Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Columna
Educación en la Familia: Qué clase de padre soy; conclusión
Yolanda Waldegg de Orrantia invita a reflexionar con temas de actualidad
Yolanda Waldegg de Orrantia
27/09/2018
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

Si cualquier negocio necesita cada tanto hacer revisión por si hay algo que no está saliendo como lo planeado, algo que hay que reforzar o cambiar, el negocio más importante de cualquiera que tenga familia es precisamente su familia. A lo mejor nos parece que nuestra familia es súper; qué bueno, pero la condición de la persona es ir mejorándose día a día; siempre podemos ser mejores que ayer y muy probablemente se nos está quedando algo en el camino sin darnos cuenta y por eso es bueno hacernos algunas preguntas de vez en cuando porque tenemos que atender el crecimiento de todos los miembros de la familia en todos los aspectos que conforman a una persona, como el físico, social, económico, afectivo, intelectual, artístico, psicológico, moral y espiritual. Naturalmente que no puedo aquí hacer preguntas sobre cada uno de esos aspectos; no termino nunca y sí terminan por no leerme, pero hay que tenerlos en cuenta a la hora de examinar si no estamos olvidando alguno de estos.

Por lo pronto, esto solo es una ayudita para ubicarse, así que sigo con algunas preguntitas. ¿Conoces a tus hijos? Ya sé que van a contestar que sí, pero mejor primero piensen un rato. ¿Qué cosas le gustan y cuáles odian? ¿Sabes en que área le gustaría mejorar? Al hijo, no a ti, ¿Tienen discusiones sobre ciertos temas que le interesan y les preguntan por qué les interesan? Las personas desarrollan intereses desde una edad muy temprana y, a medida que crecemos y aprendemos, estas preferencias pueden desarrollarse en direcciones diferentes y más avanzadas. Podemos ayudar a guiar a los hijos en la dirección correcta solo si se les conoce bien. De hecho, hay muchas capacidades que hay que ayudarles a descubrir. Cuando un padre contempla a sus hijos, las descubre y hay que ayudarles a ellos a ver si les interesan, qué sé yo. Vemos cuando son hábiles con las manos, son entonados o tienen ritmo, dibujan bien, les gusta cocinar, etcétera.

La siguiente es muy importante, ¿con qu frecuencia haces preguntas en lugar de dar órdenes? En el proceso de criar hijos, tanto las preguntas como las instrucciones son importantes; las órdenes, guardarlas para no quemar pólvora en infiernitos. Lo importante es primero equilibrar las preguntas y las instrucciones, estas darlas con el hijo delante, quieto, atento, claras y concisas, preguntando si las entendió y si entendió, que es para ya, no para cuando se le dé la gana.

En cuanto a las preguntas, son el tema principal para una relación para crecimiento y aprendizaje de los dos. Las preguntas llevan a pensar, a eso se dedica la filosofía: a contestar preguntas y está comprobado que deben empezar a filosofar desde chiquitos: pregunta ¿Te gusta tu nombre? ¿Por qué? ¿Sabes qué significa? ¿Qué color te gusta? ¿Por qué? Es decir cosas tan simples que obligan a pensar y desarrollar respuestas con palabras. Las preguntas enseñan a pensar que es magnífico, pero además mandan un mensaje: me interesas, y como si no fuera suficiente, nos ayuda a conocernos. Los hijos preguntan, nosotros contestamos, preguntamos ellos responden y aleluya hay una relación. Cuando los hijos son pequeños. Hay muchas oportunidades de hacer preguntas en lugar de decir, “ponte el abrigo antes de salir de casa”; mejor pregunta, “cuando miras el tiempo que hace afuera ¿Qué ropa crees que deberías usar?” Así se les alienta a expresar sus opiniones, mientras que ordenarlo lo impide y además puede estar en la etapa de contra, hay que aprovechar la edad porque de mayores lo tomaran como interferir en su intimidad.

La última: ¿te diviertes con tus hijos o te dejas llevar por la rutina diaria del estrés y el trabajo sin pasar el tiempo suficiente? Abandonar a los hijos no solo es irse de casa, puede ser estando ahí y se sienten abandonados; luego queremos compensar con regalos para quitarnos el sentimiento de culpa. ¿Cuándo fue la última vez que te reíste con ellos? ¿Estás dispuesto a hacer alguna tontería por diversión o pasas la mayor parte del tiempo frente a la televisión o la computadora o teléfono? En lugar de tener momentos lindos cuando les haces cosquillas tontas, correteas o hacen una fortaleza con los cojines del sofá.

Por aquello de que no me entiendan que no hablo sólo de padres varones, no me interesa ser políticamente correcta ni la ideología de género; hablo de los padres y los hijos en general como debe. Si Fox puso de moda los chiquillos y chiquillas, cosas así ,allá él, pues ni a las @ le entro.

¡90 días gratis de periodismo!

Mientras tú vuelves a la "nueva normalidad", en Noroeste nunca hemos parado de informarte con rigor y oportunidad sobre los impactos de la pandemia.

Pero no somos inmunes, la publicidad que es nuestro principal ingreso, se redujo drásticamente durante el confinamiento y para continuar haciendo nuestro trabajo requerimos el apoyo de lectores como tú.

Prueba 90 días gratis nuestro servicio de suscripción digital PREMIUM haciendo click AQUÍ.


INFORME COVID-19

Visita nuestra sección especial sobre Covid-19 actualizada en tiempo real - Ir a sección

Suscríbete a nuestro newsletter diario "Informe Covid-19"

Suscríbete a nuestro servicio de Noticias por Whatsapp en este número: 6674318521
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades