Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Mazatlán
EDUCACIÓN EN LA FAMILIA:Obedientes no robots
Columna semanal
Yolanda Waldegg de Orrantia
04/07/2020
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

Como resulta que toda nuestra vida es obedecer, más vale que nuestros tesoritos lo aprendan pronto, pero no porque papá o mamá lo dicen, no porque yo mando aquí, no porque en este momento así decidí, a veces hay que obedecer en cosas que no nos hacen gracia, los adulto ya entendimos cuál es la razón y por qué es conveniente, a los hijos les costará menos trabajo obedecer cuando entiendan la razón del mandato de quien sea.

En todas partes, porque vivimos en sociedad, hay que regular lo que está permitido y lo que no, ya se trate de leyes civiles, de reglamentos de tráfico, reglamentos de la escuela, trabajo, equipo o club a que se pertenezca y de la casa, especialmente, porque ahí es donde todo comienza bien o mal.

Cada familia debe tener sus propios reglamentos, seguirlos sí o sí por todos, por varias razones: facilitar la vida en la familia, evitar roces y enojos, hacer que las cosas funcionen con fluidez, todos encuentran lo que buscan cuando lo necesitan, todos cumplen con sus encargo para que la vida siga sin tropiezos, todos aprenden todo, todos saben qué se espera de ellos, todos aprenden a responsabilizarse.

Ahí practican para cuando salen, saber cómo comportarse en las diferentes situaciones, de manera de no causar daños, enojos, desaprobación y ser cortado de ese núcleo de personas.

Donde uno vaya se enfrentará con reglamentos qué cumplir si queremos pertenecer, hasta para jugar, porque un juego sin reglamentos no se puede jugar, no es divertido, y en los grupos en redes sociales hay reglamentos (aquí no usamos palabras ofensivas, aquí no se trata de política, en este grupo solo se puede vender los viernes) etcétera.

Como no queremos robots en casa ni fuera, son apreciados, porque hacen lo que se les manda, pero no tienen iniciativa, no tienen lealtad, no ponen imaginación a la solución de problemas, serán cómodos y servirán a los fines de otros, pero los padres no queremos hijos así, que puedan ser utilizados para cualquier fin.

Para conseguir eso tenemos que dar razones de por qué mandamos lo que mandamos y por qué esperamos que se obedezcan y claro, las consecuencias de no hacerlo.

A veces será necesario que las consecuencias sean fuertes y siempre firmes, siempre aplicadas, la idea es que sean más las razones que las consecuencias, y para eso papá y mamá tendrán que hacer una junta solos, ponerse de acuerdo cuál será el reglamento de esa familia.

Si no lo hicieron desde que la fundaron nunca es tarde y siempre es importante, una vez de acuerdo en el reglamento, decidir las consecuencias de no cumplirlo en esto hay que tener en cuenta las edades, necesidades, capacidades de cada persona y luego ponerse de acuerdo en las razones que se darán para cada cosa y también dependiendo de la edad.

Finalmente ponerlo a consideración de los hijos y aceptar algunas sugerencias que puedan implementar de manera que se identifiquen y colaboren.

A más chicos, razones más simples: porque no quieres que tu papá o mamá se rompan la pierna cuando pasen, se tropiecen con tus juguetes, mucho tiempo no podrán cargarte ni jugar contigo.

Porque se ve más bonito tu cuarto cuando está ordenado, porque así no se te pierden tus juguetes ni se te rompen, porque eres un buen chico que no quiere que su mami se canse mucho y te gusta ayudarla.

Algunas razones serán simples, prácticas, sin mayor profundidad, con otras podemos, además, enseñar empatía, que consideren a los demás con su forma de actuar y de pensar, no hagas a otro lo que no quieres que te hagan.

Si desobedeces, estás poniendo en peligro a otros o causándoles daño, los adolescentes no quieren escucharnos mucho, menos si sonamos a sermón, de modo que con ellos hay que ser claros, concisos, concretos, con razones de más peso que puedan reflexionar, aceptar, entender y hacerla suya, teniendo en cuenta que, el “qué dirán” sus amigos tiene más peso que lo que decimos sus papis.

Por eso hay que comenzar desde chiquitos, porque la adolescencia siempre es rebelde y saca chispas, pero igual hay que hacerlo aunque cueste más, algo les entrará y lo practicarán cuando no veamos.

La idea es que aprendan a pensar, por qué obedecer o no, para que no sean esa persona que se mueve como borrego detrás de otros borregos, que no saben por qué hacen lo que hacen.

Que no se dejen llevar por nuevas ideologías, modas que cambian todos los días y normalmente no favorecen ni física, intelectual, ni moralmente.

Debemos conseguir formar personas con razonamiento propio, que deciden que no quieren obedecer por ir contra sus principios, porque los tienen, que no se mueven por estribillos o frases hechas sin reflexionar lo que significan, no queremos hijos robots que puedan ser utilizados para malos fines.

¡90 días gratis de periodismo!

Mientras tú vuelves a la "nueva normalidad", en Noroeste nunca hemos parado de informarte con rigor y oportunidad sobre los impactos de la pandemia.

Pero no somos inmunes, la publicidad que es nuestro principal ingreso, se redujo drásticamente durante el confinamiento y para continuar haciendo nuestro trabajo requerimos el apoyo de lectores como tú.

Prueba 90 días gratis nuestro servicio de suscripción digital PREMIUM haciendo click AQUÍ.


INFORME COVID-19

Visita nuestra sección especial sobre Covid-19 actualizada en tiempo real - Ir a sección

Suscríbete a nuestro newsletter diario "Informe Covid-19"

Suscríbete a nuestro servicio de Noticias por Whatsapp en este número: 6674318521
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades