía mejores opciones que tirar a puerta.

Si no era el Milán el que cometía las imprecisiones, era Buffon con sus intervenciones el que evitaba que se inaugurara el marcador. A destacar una mano con volada incluida del veterano arquero que dejó prueba de que todavía está para este tipo de paradas.

La Juventus no inmutó la portería de Donnarumma hasta pasada la media hora de juego con un tímido latigazo de Cuadrado que despejó sin demasiado problemas el joven portero del conjunto milanés. Pese al 0-0 con el que se llegó al descanso, el partido hacía vibrar San Siro que se veían superiores.

Pero pese a que el guión en los primeros compases del segundo tiempo se acercaba a lo visto a la primera mitad, la Juventus añadió llegadas a su posesión efímera de la primera mitad. Sin embargo, las más claras eran para los locales como la de Ibrahimovic ante un Buffon que le sacó otra mano prodigiosa.

A la que no pudo llegar fue a la pelota que puso Rebic con una volea mordida en el minuto 61. Se caía el estadio al verse recompensado tras el partido que estaban realizando sus jugadores. Ahora bien, el silencio se impuso en la ciudad de Milán cuando el propio Rebic soltó un manotazo a Cuadrado dentro del área. El colegiado no señaló nada y el VAR incomprensiblemente no entró para jolgorio de los milaneses.

Al que se le fue la cabeza fue a Theo Hernández. Una entrada a destiempo, con amarilla, con Dybala sin opciones a crear peligro acabó con la expulsión del lateral. Ese temperamento pasa demasiada factura al ex del Real Madrid e hizo lo propio con el equipo que se dedicó los últimos quince minutos a aguantar el resultado.

Al final fue un tiro en el pie del Milán. Tantos pasos atrás permitieron a un Cristiano que había estado desaparecido durante todo el partido inventarse una chilena que acabó en penalti y posterior tanto del portugués. Un 1-1 algo injusto y muy agridulce para los de Pioli.

 

(Con información de EFE)

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades