Entrar
 Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
MEMORIA
Diputados que aprobaron cuentas irregulares de Malova, buscan de nuevo el voto popular
Un total de 22 legisladores de Sinaloa compiten por la reelección, por diputaciones federales y otros cargos populares de cara a los comicios del 1 de julio
José Alfredo Beltrán
31/05/2018
Compartida 1336 veces
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

Las cuentas “chuecas” del ex Gobernador Mario López Valdez pasaron por la aprobación de 22 de los 30 diputados locales, que buscan hoy nuevos cargos de elección popular.

Quienes dieron “luz verde” para exonerar políticamente al ex mandatario sinaloense fueron legisladores del PRI, PAS, Nueva Alianza y Verde, principalmente.

Los del PRI, Verde y Panal aprobaron sus dos últimas cuentas públicas, correspondientes al primer y segundo semestre de 2016.

Los del PAS, en tanto, “palomearon” la del primer semestre, aunque rechazaron la del segundo, tras ser confrontados y exhibidos por los panistas (ahora aliados en el proceso electoral de 2018).

Esto a pesar de que instituciones como la Auditoría Superior del Estado y la Secretaría de Transparencia y Rendición de Cuentas del Gobierno estatal ventilaran múltiples irregularidades durante el último año de la gestión de Malova.

Esto de acuerdo con una revisión de Noroeste al Diario de los Debates de la 62 Legislatura y a archivos hemerográficos.

 

 

Contrapeso fugaz

Entre las principales facultades que confiere la Constitución de Sinaloa al Poder Legislativo está la de fiscalizar el correcto ejercicio de recursos públicos por parte de los gobernantes.

Sin embargo actores sociales, políticos y empresariales han cuestionado que, en los hechos, la mayoría de diputados renuncia a esta atribución, la de ser contrapeso, enfocándose más en su papel de aval al Ejecutivo y priorizando la gestoría.

A principios de 2017 en la entidad se produjo una histórica presión ciudadana, que por primera ocasión logró frenar el aval “a ciegas” de una cuenta pública de un ex Gobernador.

Esto se dio en un contexto de relevo del poder estatal, de Malova a Quirino Ordaz, que dejó a Sinaloa endeudado y con instituciones “quebradas”, entre éstas la Secretaría de Salud y el Instituto de Pensiones.

El 26 de enero de 2017 PRI y PAS, partidos que en la Comisión de Fiscalización habían dado su voto a favor del dictamen de la cuenta pública del primer semestre de 2016, dieron un revés.

En el corte del 1 de enero al 30 de junio las irregularidades observadas a la gestión malovista sumaban miles de millones de pesos. Entre éstas, 5 mil 340 millones de cuentas por pagar a corto plazo, pasivos sin fuente de pago superior a los 4 mil 457 millones y más de 4 mil 457 millones de deuda pública a largo plazo.

Y así se abrió un compás, para que ex funcionarios solventaran observaciones.

 

 

Cuentas 'en lo oscurito'

En un segundo momento, julio de 2017, se volvió a agendar la discusión de las cuentas públicas del último año del sexenio malovista.

Ahora, se empataría la votación del segundo semestre, con la suspendida del primer semestre de ese mismo año.

Ello se daría en otro contexto polémico: una reforma a los artículos 37 y 43 de la Constitución local, que los opositores advirtieron equivaldría llevar la votación de las cuentas públicas “a lo oscurito”. Es decir, a sacar este tema del pleno de sesiones.

En ese momento no había aún definición de coaliciones electorales. Y los diputados panistas, principalmente Carlos Castaños y Roberto Cruz, arremetían contra el PAS, por alinearse a los intereses del PRI, tanto en la aprobación de cuentas públicas como en sacar adelante una “contrarreforma” en materia de fiscalización.

Esta reforma, precisamente, modificaría en Sinaloa el esquema de revisión de la cuenta. Con 27 votos del PRI, PAS y Nueva Alianza, se sacó adelante esta modificación constitucional.

Ahora la cuenta del primer semestre del Gobernador Quirino Ordaz Coppel se analizará hasta 2019.

 

 

Y a pesar de todo...

Tras la suspensión de la primera cuenta de Malova en enero de 2017, la Auditoría Superior del Estado inició el “llamado a cuentas” a ex funcionarios malovistas, para “solventar” las observaciones.

Esto fue suficiente para que el 27 de julio de 2017 se votara esa cuenta suspendida. A favor del dictamen, sin mayor argumentación, 28 legisladores: 21 del PRI, cinco del PAS, uno del Verde y otro más de Nueva Alianza.

En contra se manifestaron ocho: seis del PAN, uno de Morena y el único del PRD. A esa sesión se ausentaron, con permiso, Sylvia Treviño, del PAN; Merary Villegas, de Morena, y Gerardo Martín Valencia, del PAS.

En un segundo tiempo se sacó la cuenta del segundo semestre de 2016, en un recinto repleto de priistas, estrategia utilizada para evitar que opositores “reventaran” la sesión y no se sacara adelante la cuenta malovista.

La del segundo semestre quedó “palomeada” con 23 votos a favor: 21 del PRI, uno del Verde y uno de Nueva Alianza. En contra se manifestaron 14 diputados: siete del PAN, cinco del PAS, uno de Morena y uno de Nueva Alianza.

Para ese momento se conocían nuevos datos del desfalco financiero de Malovismo.

Por ejemplo, el 10 de julio Guadalupe Yan Rubio, titular de la Secretaría de Transparencia, revelaba un desfalco por 2 mil 164 millones de ex funcionarios de la pasada administración.

A su vez la ASE consignaba en sus investigaciones un posible daño al erario por mil 357 millones.

Pero el Gobernador Ordaz Coppel negaba un “pacto de impunidad” con Malova, por aquel hecho.

Con el transcurso de las semanas, se daban más noticias sobre desaseos financieros del malovismo. Datos, datos, datos, como un daño por 986 millones sólo en el área de Salud, encabezada por Ernesto Echavarría.

Y la presentación de 13 denuncias penales, hechos que muchos han considerado como “actos mediáticos”.

A la fecha los procesos continúan, ningún funcionario acusado está en la cárcel, y 22 diputados que avalaron esas cuentas, solicitaron licencia y andan en campaña este 2018, en busca del voto popular.

 

 

Sé un buen ciudadano
Suscríbete al boletín Front News y recibe las noticias más importantes en tu correo todos los días.
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades