Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Mazatlán
EDUCACIÓN EN LA FAMILIA: Democratización de las familias
Busca cambiar la forma de ver la familia y las relaciones que se dan en ella
Yolanda Waldegg de Orrantia
19/09/2020
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

Siguiendo con el tema de la familia, no sé si están enterados, pero el tema de la democratización de las familias está en la agenda de muchos gobiernos y es espeluznante, y claro, promovido desde la ONU, que más que promover impone. Busca cambiar la forma de ver la familia y las relaciones que se dan en ella.

Escenario hipotético: un representante del gobierno llega a tu casa para comunicarte que el gobierno ha decidido democratizar la familia, de ahora en adelante ustedes ya no serán una familia, sino una “unidad democrática doméstica”, las decisiones ya no las tomaran ustedes, sino el gobierno, ya no tienen autoridad cuando haya conflictos entre ustedes, el gobierno ejercerá el control de la unidad”, ¿cómo les suena?

Parece guión de película, pero no, aunque esté magnificado, se ha venido gestando desde hace años, con el objetivo de cambiar el concepto de familia y las relaciones dentro de ella, a fin de que el estado controle la vida familiar y de la comunidad.

La maestra María Cristina Rodríguez García dice que “es un enfoque de políticas públicas que busca cambiar la forma de ver la familia y las relaciones que suceden en ella, a partir de transformar los modelos socioculturales de género”, pueden revisar los libros de texto gratuitos.

Los “modelos socioculturales de género” son los que supuestamente nos ha impuesto la sociedad sobre la masculinidad y feminidad.

Para romper estos modelos se pretende imponer el engaño de que hombres y mujeres no son complementarios, sino que coexisten en lucha de poder en todos los sentidos.

Lamentablemente todas estas ideas pasan por alto, además que a nadie se le impone ser hombre o mujer, esto es cuestión de biología, no de imponer ideas.

Intentan establecer una visión de familia bajo el enfoque de relaciones de poder, donde alguien es el opresor y otro el oprimido, desde las posiciones ideológicas más radicales como el feminismo de género de tercera ola.

Este modelo de abuso de poder sucede por la imposición de lo que llaman estereotipos de género, sistema construido socialmente, que se funda en la opresión de privilegiar al hombre y someter a la mujer.

Hasta ahí alguna razón tienen, pero ese someter a la mujer es a través de ¿imponerle la maternidad? El cuidado y otros roles que limitan y esclavizan, háganme el favor, es decir, qué piensan, ¿que no hay mujeres que deseen con toda el alma ser madres, cuidar de sus hijos y atender el entorno donde se desarrollen digno?, ¿que no existen hombres y mujeres que se aman profundamente y se ayudan porque se complementan?

Se enfocan en que las personas creen que el hecho de que la mujer ejerza su maternidad, es una imposición del más fuerte, en lugar de algo que forma parte de su naturaleza y que la maternidad puede aportarle, a ambos, realización como personas, como varón y como mujer.

Está claro que no podemos estar de acuerdo con este planteamiento de la democratización de las familias, que pretende que creamos que el hombre y la mujer deben convivir en términos de igualdad y autonomía absolutas, cuando por biología no lo son, y esta diferencia aporta la complementariedad necesaria en las familias, únicamente somos iguales en la dignidad que tenemos como personas, por la que nos debemos respeto y amor.

Esta idea de que la diferencia de géneros es emocional y no biológica, da pie a que se proponga la diversidad de familias, esto nace de la ideología de género, en lugar de nacer de la realidad de la especie humana, a partir de las diferencias entre hombre y mujer, por lo que insisten en llamar matrimonio a las uniones entre personas del mismo género y exigen que todos aceptemos como bueno y natural sus ideas.

Según ellos, la familia tradicional no sirve por ser un sistema autoritario. Opresión y sometimiento de mujeres y niños. Abuso de poder y privilegios del hombre. Imposición de roles violentos: masculinidad y feminidad.

Y la familia democratizada en cambio: Sistema democrático. Todos tienen igual poder, nadie puede elegir por el otro. Autonomía absoluta de cada miembro. Igualdad literal (no hay diferencia de sexos) y de aquí pasan a necesitar psiquiatra.

Este enfoque es erróneo porque la familia no es un sistema democrático entre extraños, sino una institución natural que existe antes del estado. Hombres y mujeres somos diferentes por naturaleza, por tanto, en la familia existe complementariedad entre hombre y mujer, física, psicológica y de roles.

Las relaciones entre hijos y padres no están definidas por el autoritarismo, sino por la relación de amor entre ellos y por los deberes y derechos que cada uno tiene en el seno de la familia.

Así que abusados con lo que se cocina en las cámaras para imponernos leyes que van contra nuestra naturaleza y dignidad, estos intentos de intervenir en las familias es porque les son peligrosas, porque son reconocidas como el espacio primordial donde se aprende una forma de socializar y desarrollarse para el mundo, incluido el aprendizaje de la identidad sexual.

Sobre esta base, una manera de cambiar la forma de pensar de la sociedad es influir directamente en la estructura y relaciones de la familia, si logran desestabilizar la base de la sociedad, se puede controlar mejor a una comunidad.

¿Te gustó lo que leíste?

Si tu respuesta es sí, te invitamos a suscribirte por solo $100 pesos al mes y apoyar el periodismo que hacemos para ti con el objetivo de hacer de Sinaloa un mejor lugar para vivir. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades