Entrar
 Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Don Martín Flores barre el calor, que dice se siente cada día más en Mazatlán
El barrendero de 50 años comenta que no lograría salir airoso de su jornada de trabajo, si no se hidratara todo el día
Verenice Peraza
31/05/2018 | 1:51 PM
Marcar como favorita
Foto: Verenice Peraza

MAZATLÁN._ Desde hace tres días, don Martín Flores apenas puede la escoba con la que desde hace dos años barre las calles del Parque Bonfil.

Y dice que este año hará más calor que el pasado.

Sus manos, cansadas y sumamente bronceadas por el sol, no dejan de humedecerse por el sudor que corre por sus brazos.

Con una toalla en la nuca, la que humedece al empezar su jornada de trabajo, empieza a barrer desde el acceso a los muelles hasta el fondo, es decir, de extremo a extremo.

"¡Ah caray!, ¡pero qué caliente ha estado!, he sentido tanto el calor oiga, que ni puedo agarrar la escoba, ando barriendo y me paro, vuelvo a barrer y me vuelvo a parar, ahí ando poco a poco", explicó.

Tan solo este día se ha bebido 2 litros de agua y uno de suero.

Don Martín, de 50 años, dice que no lograría salir airoso de su jornada de trabajo, si no se hidratara todo el día.

"Mire que estos tres días ha estado calientísimo, quien está en la casa, sentado, a la sombra y con un abanico en frente, obvio no va a sentir el mismo calor que yo, pero afuera, en la calle, es un pecado, parece que está cayendo fuego del cielo", comentó.

El barrendero de la Administración del Parque Bonfil aseguró tenerle miedo a los meses de julio y agosto, que son durante los que más calor se presenta.

"Si así está mayo, imagínese cómo va estar julio, va estar terrible", indicó.

Con su carretilla llena de basura, desde bolsas de plástico hasta botellas y restos de plantas, paso a pasito avanza por las calles del Parque Bonfil.

Cuando puede, don Martín se moja la cabeza y avanza, pues solo de esa manera puede trabajar.

"Lo que temo es un golpe de calor, yo me cuido mucho, hay gente que no, por eso sienten que tienen calentura por las noches, porque se asolean mucho y no se cubren nada", agregó.

 

 

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades