Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
TU SALUD
Descubre cuáles son tus días más fértiles
Aquí tienes cinco formas de saber cuáles son tus mejores días para concebir
Deseret News
11/08/2016 | 1:34 PM
Marcar como favorita
Foto: Deseret News

Deseret News

Tanto si estás tratando de concebir, como si estás tratando de evitarlo por un tiempo, saber esto es de mucha utilidad para las mujeres. Analizaremos los diferentes métodos, su efectividad y te ayudaremos a decidir cuál es el mejor para ti.

Con algunos años en el mundo de la medicina y algunos tratamientos para quedarme embarazada, tengo una basta experiencia en cómo las mujeres nos sentimos cuando queremos concebir, y el milagro se hace esperar.

Una de las cosas que más me ayudó a manejar mi ansiedad y a esperar a que la naturaleza (de la mano de la ciencia, en mi caso) tomen su curso, ha sido obtener información confiable y conocer a mi cuerpo. Luego de que termines de leer este artículo, estarás preparada para comenzar a entender cada señal de tu cuerpo.

¿Cómo saber cuando estás en tus días más fértiles según los expertos?

1. Contando los días (uno de los métodos menos exactos de todos).

Por lo general los periodos se repiten cada 28 días, siendo el primero, el día en el que notas un flujo importante de sangre, y no sólo unas gotas o el flujo de coloración marrón. Es muy importante que entiendas esto, porque si consideras como el primer día de tu período, el día en que comienzas a notar algo se sangre, pero no el flujo real, estarás contando por adelantado.

En un ciclo "perfecto" de 28 días, tus días más fértiles son entre el día número 10 y 15. Presuntamente, tu cuerpo liberará al óvulo maduro el día 14 de tu ciclo, pero esta es la regla general, a la que se le aplican numerosas excepciones: tu cuerpo puede ovular dos veces en un mes, puede ovular mucho más temprano, o puede ovular mucho más tarde, o incluso, no ovular.

2. Cambio en el flujo vaginal (uno de los más efectivos)

Uno de los más certeros, si es que prestas atención a los cambios y comienzas a conocer a tu cuerpo.

¿Cómo funciona?

El flujo o descarga vaginal va cambiando durante el ciclo, estimulado por la presencia de tus hormonas que son quienes llevan la batuta a la hora de concebir. La primera parte de tu ciclo (los primeros 14 días en un ciclo regular de 28 días), tu cuerpo produce estrógeno. Esta hormona va incrementando y cuando llega a su punto más elevado tus ovarios liberan el óvulo maduro para que sea fecundado.

Después de que tu periodo toma lugar y el sangrado desaparece, tu flujo tiene una apariencia cremosa y blanca. A medida que tu ciclo avanza, este flujo se convierte en más líquido y más transparente. Este es más fértil que el anterior y se está preparando para un tercer cambio (que será el más fértil de todos). Justo antes de que el estrógeno llegue a su pico, tu flujo se verá como una sustancia transparente y viscosa (como un moco o clara de huevo), si la colocas entre tus dedos, se estira por varios centímetros antes de romperse. Este es el flujo más fértil, y el que te anuncia que tu cuerpo está a punto de liberar el óvulo.

Luego de esto, si hubo fecundación e implantación (la adhesión del óvulo fecundado en tu útero), tu flujo tendrá una apariencia cremosa pero aguada, y aumentará en cantidad. De lo contrario, si no hubo fecundación, no notarás casi nada de flujo y si notas algo será como una pasta seca (este es el más infértil).

3. Temperatura basal

De acuerdo con WebMD, la temperatura de tu cuerpo cambia aumentando cuando el óvulo va a ser liberado.

WebMD recomienda que tomes tu temperatura con un termómetro debajo de tu axila, cada mañana antes de levantarte de la cama, y que la anotes en una planilla diariamente para poder saber cuándo esta se eleva. Se recomienda que hagas esto durante varios meses, para que puedas descubrir el momento en que se producirá la ovulación.

4. Usando pruebas para detectar la ovulación

Puedes comprarlos en cualquier farmacia o supermercado grande, y son uno de los métodos más precisos, pero también más costosos. Funcionan a modo de análisis, midiendo la cantidad de la hormona lutenizante (HL); esta sube entre 24 y 36 horas antes de que la ovulación se produzca.

Por lo general los kits con estos test, vienen con varios para que puedas hacerte la prueba con la primera orina de la mañana comenzando varios días antes de que pienses que vas a ovular, para poder estar segura de que no te perderás el momento de la ovulación.

5. Un dolor en uno de los ovarios

Ese pequeño dolor que se siente algunos meses hacia la mitad del ciclo, está indicando que se produjo la ovulación. Si esperas hasta este momento para tener intimidad con tu esposo, lo más probable es que no te quedes embarazada, porque tu "ventana fértil" ya se ha cerrado.

IMPORTANTE

Los especialistas recomiendan que tengas intimidad al menos día por medio, especialmente en los días previos a la ovulación. Tu "ventana más fértil" es justo antes de ovular, y no el día en que ovulaste o después. Si bien puedes quedar embarazada si tienes intimidad el día que ovulaste, sin embargo, tus posibilidades aumentan si lo haces antes. Recuerda que el esperma del hombre puede vivir hasta 5 días dentro de tu cuerpo.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades