Educando en Positivo - Noroeste
Periódico Noroeste
24 de Junio de 2018  •  Edición impresa Edición de hoy  •  26º
Buscar
null
>
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
NIÑOS
Educando en Positivo
Para muchos niños, decirle “NO” es como decirle “SÍ”, descubre las diferentes formas de prohibir o negarles algo de una forma positiva
Noroeste / Redacción
23/02/2018 | 09:40 AM
Marcar como favorita

La educación tradicional tiene en la palabra NO un poderoso aliado. Por siglos, la prohibición y la negación ha sido la manera de educar, mas ¿creerías que se puede decir no de forma positiva? Pues sí, existen estrategias para decirle no a un niño sin pronunciar el NO, pero si además lo haces de forma correcta se obtienen más y mejores resultados en su educación.

Las madres y padres, tienden a utilizar el NO con los niños de forma constante: NO te pares en la silla. NO abras ese cajón. NO dejes nada en el plato. NO tires, no bajes, no entres, no salgas, no, no, no... Es un constante e incesante devenir de noes por aquí y noes por allá. Si la palabra NO forma parte de tu vocabulario diario, si sientes que en un día se la has dicho a tus hijos más de 20 veces y, si aún así no logras que atiendan tu petición o modifiquen su conducta, quizás sea el momento de encontrar otras formas de decir NO a los niños de forma positiva.

La realidad es que demasiados noes transmitirán un mensaje negativo a los niños, de la misma manera que los padres que dicen SÍ a todo a sus hijos, podrían ser responsables de conductas de niño tirano o incluso de su frustración si un buen día les dicen un solo NO.

Lo ideal es que exista un balance entre el sí y el no, o mejor aun, que aprendamos a decir No a los niños de forma positiva, es decir, sin pronunciar la palabra NO.

Y es que, decir no a los niños sin decir no es algo posible, y además mucho más beneficioso para ellos. ¿Por qué? Así los niños entenderán y comprenderán mejor el sentido de las normas que ponemos, serán más responsables para conocer que los actos tienen consecuencias, actuarán de forma más autónoma, tendrá una mejor autoestima, habrá más armonía en casa, mejorarán sus habilidades y descubrirán sus capacidades evitando berrinches, rabietas, gritos y enfados.

* Con información de GuiaInfantil.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

    Sé un buen ciudadano
    Suscríbete al boletín Front News y recibe las noticias más importantes en tu correo todos los días.
    Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
    Notificaciones
    Entérate antes que nadie
    Recibe notificaciones en tu navegador
    Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
    Te puede interesar..