Entrar
 Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Jornada Nacional de Protesta
El mejor homenaje a Javier Valdez es no callarnos
Con motivo de la Jornada Nacional de Protesta por un año de impunidad del homicidio del periodista, Alejandro Almazán y Guillermo Osorno ofrecieron una conferencia magistral en Los Mochis
Carlos Bojórquez
13/05/2018 | 12:36 AM
Marcar como favorita
Foto: Carlos Bojórquez

LOS MOCHIS._ Con motivo de la Jornada Nacional de Protesta por un año de impunidad del homicidio de Javier Valdez, los periodistas Alejandro Almazán y Guillermo Osorno ofrecieron la mañana de este domingo una conferencia magistral en la Plazuela 27 de Septiembre de Los Mochis.

Almazán inició su participación recordando al periodista sinaloense, a quien conoció cuando vino a Culiacán para hacer una crónica sobre cómo es reportear desde la ‘cueva del lobo’, sobre cómo Ríodoce se atrevía a hacer periodismo ‘valiente’ en uno de los estados más violentos.

 

 

“Me siento muy raro, porque generalmente cuando yo llegaba a Sinaloa, siempre llegaba a Culiacán y al que le hablaba era Javier, y pues a lo mejor a esta hora ya estuviéramos en El Guayabo… Para mí es muy raro no estar con él. Es una ausencia brutal”, externó.

Osorno señaló que tras la muerte de Valdez, el gremio se organizó para realizar un encuentro nacional denominado ‘Agenda de Periodistas’, que logró reunir a 381 periodistas para discutir sobre medidas a tomar para tratar de frenar la violencia hacia la labor periodística y la libertad de expresión. Y se sigue trabajando en ello.

Alejandro Almazán estudió Ciencias Políticas y Sociales en la UNAM, ha sido miembro fundador de diversos medios, ha trabajado en los periódicos Reforma y El Universal, y actualmente colabora en la revista Gatopardo, en Grupo Milenio y el diario El Mundo de España. Ha ganado tres veces el Premio Nacional de Periodismo en la categoría de crónica, así como el Premio García Márquez y el Premio Fernando Benítez.

Guillermo Osorno, estudió Periodismo en la Universidad de Columbia, fue reportero de investigaciones especiales en el periódico Reforma y editor de reportajes en la revista Letras Libres; desde 2006 es editor de Gatopardo.

Ambos coincidieron en la necesidad de seguir haciendo un periodismo valiente, más cercano a la gente, y buscar una mayor unidad del gremio.

“Vengo a decirles que sigamos con el periodismo. El mejor homenaje que le podemos hacer a Javier es no callarnos”, instó Almazán.

“Se acabaron las exclusivas, chao, hay que trabajar en equipo para poder hacer mejor periodismo. Ya llegará el momento de las exclusivas, pero hoy no, hoy estamos en una guerra, nos están matando”, agregó.

Señalaron que el periodismo ha perdido credibilidad por culpa de la ‘prensa vendida’ y los ‘periodistas de televisión con narrativa oficial’.

“También le hemos fallado a la gente, porque empezamos a hablar más de los políticos que de la gente. Ya no hay ese periodista que va a la casa de alguien y le pregunta cuáles son sus problemas, hoy el periodismo se hace nomás poniéndole la grabadora a los políticos, y además, ni les creemos”.

Los dos periodistas apuntaron que México es el segundo país donde es más difícil ejercer el periodismo, sólo superado por un país que está en guerra, y que según las organizaciones de protección de libertad de expresión, la mayor parte de las amenazas a periodistas vienen de funcionarios públicos.

Ante esto, consideraron necesario buscar el fortalecimiento gremial, el mejoramiento de las condiciones laborales, y el apoyo de la sociedad civil. Además, exaltaron el compromiso de medios como El Diario de Ciudad Juárez, el Semanario Zeta de Tijuana, y Ríodoce, por no mantenerse firmes en ese periodismo ‘valiente’ de investigación y denuncia.

“No dejemos que Javier muera, sigámoslo leyendo, Javier está ahí, conservemos su voz, porque creo que al final sus historias son fundamentales para entender mucho de lo que nos está ocurriendo”, sentenció Almazán.

 

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades