Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
COLUMNA
El Fanático
Noche Mágica
Gerardo Osorrnio
11/04/2016 | 7:52 PM
Marcar como favorita
DATO DEL DIA: El beisbol de Ligas Mayores implantó la revisión de jugadas en video desde hace varias temporadas, pero desde 2012 se revisan en una central localizada en Nueva York; en el hockey de la NHL sucede algo similar pero la revisión de jugadas se hace en una oficina de la liga situada en Toronto Canadá.
KOBE BRYANT. Mañana alrededor de las 8:30 de la noche, en horario de Sinaloa, estará comenzando el último juego en la carrera de uno de los más brillantes jugadores que hayan llegado a la NBA en cualquier punto de la historia, un hombre no exento de polémicas ni situaciones penosas pero que supo siempre salir adelante y con la cabeza en alto cada vez.
Kobe Bryant pasó directo de la preparatoria al basquetbol profesional sin ni siquiera voltear a ver la posibilidad de una experiencia universitaria tanto académica como deportivamente, un salto que ya algunos han dado pero que sigue siendo privilegio de gigantes salir airoso de tan difícil y exigente aventura; quizá el factor que más le ayudó en esto fue que su padre jugó en la NBA y fue profesional en Italia durante muchos años que Kobe vivió a su lado.
A partir de mañana sobrarán espacios con sus números y el recuerdo de sus noches de gloria, siempre enfundado en el uniforme de los Lakers, llenando con creces y sin quedar a deber espacios que ocuparon otras leyendas en ese mismo equipo, como Wilt Chamberlain, Kareem Abdul-Jabbal, el Magic Johnson y James Worthy, solo por mencionar a algunas de varias decenas que han hecho grande a la franquicia.
Alguna vez lo acusaron de violar a una dama en Colorado, trance del que fue declarado inocente pero luego de vivir meses de extrema tensión en los que su carrera se vio en peligro igual que su libertad; pero al margen de esto, mañana hay que ponernos de pie y aplaudir para dar un adiós digno a una de las más grandes figuras de la historia del basquetbol de todo el mundo; gracias Kobe.
TEMPORADA DORADA. Simultáneamente al juego del Jazz y los Lakers de mañana se estará jugando más al norte en California un duelo histórico por varias razones entre Golden State y Memphis, en el que el primero buscará su victoria 73 en esta temporada, algo que nunca nadie ha conseguido.
Los Toros de Chicago a mitad de los noventa, con el liderazgo de Michael Jordan, lograron una campaña con solo 10 derrotas y los Guerreros hoy apenas suman nueve, situándose a un triunfo de una de las marcas que parecían imposibles de ser igualadas cuando se implantó y años después Jordan dijo adiós.
Curry no es Jordan, le falta largo trecho, pero definitivamente el basquetbol es un deporte de equipo no de individuos, y este gran jugador podría mañana meter a Golden State a la historia más aún; en definitiva mañana el basquetbol vivirá una jornada inolvidable. Hasta el viernes. Gracias.
 
gerardo.osornio@gmail.com
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades