Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
LAGUNA DE EL ROSARIO
Dejan su hogar por temor a desbordamientos
Señalan que un canal construido frente a la vivienda provoca las inundaciones
Hugo Gómez
29/11/2015
Marcar como favorita
Foto: Hugo Gómez

EL ROSARIO._ Tras ver sus pertenencias y su hogar en el agua en al menos tres ocasiones, una familia decidió volver a su pueblo por temor a los desbordamiento de la Laguna El Iguanero, en la cabecera municipal.

Frente al canal que conduce al cuerpo de agua en mención, el domicilio ubicado en la esquina que forman las calles Carmen Borrego e Ignacio Gadea Fletes, dejó de ser un lugar de resguardo para sus habitantes.

María Rivera, madre de familia, dijo que al salirse el agua de la laguna a altas horas de la noche y madrugada, el hogar en el que ha vivido por 20 años se convirtió en un peligro y en el temor a perder la vida.

“Lo que pasa es que ya no podemos exponernos a quedarnos aquí, porque ya sabemos la magnitud del problema, empieza a llover y el agua empieza a desbordarse”, mencionó.

El problema de fondo, afirmó, es que el canal que está cerca de su casa es muy pequeño; en él se junta el agua de toda la ciudad, y al contener basura el líquido se embolsa y se regresa a su domicilio.

Lamentó que mientras no haya una solución de parte de las autoridades, no pueden arriesgarse a permanecer en el domicilio, por lo que hace tres meses que se agudizó el problema decidieron regresar al pueblo de Copales.

“Lejos de beneficiarnos el canalito que nos hicieron aquí nos perjudica, porque no alcanza el agua a irse, se embolsa y empieza a retroceder y empieza a subir el nivel”, expresó.

La afectada mencionó que así como perdió todas sus pertenencias, la vivienda está dañada por el exceso de humedad, pues se han levantado el piso, el techos se están desprendiendo y las paredes están salitradas.

“La casa ya no está habitable, para venirnos es meterle en techo, piso, paredes, porque está todo ensalitrado”, dijo.

María hizo el llamado a las autoridades competentes para que den al problema una solución definitiva, para así poder recobrar su vida.

 

“Lo que pasa es que ya no podemos exponernos a quedarnos aquí, porque ya sabemos la magnitud del problema, empieza a llover y el agua empieza a desbordarse”.

María Rivera

Vecina afectada

 

20 AÑOS

Tiene viviendo en su casa ubicada cerca del canal de la Laguna del Iguanero, en la cabecera municipal.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades