Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Desplazados del sur llegan y se asientan en casas abandonadas de Santa Fe, al sur de Mazatlán
Alrededor de 40 familias, entre ellas indígenas tepehuanes, se han asentado en este lugar de la periferia de Mazatlán, donde cientos de casas quedaron solas y en condición de abandono por estar apartadas de la zona urbana
Sibely Cañedo
08/10/2019 | 5:34 PM
Marcar como favorita
Foto: Rafael Villalba

Después de vivir en invasiones, bajo lonas y hasta debajo de los árboles, desplazados por la violencia en la zona serrana del sur de Sinaloa llegaron al Fraccionamiento Santa Fe, considerada la "ciudad olvidada" en la periferia de Mazatlán, donde cientos de casas se encuentran abandonadas.

Los primeros arribaron hace tres meses, pero poco a poco se fueron asentando más familias que vivían en la sindicatura Villa Unión, después de haber sido expulsadas de sus comunidades de los altos de Concordia, en 2017, en medio de enfrentamientos entre grupos armados.

En los últimos dos meses, habitantes de la comunidad minera La Rastra, en Rosario, pidieron ayuda de la Policía Estatal para huir de su pueblo, lo que ha engrosado el número de personas desplazadas en esta parte de Mazatlán.

Hoy son 43 familias en esta situación — entre ellas tres de indígenas tepehuanos— las que han ocupado las viviendas abandonadas de Santa Fe: un asentamiento que llegó a ser catalogado como colonia "fantasma" luego que muchos propietarios se salieron de ahí, al no contar con rutas de transporte ni con vigilancia de la policía, y por resultar incosteables los traslados por estar lejos de las fuentes de trabajo.

En su desesperación, los desplazados optaron por ocupar estas casas sin importarles la inseguridad y las precarias condiciones, resaltó el líder social Roque Vargas Aragón, quien a pesar de haber sufrido la misma experiencia que ellos, ha buscado la organización de la gente para buscar soluciones.

"Teníamos gente viviendo en las invasiones de Villa Unión, dispersas, soportando las inclemencias del tiempo en esta temporada de lluvias, hasta debajo de los árboles, donde sólo ponían una lona para resguardarse del sol y del frío", relató.

Con todo y que las casas de Santa Fe se encontraban en pésimo estado, llenas de maleza y basura, sin puertas ni ventanas, y con techos a punto de desprenderse, para ellos representa su único techo.

Se trata de espacios diminutos, donde un mismo cuarto sirve de sala, comedor y cocina. No hay más que una recámara.

La mayoría ocupó una casa por familia, pero también hay lugares donde se metieron de dos o tres familias por morada.

Lo primero que hubo que hacer fue limpiarlas durante semanas, apuntó Vargas.

"Estamos averiguando la situación jurídica de las casas, muchas de ellas ya no le interesan a los propietarios y tienen años en abandono, por lo que buscamos poder llegar a un arreglo con ayuda del gobierno", manifestó.

El Fraccionamiento Santa Fe fue inaugurado hace 10 años, bajo la construcción de la empresa Homex, hoy declarada en quiebra.

Al poco tiempo devino en ejemplo de una fallida planeación, al ubicar un asentamiento apartado de la mancha urbana y sin los servicios necesarios.

Al quedar en abandono, los reportes de Seguridad Pública indican que poco a poco se fue convirtiendo en una zona conflictiva, pues los delincuentes ocuparon las construcciones olvidadas para hacer sus actividades.

Ahora, los desplazados han llegado a ocupar el cuadro más alejado de la entrada, donde tras el embate de la tormenta Narda se abocaron a limpiar las calles y el canal pluvial contiguo, además de rescatar el parque al que han denominado como La Esperanza.

43

familias desplazadas han llegado a ocupar las casas abandonadas en el Fraccionamiento Santa Fe, de la periferia de Mazatlán; vívían anteriormente en la sindicatura Villa Unión

50

familias se quedaron en la sindicatura Villa Unión

420

familias se encuentran registradas de manera adicional en el Movimiento Amplio Social Sinaloense, en la zona urbana de Mazatlán

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades