Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Columna
EDUCACIÓN EN LA FAMILIA: Vivieron felices para siempre
uena muy romántico, pero apenas en los cuentos sucede y eso porque ahí termina el cuento.
Sicóloga Yolanda Waldegg de Orrantia
15/02/2018 | 05:00 AM
Marcar como favorita

MAZATLÁN.- Suena muy romántico, pero apenas en los cuentos sucede y eso porque ahí termina el cuento. Si siguiera, quién sabe que nos diría, el hecho es que es difícil y sería bueno que alguien le diga a los novios que es difícil, desde que comienza hasta que termina, cada etapa tiene sus complejidades y asegunes, lo que no significa que sea imposible o no valga la pena, sobre todo porque se supone que se quieren “y con mi amor” todo se puede y sí, todo se puede si hay la voluntad de querer.

Hay que tener en cuenta que son dos personas diferentes en todo sentido, pretender que todo embone regresando de la luna de miel es mucho pedir.

Son hombre y mujer que piensan, hacen, sienten, ven, con cerebros de hombre y mujer, que significa diferentes.

Además, biografías diferentes, por mucho que vengan del mismo medio, peor si no, familias que funcionan distinto, con problemáticas distintas, hábitos distintos, tradiciones distintas, tienen gustos distintos, amistades distintas algunas no, pero otras sí, trabajos distintos, uno puede ser gallo madrugador y el otro búho trasnochado.

Y, bueno, son un montón de circunstancias que hay que aprender a compaginar, y sí, con mi amor y el del otro lo logramos, es la idea, teniendo en cuenta que no son dos mitades de una naranja que no hay forma de volver a pegar, sino una tuerca y un tornillo que no cualquier tornillo pasa por cualquier tuerca, y eso es lo que hay que fijarnos antes de entrarle, porque por mucho amor que se tenga, si la tuerca es más grande o más chiquita no sirven para ese tornillo.

El primer año, que gracias a Dios todavía funcionan las mariposas casi siempre, darle vueltas al tornillo para apretarlo saca chispas, pero hay mariposas, y hay que cuidarlas y cuidar los detalles pequeños para que no se vayan, para seguir enamorados, y no preocuparse de las chispas y roses.

Tener en cuenta que no se puede estar siempre en la cima de las emociones y los sentimientos, que podemos ser una familia feliz, incluso, en aquellos momentos en que no nos queremos mucho (que no nos sentimos morir de amor) hay que construir las relaciones constantemente, inclusive después de 5, 10, 15 o 25 años de matrimonio.

Los primeros años después del nacimiento de los hijos pueden ser los más difíciles y demandantes, se necesita dos involucrados, dos que se ayudan en todo.

Todo es todo, no solo lo que me apetece cuando apetece, pero al mismo tiempo es un momento muy feliz, una de las mayores alegrías de la vida, y toda la vida cambiará, no solo no van a dormir lo suficiente, la manera de pensar y ver la vida cambiará.

Hay que prestar la debida atención a la relación de los esposos, tener tiempo solos, hay que estar de acuerdo en cuidados, horarios, ayudas, forma de educar para no dar entrada a roses innecesarios, y cuidar que no sea una de las partes la que lleve toda la carga, que no puede más mientras la otra disfruta.

Siento decirles que no siempre tendrán una vida sexual plena, por mucho que les guste y sea uno de los atractivos del matrimonio, no lo tendrán tanto como quisieran, por la sencilla razón de que no siempre el deseo coincide, además de otros factores como enfermedad, cansancio, etcétera.

Siempre que no sean pretextos, porque hay que tener en cuenta que existe eso que se llama Débito conyugal, que significa que tienen derecho a pedir y recibir, solo que como dice el dicho “en el pedir está el dar” pongo un ejemplo.

Si en todo el día no le muestro a mi cónyuge que le amo, con detalles, palabras, cariños, como sea, y en la noche necesito y pido, se va a sentir usada (o) si pido con violencia, con exigencia malhumorada, o pido algo que va contra los principios morales del cónyuge (en esto siempre tienen derecho de negarse).

Tampoco sentirá arder la llama del deseo y sucederá que aparezcan los pretextos, si pido cuando es claro que está enfermo o cansado (a) tampoco es muy afortunado.

Lo mejor es buscar intimidad en otros momentos, todos los días abrazarse, cocinar juntos, llamarse durante el día, pequeños obsequios, cosas así, entonces con lindos modos, cuidando el momento y forma será más satisfactorio y menos negativas y pretextos.

¡90 días gratis de periodismo!

Mientras tú vuelves a la "nueva normalidad", en Noroeste nunca hemos parado de informarte con rigor y oportunidad sobre los impactos de la pandemia.

Pero no somos inmunes, la publicidad que es nuestro principal ingreso, se redujo drásticamente durante el confinamiento y para continuar haciendo nuestro trabajo requerimos el apoyo de lectores como tú.

Prueba 90 días gratis nuestro servicio de suscripción digital PREMIUM haciendo click AQUÍ.


INFORME COVID-19

Visita nuestra sección especial sobre Covid-19 actualizada en tiempo real - Ir a sección

Suscríbete a nuestro newsletter diario "Informe Covid-19"

Suscríbete a nuestro servicio de Noticias por Whatsapp en este número: 6674318521
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades