Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
DÍA DE LAS MADRES
Cuando los hijos no están
La incertidumbre de tener a sus hijos desaparecidos, opaca el festejo del 10 de mayo a Las Rastreadoras
CARLOS BOJÓRQUEZ
10/05/2017
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

La escena común de este 10 de mayo será la de madres felices celebrando junto a sus hijos y familiares, pero no será así en todos los hogares, pues algunas mujeres no pueden sacudirse la incertidumbre de no saber en dónde están sus hijos.

 

Mirna Nereida Medina Quiñónez, lideresa de Las Rastreadoras, externó que la vida de cada una de las integrantes del grupo cambió mucho con la desaparición de sus hijos, tanto, que ya no pueden festejar el Día de las Madres.

 

"Nosotras que ya tenemos bastante tiempo con la ausencia de nuestros hijos no festejamos este día, no podemos festejarlo porque nos falta un pedazo de nosotras. Estamos con una máscara porque tenemos otros hijos, a veces tenemos que fingir esa alegría", manifestó.

 

Su hijo mayor, Roberto Corrales Medina, desapareció el 14 de julio de 2014, y desde ese momento se convirtió en una "rastreadora".

 

"Ya no tengo hogar, como quien dice, porque no vivo ya en mi casa, me la vivo en el monte, me la vivo buscando a mi hijo, me la vivo buscando a los demás muchachos, y me la vivo en la oficina gestionando cómo ayudar a las familias", mencionó.

 

"Cada noche me acuesto triste, porque pienso que es un día que perdí porque no encontré a Roberto. Pero me levanto en la mañana y le doy gracias a Dios por estar viva, y corro al cuarto a ver si está Diego (su otro hijo)", agregó.

 

Su hijo Diego tiene 16 años, y Mirna Nereida lo califica como un chico rebelde pero muy bueno.

 

"Es un niño al que le afectó mucho la ausencia de su hermano, porque tenían una relación muy buena, éramos una familia normal. Diego sufrió mucho la ausencia de su hermano, y sufrió mucho la ausencia de su madre, porque yo lo dejo mucho por buscar a Roberto", contó.

 

"Siento que a veces él desea regresar la película", dijo.

 

La activista confesó que en ocasiones debe ponerse una máscara de mujer fuerte para animar a sus compañeras más necesitadas, pero el mismo dolor a veces la quiebra.

 

"Cada vez que encontramos un cuerpo yo deseo que sea mi hijo, rezo para que sea él. Y confieso que me da envidia de la buena cuando otra madre encuentra a su hijo, porque ella ya sabe dónde está, ya sabe dónde visitarlo y llevarle una flor, y uno sigue con la incertidumbre", expuso.

 

"Ese es un dolor muy grande, no saber dónde está tu hijo, si está bien, si le están haciendo algo, y de repente me doblo", añadió.

 

El grupo de Las Rastreadoras está integrado por 60 personas, y la mayoría son madres de familia que buscan a algún hijo, aunque hay algunas que ya lo encontraron y se mantienen en la búsqueda de "sus demás hijos", o sea, los hijos de sus compañeras.

 

El colectivo cuenta con una lista de 413 personas desaparecidas, y han encontrado 81 cuerpos de los que han podido identificar 54 para entregarlos a sus familias.

 

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades