Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
El aumento salarial redujo 1.1% la pobreza laboral: Coneval. La mala, que subió el desempleo 3.5%
El desempleo creció 3.5 por ciento en el primer trimestre de 2019, con un aumento del 0.5 por ciento en la informalidad, de acuerdo con cifras reportadas hoy por el Inegi
Sinembargo.MX
16/05/2019 | 10:41 AM
Marcar como favorita
Foto: Sinembargo.MX

Ciudad de México (SinEmbargo).- La pobreza laboral (ingreso laboral inferior al costo de la canasta alimentaria) se redujo entre el cuarto trimestre de 2018 y el primer trimestre de 2019: pasó de 39.8 por ciento a 38.7 por ciento, gracias al aumento de 3.3 por ciento del ingreso laboral real durante el periodo.

Esto significa que los trabajadores mexicanos tuvieron una mejora del poder adquisitivo del ingreso laboral real durante ese periodo, es decir, les alcanzó para cubrir el costo de la canasta básica, de acuerdo con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

El ingreso laboral real se incrementó 2.7 entre el primer trimestre de 2018 y el primer trimestre de 2019 y a nivel nacional la masa salarial real mostró un incremento de 4.6 por ciento trimestral entre el cuarto trimestre de 2018 y el primer trimestre de 2019.

SUBE DESEMPLEO: INEGI

Durante el primer trimestre de 2019 el desempleo alcanzó a 1.9 millones de mexicanos, cifra con la que se elevó al 3.5 por ciento de la población económicamente activa, según datos del Inegi y fue 0.1 puntos más que el último trimestre de 2018.

Con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) el Instituto nacional de Estadística y Geografía (Inegi) indicó de que enero a marzo la población desocupada, aquellas personas que no trabajaron ni siquiera una hora durante la semana de referencia de la encuesta, pero con disposición a hacerlo, fue 0.2 por ciento más que el mismo periodo del año pasado.

La población subocupada, con necesidad y disponibilidad de trabajar más tiempo llegó a la cifra de 3.7 millones de personas, el 6.9 por ciento de la PEA, sin registrar variación a tasa anual o frente al trimestre anterior.

En cuanto a la población ocupada informal, en todas su modalidades, llegó a 30.8 millones de personas, es decir, el 56.9 por ciento de la PEA. Este dato registró un crecimiento de 0.3 por ciento de los últimos tres meses de 2018 y a tasa anual fue de 0.1 puntos porcentuales.

El primer trimestre de 2019 se registraron 15 millones de personas en el sector informal, el 27.7 de la población ocupada en México, registrando un crecimiento anual del 0.5 por ciento y de 0.2 puntos porcentuales frente al periodo anterior.

La población económicamente activa, de 15 años o más, de enero a marzo de 2019 fue de 56 millones de personas, el 59.5 por ciento del total de mexicanos. Un año antes el dato fue de 54.6 millones, medio punto porcentual menor al dato actual.

“El incremento de 1.4 millones de personas es consecuencia tanto del crecimiento demográfico, como de las expectativas que tiene la población de contribuir o no en la actividad económica”, dijo el Inegi.

Al segmentar la información con la variable de género, el Instituto informó que 77 de cada 100 hombres son parte de la PEA, en tanto que para las mujeres el dato es de 44.

La población ocupada fue de 54.1 millones de personas, de las que 33.2 millones son hombres y 20.9 millones mujeres. Este dato fue superior en 1.3 millones al mismo periodo de 2018, pero la tasa de ocupación continúa con una tendencia al alza iniciada en 2016.

El Inegi explicó que el 50.6 por ciento de la ocupación se ubicó en las ciudades más grandes del país, con 100 mil y más habitantes. El 20.4 por ciento se localizó en localidades rurales, con menos de 2 mil 500 habitantes; el 15 por ciento se ubicó en asentamientos de entre 15 mil y menos de 100 mil habitantes; y el 14 por ciento residió en asentamientos urbanos bajos, con una población de hasta 15 mil personas.

En el sector primario de la producción, de enero a marzo laboraron 6.6 millones de personas, equivalentes al 12.2 por ciento del total; en el industrial, el 25.2 por ciento, 13.6 millones de personas; y en el sector servicios se ubicó el 62 por ciento de la población ocupada, 33.6 millones. El 0.6 por ciento de la población encuestada no informó la procedencia de su actividad económica.

Por sectores, el único que registró un crecimiento frente al trimestre anterior, fue el terciario, que creció 0.4 por ciento.

El 68.1 por ciento de la población ocupada, 36.8 millones de personas, son trabajadores remunerados; el 22.6 por ciento, 12.3 millones, no reciben remuneración; y 4.8 por ciento, 2.6 millones, son propietarios de los bienes de producción, con trabajadores a su cargo.

Las personas que trabajan por cuenta propia crecieron 0.2 por ciento respecto al último trimestre de 2018, en tanto que los no remunerados disminuyeron 0.1 por ciento.

Otro dato que decreció, en 0.1 por ciento, fue el de los empleadores.

“Los trabajadores subordinados y remunerados se incrementaron en 441 mil personas entre el primer trimestre de 2018 e igual periodo de 2019, los trabajadores por cuenta propia en 538 mil personas, los ocupados que no perciben una remuneración por su trabajo en 208 mil personas y los empleadores en 88 mil personas, en el periodo en cuestión”, informó Inegi.

El 5.8 por ciento de la población ocupada trabajó menos de 15 horas a la semana, pero el 27.2 por ciento trabajó más de 48 horas en el mismo lapso, por lo que en promedio los mexicanos trabajaron 43 horas a la semana.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Recomendamos para ti

Oportunidades