Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
COLUMNA
El Fanático
Vacíos
Gerardo Osornio
25/04/2016 | 9:14 PM
Marcar como favorita
DATO DEL DIA: Cuando la NFL y la desaparecida AFL convivieron simultáneamente en los años sesenta, el draft para elegir prospectos egresados de la NCAA se convertía en una guerra en la que para evitar que la liga rival firmara a algunos jugadores, éstos eran casi secuestrados por semanas y recluídos en moteles de pueblos semidesiertos y hasta en las casas de los dueños de equipos.
VACÍO LEGAL. En el viejo Estadio de los Veteranos en Filadelfia existía una sala que servía como juzgado e incluso había unas pequeñas celdas, todo habilitado de manera legal y reglamentaria cuando se usaba el estadio para juegos de futbol americano o beisbol, y sólo así pudieron detener en los años ochenta y hasta que el escenario dejó de usarse, los pleitos y desmanes que fueron comunes hasta los años setenta en ese espacio público.
Además de lo anterior, las sentencias, multas y arrestos que el juez de barandilla que operaba en aquel estadio dictaba, eran completamente legales y se ejecutaban durante los partidos y un par de horas después, al término de lo cual los peleoneros arrestados y ebrios con afán de molestar eran trasladados a cárceles formales para que cumplieran su sanción, pero todo iniciaba con un equipo de seguridad y una presencia policiaca adiestrada para actuar y con un criterio bien definido de lo que no se permitía en ese escenario.
Tal vez esa experiencia debería ser copiada en los estadios mexicanos, especialmente en los del futbol, donde es muy común ver batallas campales como la ocurrida el sábado pasado por la noche en Torreón entre aficionados de Tigres y Santos, donde seguramente no habrá detenidos, ni multas ni sanciones, quizá en el mejor de los casos se hará un señalamiento a los equipos y a dos o tres inadaptados que el video muestre en flagrancia.
El vacío de autoridad y legal que impera en nuestro país y que es origen de muchas injusticias que luego son defendidas por grupos de derechos humanos, surgen precisamente porque no hay reglamentos precisos y mucho menos preparación ni criterio de parte de los cuerpos policiacos, y los estadios deportivos no son excepción, pues se tiene el pobre argumento de la pasión, que no justifica nada.
VACIO ESTOMACAL. Seguramente los aficionados de los Guerreros de Golden State sintieron un hueco en el estómago cuando ayer se confirmó la lesión de Stephen Curry y que lo mantendrá fuera al parecer por dos semanas al menos, con lo que la posibilidad de que el equipo citado refrende su campeonato se vuelve remota.
Pasarán la primera ronda sin problema, pero la segunda sin Curry se ve muy complicada, pues bien podrían soportar algunos partidos pero difícilmente ganarían alguna serie, y es siempre lo que sucede cuando un equipo a pesar de ser precisamente eso, depende de un solo hombre. Hasta el viernes. Gracias.
 
gerardo.osornio@gmail.com
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades