Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Columna
Educación en la Familia: Huérfanos digitales
La psicóloga Yolanda Waldegg habla sobre las permisiones de los padres a sus hijos en la tecnología sin restricción alguna
Yolanda Waldegg de Orrantia
06/09/2018 | 05:00 AM
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

Es un nuevo término a raíz de las circunstancias, los “huérfanos digitales o cibernéticos” son los niños cuyos padres les dan y les permiten sumergirse en la tecnología sin restricción alguna, y los que tienen papás también sumergidos en el mismo vicio, porque es un vicio, todo lo que se sale de control, lo que se usa en exceso, alcohol, comida, droga, sexo, trabajo, deporte, o aparatitos.

Hablando de redes sociales, está semana apareció una mamá y una niñita de no más de 2 o 3 años, la pobre criatura hizo todo lo que se le ocurrió menos berrinche, capaz eso sí lograba sacar a su madre del aparatito, el caso es que nunca logró que su madre la atendiera, alguien sentado enfrente grabó todo los esfuerzos de la niñita y cómo mamá se la sacaba de encima sin atenderla y subió el video a ver si le daba alguna pena y muchos videos salen de accidentes por esos descuidos.

La psicóloga mexicana Tania Castro, del Centro Cenyeliztli A.C. en una entrevista comentó que esta realidad es cada vez más común. Los niños reciben celulares, tabletas y videojuegos, mientras sus padres comen o realizan otras actividades, el objetivo es mantenerlos “tranquilos” y sin protestar.

Esto no solo es dañino para la familia, como familia, sino para la salud física y mental de los niños, el uso excesivo de estas tecnologías hace que se pierda el vínculo comunicativo entre padres e hijos, una vez que les dan el aparatito se olvidan de sus hijos, pierden el vínculo social junto con el afectivo, y entonces en las escuelas están llenándose de niños con problemas de agresividad, ya sabemos los dramas que pueden armar cuando se trata de quitarles el aparatito, entre que da risa y tristeza, así es.

Esta agresividad comenta la psicóloga es provocada por la falta de atención de los padres, que además de eso no cuidan en donde entran sus hijos, porque estar tranquilos porque están jugando no debe dar ninguna tranquilidad, si se revisa lo que ven se paran los pelos no todo es tan inocuo como piensan, ni los juegos ni las caricaturas y además están en riesgo de caer en manos de personas sin escrúpulos y publicar cosas que les ponen en peligros a ellos y la familia.

Esta situación es sumamente riesgosa por muchas razones más, termina con la creatividad innata de los chicos, genera niños sin desarrollo físico, sano y adecuado, no saben jugar ni convivir con las personas reales y por el rango de edad les hace receptores pasivos del contenido de esos artefactos. Algo así como robots, pero además se pierde la comunicación verbal, y el lenguaje nos humaniza y es la clave para poder pensar, si no hay palabras en el cerebro ¿cómo se puede pensar? Los malentendidos se dan por una falta de expresión verdadera que solo se puede dar cuando estamos uno frente a otro.

Como dije es muy común ver en sitios públicos a padres concentrados en sus aparatos sin velar por la seguridad de sus hijos, desde ser robados, atropellados, que la carriola se vaya por la pendiente, que se les olvide en el comercio o el estacionamiento, todo eso se ha dado no me estoy inventando, o escuchamos: “espérame un momentito solo respondo el mensaje” se repite en cualquier hogar sin importar el nivel educativo o clase social.

La nueva niñera o nana es el celular o tableta, lo malo es que los pone tranquilos, pero ni los cuida ni los educa ni les enseña nada bueno, los huérfanos digitales serán jóvenes y adultos con patrones de inseguridad, baja autoestima, conductas antisociales que no les permitirán relacionarse o permanecer en un trabajo por mucho tiempo porque no saben cómo.

El remedio, si no hay remedio a que tengan sus aparatitos, es que los tengan con límite de tiempo y candados, que todos padres incluidos, tengan en casa horarios para revisarlos o jugar y el resto de tiempo apagados y en actividades comunes: juegos al aire libre, paseos, trabajo en casa, tareas escolares, lecturas, comidas planeadas en que cada miembro por turno se encargue de la conversación, con invitados periódicamente, cosas así que mantengan no solo la comunicación sino el interés de todo en todos y aumente el cariño y la ayuda mutua.

¡90 días gratis de periodismo!

Mientras tú vuelves a la "nueva normalidad", en Noroeste nunca hemos parado de informarte con rigor y oportunidad sobre los impactos de la pandemia.

Pero no somos inmunes, la publicidad que es nuestro principal ingreso, se redujo drásticamente durante el confinamiento y para continuar haciendo nuestro trabajo requerimos el apoyo de lectores como tú.

Prueba 90 días gratis nuestro servicio de suscripción digital PREMIUM haciendo click AQUÍ.


INFORME COVID-19

Visita nuestra sección especial sobre Covid-19 actualizada en tiempo real - Ir a sección

Suscríbete a nuestro newsletter diario "Informe Covid-19"

Suscríbete a nuestro servicio de Noticias por Whatsapp en este número: 6674318521
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades