Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Columna
El Fanático
Ecos
Gerardo Osorrnio
12/02/2016 | 00:00 AM
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

DATO DEL DÍA: Son varias las listas y las fuentes sobre los programas más vistos en la historia de la televisión norteamericana, pero todas coinciden en que sólo dos no son algún Súper Tazón: el último episodio de la serie cómica Mash y el capítulo de la serie Dallas titulado “¿Quién le disparó a J.R.?”.

SÚPER TAZÓN 50. Todavía es tiempo y momento para seguir desmenuzando lo que ocurrió en la edición dorada del juego magno de la NFL, pues a mi juicio hay mucho de qué hablar al respecto ya que sin duda fue uno de los mejores de la historia, o quizá el mejor, en cuanto a desempeño de defensivas.

Comencemos por decir que aquel viejo adagio que dice que “las ofensivas llenan estadios, y las defensivas ganan campeonatos” funcionó en realidad con Denver y qué mejor que con un Peyton Manning bastante disminuido como motor de la defensiva de su equipo, aunque irónicamente él encabeza la unidad de ataque y es uno de los mejores de la historia en eso.

Los números de Manning, tal como señalé aquí hace tres días, lo harían ver en ese juego como un quarterback promedio o del montón, errando pases que antes fueron pan comido para él y con una visible falta de fuerza en su brazo que lo hizo famoso y millonario, pero éste es un deporte de equipo y si a una mesa le quitas una de sus cuatro patas no necesariamente terminará por caer.

Von Miller fue el más valioso del partido, pero bien pudieron repartir el premio entre varios jugadores defensivos de los Broncos que en base a cargas sobre Newton y presión sobre los receptores terminaron por dejar en entredicho el potencial real de las Panteras de Carolina, equipo que merecidamente llegó al gran domingo, pero adoleció de algo muy valioso.

A Carolina le faltó humildad y experiencia para manejar la presión del tercer juego con mayor audiencia televisiva de la historia de la NFL y toda la TV estadounidense, creyeron que el camino había sido tan fácil y el Súper Tazón no sería menos, pero enfrentaron lo que quizá nunca pudieron entender: a una de las mejores defensivas de la historia.

No me atrevería a decir que los Broncos del domingo pasado son la mejor defensiva de todos los tiempos y por arriba de la de Chicago en el Súper Tazón 20 pues para tal efecto habría que ver si esa circunstancia exitosa continúa al menos un par de temporadas más, pero sí creo que fue una de las mejores defensas en la historia del Súper Tazón.

Honor silencioso para Wade Phillips, coordinador defensivo de Denver, uno de los mejores de la liga, cuyo padre fue un gran entrenador con los desaparecidos Petroleros de Houston con los que dos veces se quedó a la orilla del gran domingo de la NFL. Hasta el martes con otros temas y otras cosas. Gracias.

 

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades